BOSQUEJOS
MANUEL SALAMANCA TORDESILLAS Y JOSE SANJUAN ARIZ NAVARRETA
POR D. RAMON FREIRE GALVEZ (2002)

INTRODUCCION

Portada Libro Bosquejos Ramon FreireDesde que allá por los años 1969/72, estuviese prestando mis servicios, como Auxiliar Administrativo en las oficinas de la empresa “Julio Sanjuán Lorente”, Fábrica de impermeables y Confecciones, posteriormente, como la mercantil anónima J.S.S.A, dirigidas en todo momento por Julio Sanjuán Lorente y Francisco J. Carrasco Sanjuán, así como por mis tareas en las oficinas del “Teatro Sanjuán”, de la que eran igualmente titulares los citados anteriormente, unido todo ello a mis labores auxiliares, en el bufete de abogado que, Francisco J. Carrasco Sanjuán, tenía abierto en el mismo inmueble donde estaba ubicado el Teatro, mantuve con ellos, no sólo una mera relación laboral y afectiva, sino que de los mismos adquirí conocimientos, que posteriormente, me ayudarían en el desarrollo de mi vida personal y profesional.

La cercanía respecto de dichas personas y sus negocios, junto con algún que otro rato libre, unido a mi curiosidad por la lectura, al visionado de algunas fotografías antiguas hechas por el “abuelo” y la presencia, en todos los despachos, de un retrato de dicho abuelo, DON JOSÉ SANJUÁN ARIZ NAVARRETA, pintado por el ecijano Arraz, creó en mi, una inquietud investigadora respecto de su vida, que las posteriores incidencias en la mía, a nivel profesional, dejaron dormidas.

Pero dichas inquietud, iba a ser despertada de la forma más inesperada, dado que desconocía lo que el destino me tenía reservado.

Ocurrió ello en el año de 1993, cuando me decidí a escribir la biografía de Don Juan N. Díaz Custodio, dado que de los documentos encontrados de dicho ecijano y ecijanista ilustre, denotaban cierta relación, no sólo de amistad, sino de enseñanza en el arte fotográfico, con D. Manuel Salamanca Tordesillas y José Sanjuán Ariz Navarreta.

Al primero, me acercó el conocer algunos datos junto con la foto de mi Primera Comunión en el año 1959. Al segundo, me llevaron los recuerdos de mi paso por los negocios que dejó a sus hermanos.

No puedo dejar de expresar igualmente mi agradecimiento, una vez más, a cuantos han colaborado conmigo, de forma de desinteresada y cariñosa; a la imprenta y al personal de la misma, por la calidad de esta edición; a los patrocinadores, que siempre los encuentro dispuestos para cualquiera de mis publicaciones y que sin su ayuda, sería imposible editar cualquier tipo de libro como el presente y ponerlo al alcance económico de cualquier bolsillo, que es siempre mi objetivo, porque con ello, y lo reitero una vez más y lo digo sinceramente, no deseo reconocimiento personal alguno, sino el dar a conocer la vida de personajes ilustre que engrandecieron nuestra Ciudad, como fueron sobre los que trata la presente publicación.

Por último, con independencia de la dedicatoria particular que lleva impresa la biografía de cada personaje, siento la obligación moral, sincera y cariñosa de dedicar el contenido total de este libro, a mi esposa y fiel compañera PILAR SANTA CRUZ AGUILAR y a mis hijos PILAR, RAMÓN J. y CARMEN MARÍA, en primer lugar por el tiempo que, una vez más, les he sustraído, y en segundo lugar, porque desde siempre, mucha más, en el caso de mis hijos actualmente, que por estos años en razón de su edad, han alcanzado la adolescencia plena, junto con su madre, no sólo comparten mis ilusiones ecijanistas, investigadoras y literarias, sino que me animan y prestan su leal colaboración, en el desarrollo y difusión de las mismas, hasta convertirlas en una realidad, como es el caso del presente libro.

EL AUTOR

Logo Web Infoecija