ECIJA EN SEPIA
POR D. RAMON FREIRE GALVEZ (2007)

DEL CALLEJERO ECIJANO

Dice el Real Diccionario de la Lengua Española, en lo que respecta al trabajo que me ocupa, que calle (Del lat. callis, ‘senda’): “es el espacio existente para transitar entre hileras de casas o a través de un pueblo”, aunque dicho nombre sirva también para definir, por ejemplo: “Espacio alargado que hay entre hileras de cosas análogas: en ese parque se puede ver una larga calle de abetos” o “En los juegos de ajedrez o damas, serie de casillas en línea diagonal en el primero, y diagonal y paralela a las orillas del tablero en el segundo: perdió su ficha al ponerla en la misma calle que su adversario.”.

Y como uso figurado: “La gente, el público en general como conjunto no minoritario que opina, desea, reclama, etc.: la calle empezó a hablar de las graves injusticias del monarca.” Conocido lo anterior, han sido muchas las veces, que muchos de nosotros, en lo que respecta al callejero de nuestro pueblo, nos hemos preguntado:

¿Qué significado tiene el nombre de aquella o esta calle? ¿Quién era el personaje cuyo nombre rotula aquella o esta calle? ¿Desde cuándo tiene aquella o esta calle dicha nominación?

Los nombres de las calles en nuestra ciudad, desde su creación, en algunas fueron impuestos de forma popular, por ejemplo: “Arroyo”, derivada por discurrir el cauce del citado arroyo por dicha calle; “Matadero”, por estar en la misma tal establecimiento y así en muchas más; en otras, dimanantes de los gremios establecidos en ellas, por ejemplo: “Cintería”, Zapatería”, “Platería”, etc.; también otras lo adquieren como consecuencia de quien residiera o lo que se encontrase ubicado en dicha calle, por ejemplo, la popular calle “Del Conde”, tomado de residir en la misma el Conde de Palma, las famosas “Puerta Osuna”, “Puerta Palma” o “Puerta de Estepa”, consecuencia de ser las entradas y salidas a los caminos por los que se llegaba a las poblaciones colindantes con nuestra Ciudad; otras, reciben el nombre por consecuencia directa de la iglesia o convento a cuya collación pertenecía, “Santa Cruz”, “Santiago”, “Plazuela de los Remedios”, la “Concepción”, la “Victoria”, “Plaza de Santa María”, “Plaza de San Juan”, “Capuchinos”, “Santo
Domingo”, “San Francisco” etc.

El año de 1851 publica Juan María Garay y Conde, su obra titulada: “Breves apuntes históricos-descriptivos de la Ciudad de Ecija”, quien en el capítulo dedicado a la descripción de la Ciudad, su término y mejoras de que es susceptible, como conclusión de la obra, en lo que respecta a la nomenclatura de sus calles escribe:

“…Antes de entrar en detalles particulares de la población, debemos dar una idea de su división civil, establecida el año de 1816, para su mejor gobernación y policía. Hasta esa fecha, la nomenclatura de las calles era tradicional y tan confusa, que algunas solían conocerse por tres y aún más títulos; así es que la que hoy se denomina de Caballeros, se conocía por este nombre y además por los de Arco Real del Puente, Misericordia y Juan de Perea, y así otras muchas; no había azulejos que las designasen y la mal coordinada numeración de las casas era debida a los económicos efectos de una brocha mojada en almagre, que durante tanto cuanto le venía a las mientes al primer blanqueador que paseara con su escobilla de caña larga el dintel de las puertas; dedúzcase de aquí lo trabajoso que sería formar los empadronamientos y aposentar las tropas, tratándose de un pueblo de tanta extensión, situado en la carrera.

Por fin, el referido año diez y seis, se dividió la ciudad en cuatro cuarteles, y cada uno de estos en cuatro barrios, estableciendo otros tantos alcaldes que ayudasen a la autoridad, llevando a efecto sus disposiciones y bandos de buen gobierno; se sincoparon los larguisimos nombres de varias calles y se pusieron azulejos que designasen no sólo aquellos y la numeración de casas, sino también las parroquias, conventos, hospitales y demás edificios públicos y la situación de cada cuartel con sus barrios; como este útil trabajo subsiste en la actualidad, tal como entonces quedó establecido, marcaremos el radio que comprende cada uno de los cuatro primeros, y ya se sabe que dentro de cada uno se incluyen otros tantos barrios.

El primer cuartel, que contiene desde el uno al cuatro, principia en la esquina de las casas capitulares, sigue por la izquierda de la calle del Conde, Plazuelas de Puerta Cerrada y los Remedios, calle Portería, plazuela del Matadero, por el campo a la esquina de la calle Cambroneras y de Mendoza, plazuela de Puerta Osuna, izquierda de la calle Cintería a la Plaza Mayor y esquina de las casas capitulares, en que dio principio.

El cuartel segundo comprende los barrios, quinto, sexto, séptimo y octavo y principia en la Plaza Mayor, esquina de la calle Cintería, plazuela de Puerta Osuna, calle Mendoza y Cambroneras, por el campo y la calle Paseo, plazuela de Mesones, calles de Caballeros, Garcilópez y Valderrama, a la Plaza Mayor y esquina de la calle Cintería en que comenzó.

En el cuartel tercero se incluyen los barrios noveno, décimo, undécimo y duodécimo, y empieza en la esquina de la Zapatería, por los portales a las de las calles de Valderrama, Garcilópez y Caballeros, a la plaza de Mesones; da la vuelta por el campo hasta llegar a la plazuela del Valle y entra por la izquierda de las calles Mayor, Palma, Santa Cruz y Zapatería, hasta el punto en que dio principio.

Últimamente, el cuartel cuarto, comprende los barrios décimo tercero, décimo cuarto, décimo quinto y décimo sexto, partiendo desde la esquina de la plaza por las calles Zapatería, Santa Cruz, Palma y Mayor, dando la vuelta por el campo para entrar por la plazuela del Matadero, calle Portería, plazuela de los Remedios, Puerta Cerrada y calle Conde, hasta la esquina de la Zapatería, que es donde principiamos a deslindar este último cuartel, siendo una coincidencia rara que así como, en el tiempo de la reconquista de esta ciudad por Fernando III se partió el pueblo en forma de cruz, al establecer las cuatro primeras parroquias, esa misma figura, símbolo de nuestra redención, se tomase para el arreglo civil seis siglos después.

La división eclesiástica está reducida a seis collaciones, de las que pasamos a hablar con toda aquella extensión necesaria, para dar a conocer, no tanto las calles y plazuelas de cada una, como los edificios públicos o particulares que hay en ellas y convengan mencionarse en esta parte descriptiva de nuestra obra.”

Dentro de esa división eclesiástica a la que se refiere Garay y Conde, al finalizar la descripción en cada una de las seis parroquias, respectivamente, incluye todas y cada una de las calles que pertenecen a cada collación, así como los números y casas que forman parte de cada calle (aunque no nos resulte extraño de que la misma calle figura incluida en dos collaciones al mismo tiempo, consecuencia de que la acera izquierda pertenece a una y la derecha a otra); calles que, para su conocimiento, las relacionamos dentro de cada parroquia a la que pertenecían y en el mismo orden que el autor lo hace en la publicación referenciada.

SANTA CRUZ

Aceites, Adarve, Aguayo, Almonas, Alonso, Antequera, Almorrón, Azacanes, Azofaifo Bachiller, Beatas, Curtidores, Cárcel, Calzada, Caleros, Carrera, Carmen, Cruz Verde, Comedias, Carmona, Caus, Dos Pozos, Eslava, Espada, Espíritu Santo, Gonzalo, Garcilaso, Herrera, Jovar, Julianes, Lebrija, Lozas, Luna, Merinos, Mayor, Moleros, Malaliño, Marroquíes, Morería, Moral, Naranjillo, Nueva, Negros, Oñate, Palma, Pilar, Puerta Nueva, Peso, Pozo, Pilarejo, Pulgosa, Peñuela, Parralejo, Pardos, Prietos, Reloj, Rosales, Rui-martin, Recogidas, Ramos, Rosario, Saltadero, Surcideras, Sevilla, Salto, Sumideros, Santa Inés, San Cristóbal, Sta. Catalina, Sta. Cruz, Sta. Florentina, San Pablo, Tarancón, Trascampanario, Tres Cruces, Tello, Vélez, Vega, Vivancos, Zamorano, Zayas.

Pertenecían a la collación de la Parroquia de Santa Cruz, un total de 81 calles, que albergaban 774 casas. Igualmente a dicha collación, pertenecían en la fecha que nos ocupa, 4 Plazuelas, denominadas: De Quintana, con 4 casas; De Sto. Domingo con 2 casas; de Santa Cruz con 3 casas y la de San Agustín, donde no existía ninguna.

SANTA MARIA

Avendaño, Almenillas, Bellidos, Barba, Bernardino, Bujeras, Beneficiados, Benito, Cintería, Conde, Carrera, Capuchinos, Carmen, Compañía, Caza, Cabilla, Carmelitas, Doctrina, Elvira, Flores, Guadalajara, Garcilaso, Gameras, Huerto, Yepes2 , Moral, Marquesa, Mortecina, Mandoble, Morería, Marroquíes, Portería, Parteras, San Agustín, San Francisco, San Gregorio, Rueda, Recogidas, Soria, Zapatería.

Pertenecía a la collación de la Parroquia de Santa María, un total de 40 calles, que albergaban 445 casas. Igualmente a dicha collación, pertenecían en la fecha que nos ocupa, la Plaza Mayor con 12 casas; Plaza de Abastos con ninguna casa; la Plazuela de Puerta Cerrada con 12 casas, la de los Remedios con 6 casas; la de Santa María con 9 casas y la del Matadero con 6 casas. 2 No sabemos si el error es de Garay y Conde o del impresor, dado que a pesar de seguir un orden alfabético, la calle Yepes aparece inserta en el lugar corresponde a la LL, cuando debería estar en el de la Y, por lo que hemos respetado sic lo transcrito.

SANTA BARBARA

Aguabajo, Almatriche, Albardería, Bañales, Cintería, Cadenas, Caballeros, Castril, Dávila, Estudio, Fama, Franco, Galindo, Garcilopez, Garcilaso, Garcijerez, Mármoles, Melgar, Odrería, Pelota, Picadero, Platería, Regidor, San Bartolomé, San Francisco, Torcal, Valderrama.

Un total de 27 calles que daban cobijo a un total de 171 casas, más 27 casas correspondientes a la Plaza Mayor.

SAN JUAN

Arquillos, Baños, Berbisa, Bodegas, Corraladas, Caballeros, Comedias, Cordero, Delgadillo, Dávila, Estudio, Hernán Pérez, Horno, Jurado, López, Lucas, Merinos, Nájera, Ostos, Pelota, Platería, Pedregosa, Puerta Nueva, Rejano, Rejón, Santa Lucía, Sinoga.

27 calles con un total de 171 casas, más la Plazuela de los Mesonres con 23 casas y la de San Juan con 9.

SAN GIL

Alcázar, Arabella, Barquete, Céspedes, Calderón, Huerta, Luque, Mostaceros, Merced, Puente, Paseo, Picadero, Reina, Rojas, Sol, San Antonio, San Marcos, Santa Brígida.

Un total de 18 calles que daban albergue a 168 casas; a dicha collación también pertenecían las Plazuelas de Mesones con 1 casa y la de San Gil con 4.

SANTIAGO

Alberto, Alamillo, Algeciras, Arahales, Arroyo, Bataneros, Barquete, Barrasas, Bermuda, Cestería, Cabriteros, Coronado, Cambroneras, Cecilia, Capilla, Cordobés, Cañaveralejo, Cava, Empedrada, Emparedamiento, Estepa, Fiel, Guerra, Gregorio, Hospital, Henchidero, Huseras, Leonis, Leonor, Lebrón, Mendoza, Marchena, Maestre, Maritorija, Merced, Navajas, Padilla, Paez, Pardillo, Portería, Palomar, Paloma, Pozo Seco, Rinconada, Salas, Sayaleros, Victoria, Villarreal, Ventorrillo, Vacas, Viciosos, Zapateros.

Un total de 53 calles con 672 casas, más 18 casas de la Plazuela de Puerta de Osuna y 1 casa de la Plazuela del Matadero.

Haciendo un resumen de lo anterior, encontramos que, al año de 1816, Ecija contaba con un total de 246 calles, más las plazuelas referenciadas y un total de 1.267 casas. Posteriormente, el propio autor, a la fecha que escribe (1851) reseña:

“…El área o planta de Ecija es un polígono que comprende doscientas cuarenta y ocho fanegas de cuerda, ósea dos millones doscientas setenta y tres mil seiscientas sesenta y cuatro varas cuadradas superficiales, en cuyo radio se comprenden dos plazas, doce plazuelas, doscientas treinta y seis calles, dos mil quinientas treinta y tres casas, más setenta agregadas a las mismas, siete mil setenta y seis vecinos y veinte y tres mil cuatrocientas treinta y cinco almas; hay además setenta y dos casas ruinosas, cuarenta y dos solares, ciento treinta y siete accesorias, cuarenta y nueve cocheras, once hornos de pan, catorce tejares y alfarerías, dos atarazanas para la labranza de cáñamo, trece posadas, cuatro molinos de aceite, sesenta y siete cortijuelos y quince huertos; desde el año de mil ochocientos diecinueve hasta el día se han demolido cuatrocientas diez casas, para aprovecharse sus dueños de los materiales…”

Como nota curiosa que aparece en dicha publicación y que merece la pena ser reseñada, relativo al número de sacerdotes y monjas que residían al año de 1851 en Ecija, aportamos el siguiente particular:

“…Como queda expresado, consta la división eclesiástica de seis Parroquias, cinco conventos de monjas, diez iglesias abiertas al culto de conventos de regulares suprimidos y trece capillas. El número total de presbíteros ordenados in sacris es de setenta y ocho individuos, más veinte y cinco capellanes de ordenes menores y setenta y dos religiosas; cantidad diminuta, si se compara con los que había el año de mil setecientos cincuenta y uno, según el informe dado por este Ilustre Ayuntamiento a petición del Gobierno en 26 de Abril de dicho año, que tenemos a la vista; entonces había en Ecija doscientos treinta eclesiásticos seculares, quinientos cincuenta y siete regulares y trescientas ochenta y nueve monjas, cuyo total de mil ciento setenta y seis individuos, supercrece en mil y once a los que hay en el día de uno y otro sexo…”

En el año de 1865, cuando se publica el “Anuario Ecijano”, del que fueron autores D.M.G. (Don Mariano Casaubón) y D.A.G., se hace constar por los mismos que:

“…de sus calles en número de 233 y 27,216 habitantes según el último censo que se formó en 1861…”. Es preciso aclarar, que cuando estos autores relacionan las calles por orden alfabético, finalizan totalizando 228 calles y observamos que, con relación al callejero que incluye Garay y Conde, no aparecen (porque desaparecieron de 1851 a 1865) las calles Calderón, Céspedes, Mandobles, Prietos, San Antonio (esta vuelve a aparecer en 1889 como veremos más adelante), Sayaleros, Sinoga, Sol, Vega y Vivancos y por el contrario, como nuevas en dicho callejero, aparecen las de Olivares (con salida a calle Fama), Cerro Pólvora (salida a calle Victoria) y Rehoya (con salida a Matadero).

En el año de 1889, El Ayuntamiento de Ecija publica y edita las “Ordenanzas Municipales”, impresas en Sevilla, Establecimiento tipográfico de “El Progreso”, c/San Eloy nº 43, haciendo constar en su introducción:

“…Las actuales Ordenanzas redactadas en 1875 con arreglo a la Ley Municipal entonces vigente y a las especiales con las que deben estar en armonía, se han hecho insuficientes por las modificaciones que estas han sufrido, y por la mayor y más esmerada reglamentación que hoy exigen los servicios municipales…La Comisión ha tenido presente el proyecto de Ordenanzas Municipales de la Villa de Madrid y las aprobadas de Sevilla, Valladolid, Bilbao y San Sebastián, así como las presentadas como modelo en la excelente obra Prontuario de la Administración Municipal, de D. Eusebio Freixá y Rabasó…Ecija 24 de Diciembre de 1888.- Pablo Coello y Díaz.- José Martín Ríos.- Cándido Elías y Ruiz.- José Jiménez Alcázar.- Manuel Martín Ríos.”

Dichas Ordenanzas, dentro del Título I, POLICIA DE ORDEN, Capítulo I, referido al término municipal de Ecija y su división, en sus artículos 4º y 5º, hacen referencia al callejero de Ecija, como sigue:

“Art. 4º.- La división eclesiástica de la ciudad de Ecija, comprende seis Parroquias, que son: Santa Cruz, Santa María, Santa Bárbara, San Juan, San Gil y Santiago.

Art. 5º.- La división eclesiástica únicamente se tendrá en cuenta, por ser la más conocida, para los avisos de incendios determinados en los arts. 271, 272, 273, 274 y 275 de estas Ordenanzas y quedará adoptada como definitiva, a pesar de las variaciones que la jurisdicción eclesiástica pueda introducir en lo sucesivo.

Art. 6º.- Los apéndices que detallan la división administrativa, rural y eclesiástica de la ciudad y término municipal de Ecija, formarán parte de estas Ordenanzas.”

Al final de dichas Ordenanzas, dentro del APENDICE PRIMERO, se relacionan las: “Calles que comprenden los distritos y barrios de la Ciudad de Ecija”, según su división administrativa a que se refiere el art. 6º.

DISTRITO DE LA CARCEL

BARRIO 1º.- Arahales, Bataneros, Beneficiados, Benito, Bernardino, Duque de la Victoria, Fiel, Guerra, Hospital, Lebrón, Leonis, Mandoble, Marchena, Navajas, Pardillo, Plaza (Mayor) números 50 y 51, Plaza de Puerta Cerrada, Plaza de Puerta Osuna, Plaza de Santa María, Tetúan y Zapateros.

BARRIO 2º.- Alamillo, Algeciras, Arroyo, Barrazas, Cabristeros, Cañaveralejo, Capilla, Cecilia, Cordobés, Empedrada, Fuentes de Andalucía, Maestre, Paez, Paloma, Palomar, Plaza del Matadero, Plaza de los Remedios, Salas, Sucia, San Benito, Ventorrillo, Victoria, hasta la de Zapateros, comprendiendo en los números impares hasta el 31 y en los pares hasta el 32.

DISTRITO DE SANTA CRUZ

BARRIO 3º.- Almenillas, Bachiller, Calzada, Cárcel, Carmelitas, Carrerra, Cavilla, Compañía, Doctrina, Eslava, Lebrija, Luna, Marquesa, Marroquíes, Moleros, Morería, Palma, Pardo, Plaza (Mayor) números 2 y 3, Plaza de Santa Cruz, Ramos, Recogidas, Saltadero, Sevilla, Santa Catalina, Santa Cruz, Santa Florentina, Tello, Zapatería, Zayas y Zurcideras.

BARRIO 4.- Antequera, Avendaño, Azofaifo, Barba, Bellidos, Bujeras, Carmen, Cruz Verde, Flores, Gameras, Guadalajara, Huerto, Moral, Parteras, Pozo, Rosales, Soria, San Agustín, San Gregorio y Yepes.

DISTRITO DE LA CONCEPCION

BARRIO 5º.- Aceites, Aguayo, Azacanes, Curtidores, Dos Pozos, Julianes, Mayor, Merinos, Naranjo, Peñuela, Peso, Ruimartin y Tarancón.

BARRIO 6º.- Beatas, Caleros, Caus, Espada, Herrera, Jovar, Lozas, Malaliño, Nueva, Pilar, Pulgosa, Reloj, Salto, Sumideros, San Cristóbal, Santa Inés, Tres Cruces, Velez y Zamorano.

DISTRITO DEL TEATRO

BARRIO 7º.- Adarves, Almonas, Arquillos, Berbisa, Bodegas, Carmona, Comedias, Corraladas, Delgadillo, Hernán Pérez, Horno, Jurado, López, Lucas, Nájera, Ostos, Pacheco, Parralejo, Pedregosa, Pilarejo, Plaza (Mayor) desde el nº 4 al 15, Puerta Nueva, Rejano y Rosario.

BARRIO 8º.- Aguabajo, Albardería, Alonso, Caza, Espíritu Santo, Garcilaso, Gonzalo, Mortecina, Oñate, Plaza de Quintana, Plaza de Santo Domingo, San Francisco, San Pablo, Trascampanario y Vega.

DISTRITO DE ALCOLEA

BARRIO 9º.- Alcázar, Baño, Caballeros, desde el número 35 y 30 al final, Cadenas, Céspedes, Cordero, Estepa, Estudio, Fama, Garcilópez, Juan de Angulo, Mostaceros, Olivares, Pelota, Picadero, Platería, Plaza (Mayor) desde el número 16 al 24, Plaza de San Gil, Plaza de San Juan, Regidor, Rejón, Rojas, San Antonio, San Marcos, Torcal y Valderrama.

BARRIO 10º.- Arabella, Barquete, Calderón, Henchideros, Huerta, Luque, Merced, Paseo, Plaza de Mesones, Puente, Regina, Santa Brigida, Sol y Vidal.

DISTRITO DE LA INCLUSA

BARRIO 11º.- Almatriche, Bañales, Caballeros, desde los números 1 al 33 y 2 al 28, Castril, Cava, Cintería, Elvira, Franco, Galindo, Garcijérez, Leonor, Mármoles, Melgar, Odrería, Plaza (Mayor) desde el número 25 al 49), Rueda y San Bartolomé.

BARRIO 12º.- Albertos, Bermuda, Cambroneras, Cerro de la Pólvora, Cestería, Coronado, Emparedamiento, Gregorio, Huceras, Maritorija, Mendoza, Padilla, Pozo Seco, Rinconada, Vacas, Viciosos, Victoria, desde las calles Zapateros y Salas a la Iglesia, Villarreal y Villate.”

La anterior división administrativa, que se recoge en las precitadas Ordenanzas Municipales de 1889, reduce a doce barrios, los dieciséis que contemplaba la división de 1816 (cuatro cuarteles y dentro de cada uno de ellos cuatro barrios), si bien mantiene la división eclesiástica dentro del Apéndice Tercero, relacionando todas las calles tal como las hemos recogido de la publicación de Garay y Conde, anteriormente reflejada, con la excepción de que, a la fecha de la publicación de dichas Ordenanzas, ya no existían en Ecija, las calles conocidas como, Calderón, Capuchinos, Dávila, Naranjillo, Negros, Portería, Prietos, Recogidas, Sayaleros, Sinoga, Sol, Vega y Vivancos (algunas de estas en 1865 tampoco ya aparecían, como menciona la publicación anteriormente citada de el Anuario Ecijano).

El siguiente callejero del que hacemos uso para esta publicación y quizás el más completo, por su contenido y curiosidades respecto del trabajo que nos ocupa, es el que, como Apéndice, aparece dentro de la obra “Bosquejo Histórico de la Ciudad de Ecija”, del que fueron autores el Presbítero Don Manuel Varela y Escobar y el Letrado Don Antonio Tamariz-Martel y Torres, editado en Imprenta Juan de los Reyes, c/San Francisco 12 de Ecija, año de 1892.