AYER Y HOY DE LAS HERMANDADES Y COFRADÍAS ECIJANAS
POR D. RAMON FREIRE GALVEZ – 2002

2º.- DE LAS PUBLICACIONES ENCONTRADAS

Lo que sigue, está recogido, literalmente, de las informaciones contenidas en publicaciones sobre nuestra Ciudad, al referirse las mismas a Iglesias y Conventos religiosos existentes en Ecija, en cuyo momento, el autor, hacía referencia a las Hermandades o Cofradías que tenían su sede en dichos edificios religiosos, siendo en ocasiones más o menos extensas, pero que nos demuestran, a la fechas de las citadas publicaciones, la pervivencia de las mencionadas Hermandades y Cofradías. Por ello, se hace necesario seguir el orden cronológico de dichas publicaciones.
     La primera publicación donde aparecen noticias relativas a las Hermandades ecijanas, es un libro, en el que, haciendo un estudio sobre el origen, antigüedad, escudo, conventos, monasterios, y, en definitiva, sobre la Ciudad de Ecija, se escribe en 1629 por el Padre Martín de Roa, Jesuita, que fue rector del Colegio San Fulgencio de Ecija, cuyo único original de dicha fecha que yo he visto, bajo el título “Ecija, Sus Santos y su antigüedad, Eclesiástica y Seglar”, se encuentra en la biblioteca de la Iglesia Parroquial de Santa María de Ecija.
     La mencionada publicación, gracias a Juan de los Reyes, ecijano, con imprenta que regentaba en calle San Francisco, fue reeditada en el año 1890 y de la que llegó a algunos ecijanos del año 2001 una fotocopia que hemos conservado como “oro en paño”, y que quien escribe, ha conseguido reeditarla nuevamente en el año 2001, ampliándola y actualizándola, así como ilustrándola con diversas fotografías sobre las iglesias, torres y conventos a los que se refería en 1629 el jesuita Padre Martín de Roa, cuyo libro, no me cansaré nunca de decirlo, ha sido fuente permanente como legado cultural para cuantos hemos escrito sobre Ecija con posterioridad a la citada fecha.
     Concretándome a dicha publicación, en la misma, a pesar de que en el citado año de 1629, las Cofradías ecijanas contaban ya con mas de cincuenta años de antigüedad “oficial”, el jesuita Martín de Roa solamente se refiere a dos de ellas (cuando escribe sobre el convento de Nuestra Señora de la Merced), concretamente, a la procesión de “Ntra. Señora de la Piedad y Exaltación de la Cruz”, donde hace referencia a la de “Vera-Cruz”, pero que, para mayor ilustración, preferimos transcribir literalmente el referido particular:

“CAPITULO VII.- CONVENTOS DE RELIGIOSOS QUE HAY EN ESTA CIUDAD…V – El de Ntra. Señora de la Merced; según los papeles de su archivo, tuvo principio el año 1509, el 25 de Marzo; día solemnísimo en que Dios se hizo hombre; fue muy debido que en él se fundase casa a su Madre, para honra de ambos y amparo y consuelo de esta Ciudad. Fundólo el Bachiller Fray Alonso de Godoy, Comendador entonces del Convento de Huete, que era por este tiempo una sola provincia Andalucía y Castilla. El sitio fue el Mesón que se llamaba de Foronda; nombre por el que es conocido aun ahora entre los viejos, frente a la puente del Genil, entre los dos caminos de Córdoba, el arrecife y el de Guadalcazar. La cruz que hoy se ve, algo apartada de la puerta del Mesón, memoria y señal es de la iglesia del Convento, que estuvo en aquel lugar. Labróse suntuosamente con el socorro de muchas limosnas, que cada día ofrecía la singular devoción con que era frecuentado su templo, a reverenciar la imagen de la Santísima Virgen que para él dieron sus fundadores los Condes de Palma, a cuya piedad debe mucho esta ciudad.
     En este Convento tuvieron principio las procesiones llamadas de sangre, saliendo de allí la primera que hubo en Ecija, con título de Ntra. Señora de la Piedad y Exaltación de la Cruz. Mudado el Convento, como diremos, esta se repartió en dos; la una pasó al Convento de S. Francisco, con apellido que hoy lleva de la Vera-Cruz ; la otra perseveró en su primera casa con el antiguo título de Ntra. Señora de la Piedad, y guarda hoy su acostumbrada estación el Jueves Santo a las diez de noche.
     Perseveró en dicho sitio el Convento treinta y cuatro años, hasta el 1543, en que el río Genil, rompiendo el seto de sus riberas, tan furioso embistió los edificios vecinos, que puso en grande aprieto el lugar. El que más padeció de su furia fue este Convento, en manera que de todo él no restó en pie sino solo la iglesia, en cuyo coro salvaron las vidas los religiosos, habiendo llevado consigo la santa imagen con algunas reliquias y el Santísimo Sacramento. Por esta causa al año siguiente, 1545, el maestro Fray Diego de Góngora, Comendador en aquella sazón, con catorce religiosos se trasladó al sitio que ahora tiene en el Altosano, entrándose en una posesión de casa y un horno que allí tenían. Por la vecindad se intentó pleito el Convento de los Mínimos del glorioso Patriarca S. Francisco de Paula, por seis años enteros, hasta que se ejecutorió en favor de los que poseían en la Rota de Roma. Es hoy uno de los Conventos más graves de su Provincia, y Casa Capitular alternativamente con el Convento que la Provincia señala. Por esta causa el Comendador de esta casa es por constitución de su orden Vicario principal, siempre que por cualquiera ocasión vaca el oficio de Provincial antes de cumplir el trienio, con facultad de llamar a Capítulo y presidir en él si no asistiere su General. La fábrica de su templo, con lo que de nuevo se ha enriquecido, es de las más insignes de su Provincia.”


     La siguiente publicación donde se hace una relación, con mayores detalles, de algunas Cofradías ecijanas, es la titulada “Grandezas de Ecija, Adición al Libro Ecija y Sus Santos”, de la que fue autor el Ldo. Andrés Florindo en 1632, cuya edición fue reeditada, igualmente por el impresor ecijano Juan de los Reyes Sotomayor en 1893, y de la que me ha llegado por suerte un ejemplar.
     Es en la parte Cuarta de dicho libro, donde el autor, el Ldo. Andrés Florido, al tratar de las fundaciones de algunos conventos ecijanos, de sus patronos, de sus capillas y dotaciones, así como sobre varias de sus parroquias y “cosas memorables”, menciona a algunas de dichas cofradías ecijanas, concretamente y transcribiendo literalmente los particulares donde hace referencia de las mismas, son las siguientes:

“II.- DEL CONVENTO DE SAN FRANCISCO, QUIENES FUERON SUS FUNDADORES Y CUÁNTAS SUS CAPILLAS Y DOTACIONES: ...En el patio primero, que sale a la plaza, hay dos capillas de dos Cofradías; la una de la Vera-Cruz, es de muy buen edificio; tiene sedas muy lindas para su adorno, mucho número de cofrades, que con sus limosnas la tienen rica; piedad que satisface en la muerte de cada uno, a quien se le dicen muchas misas. Sale de aquí una procesión muy lucida el jueves santo, de mucha disciplina de sangre, con muy devotos pasos de la Pasión; muchas luces de adorno y ostentación, palio y estandarte de tela, que todo recambia en mayor honra de Dios y aumento de su divino culto.
     La de la Limpia Concepción de Nuestra Señora, si menor en sitio, no en costosa fábrica, por ser toda de curiosas yeserías, con muy buenos cuadros; y en el altar mayor de esta capilla está un retablo de madera, conforme a la capacidad del sitio, dorado con mucho primor y costo. Sale de aquí el miércoles santo una procesión de disciplina desangre, muy copiosa y con mucho adorno de música y cera, pasos devotos, que mueven mucho a que todos lo queden con tan viva representación de la Pasión de Nuestro Señor…”
     “IV.- OTRAS CAPILLAS Y FUNDACIONES, ASÍ EN CONVENTOS COMO EN PARROQUIAS: …La de S. Gil, que está en el Alcázar, tiene cuatro capillas no pequeñas…Otras dos hay al lado derecho del altar mayor, que es en otra nave; es de los hermanos de S. Roque, cofradía de disciplina que sale el lunes santo y celebre en los tres días Carnestolendas la festividad del Santísimo Sacramento, de las cuarenta horas, con mucha autoridad, gasto y concurso de gente muy devota…”
     “V.- DE LOS CONVENTOS DE SAN FRANCISCO DE PAULA, S. AGUSTIN, DEL CARMEN, CALZADOS Y DESCALZOS, Y DE SUS CAPILLAS Y DOTACION: …El Convento del glorioso S. Francisco de Paula, de frailes Mínimos en el nombre, pero muy grandes oficiales en la iglesia católica, ya habemos dicho de sus nobilísimos patronos, instituciones y capillas mayores…En la capilla de la columna y Sangre de Cristo, cofradía de hermanos de disciplina, una fiesta de misa y sermón el día de año nuevo, otra el día de la Asunción, otra por las almas de los difuntos; por cada hermano el día de su entierro diez y ocho misas y una cantada; otras tres fiestas los días de Nuestra Señora de la Encarnación, Natividad y de la O….
     El Convento del patriarca S. Agustín, habiendo sido primero inmemorial ermita, se le adjudicó a los religiosos de esta sagrada orden; ellos donaron la capilla mayor a Juan de Henestrosa, el nieto…Tiene esta iglesia dos capillas colaterales, inmediatas a la mayor, la del lado derecho, se la donó el convento por beneficios recibidos al licenciado Benito Cruzado, regidor de esta Ciudad, y la del lado izquierdo es de la insigne cofradía de los hermanos del Santo Cristo. Sale el jueves santo, de disciplina de sangre, es numerosísima y de gran provecho al convento…
     En la collación de Santa María, está otro suntuosísimo convento, que es de religiosos del Carmen calzados; el título, Nuestra Señora del Carmen, de extraordinaria devoción por los hermanos del escapulario de la sacratísima Virgen y concesiones singulares, que tienen por la abstinencia de carne los miércoles, viernes y sábados. Hay capilla muy grande de los hermanos de la Soledad de Nuestra Señora; es de disciplina el viernes santo; los hermanos que hay, así hombres como mujeres, cerca de mil; es rica y casa en cada año dos doncellas huérfanas con buenas dotes…”

     La falta de publicaciones sobre Ecija y por ende de sus Hermandades y Cofradías, desde la segunda mitad del siglo XVII al XIX, excepción hecha de las escasas anotaciones encontradas en los archivos particulares de las propias Hermandades, que más adelante transcribiré, hace que durante dicho periodo carezcamos de noticias interesantes sobre ellas, a pesar de haber sido el XVII llamado “siglo de oro ecijano”, dentro del cual, creemos, brillarían con luz propia las citadas hermandades, aunque fuere dentro del resurgir propio de la iglesia o capilla donde estuviese ubicada, dadas las grandes obras de nueva planta y restauraciones que se verificaron durante dicha centuria.
     Hecha la anterior matización respecto de la falta de publicaciones en el siglo XVIII, lo cierto es que algo se escribió, ya que se dejó testimonio escrito de las Hermandades y Cofradías ecijanas, en una información fechada en 1774, titulada: “Memoria de las Cofradías que se encuentran en esta Ciudad según su antigüedad y número de las que salen en Semana Santa”, de la que fue autor, el ecijano Don Lope Muñiz y Franco, información que vio la luz gracias al también ecijano Manuel Ostos y Ostos, que lo publicó en el año de 1911, en la revista “Nueva Ecija”, en su número del 16 de Marzo, bajo el título: “LAS COFRADIAS DE ANTAÑO”, pero como quiera que hemos seguido el orden cronológico, en cuanto a la fecha de las publicaciones, será más adelante cuando corresponda escribir de ello.
     Siguiendo el citado orden, es en 1851, gracias a la publicación del ecijano Juan María Garay y Conde, en su obra “Breves Apuntes Histórico-Descriptivos de la Ciudad de Ecija”, impresa en Sevilla, donde encontramos una brevísima referencia a los titulares de algunas de las hermandades, cuando el autor, al hacer una descripción de las parroquias y conventos, se refiere a las imágenes que son culto devocional de los ecijanos; tan breve comentario, que en un apartado final, solamente detalla el número de hermandades y cofradías existentes, pero todo ello, literalmente, dice así:

     “Página 374.- SANTA CRUZ…El extinguido Convento de San Agustín fue fundado en el año mil cuatrocientos noventa y uno en el mismo sitio que estaba la antigua ermita, bajo el título de Madre de Dios, que conservó en tiempo de los frailes hasta su extinción. El templo es de una nave basta capaz, desprovista de adornos, con una sola capilla, además de la mayor, y en ella se venera con gran devoción una imagen de Jesucristo Crucificado, bajo el título de la Sangre…”
     “Página 382.- SANTA MARIA…Hubo dentro del límite de esta Parroquia tres Conventos de regulares, cuyas Iglesias sirven en la actualidad de Capillas para el culto público. El de Carmelitas Calzados, con dos portadas, una a la calle del Carmen y otra a la llamada Portería, fue fundado a principios del siglo quince, su templo es de forma irregular, pues consta de dos naves desiguales en todas sus dimensiones; la una ancha y espaciosa contiene el presbiterio y coro; en la otra mucho más angosta, está la capilla de la Soledad, con alto y costoso zócalo de jaspes y hermoso camarín para Nuestra Señora; hay en la misma otras laterales más pequeñas; y en una de ellas se venera al Santo Sepulcro de      Nuestro Señor J.C., de grandes dimensiones, todo chapado de carey guarnecido de plata…”
     “Página 405.- SAN JUAN…Esta es la última parroquia creada al ser reconquistada Ecija de los árabes…así es que los altares están sumamente inmediatos unos a otros, contribuyendo no poco a disminuir su capacidad. Solo hay de notable en esta Iglesia una efigie de Jesús Nazareno, de bastante mérito, aunque sus manos por efecto del tiempo hubieron de perder algunos dedos que han sido bastante mal compuestos…”
     “Página 411.- SAN GIL…Se halla situada esta Parroquia en la calle San Antonio desde fines del siglo quince…La capilla del Sagrario, que es la más antigua de este bonito templo, tiene bastante fondo con varios altares sencillas; en ella se custodia en un bonito camarín con buen retablo de talla dorado, la imagen de J.C. Crucificado, con el título mismo de la Parroquia. Es de bastante mérito artístico, muy antigua y de más devoción para los ecijanos, que con frecuencia le dirigen los más reverentes cultos…”
     “Página 415.- SANTIAGO…Los altares colaterales están en dos bonitas capillas, enverjadas de hierro; en el lado del Evangelio, que fue el primitivo sagrario, se custodia un gran Crucifijo, con el título de la Expiración; esta imponente efigie de sobresaliente mérito, es debida al famoso escultor sevillano Gregorio Cortés, según las noticias adquiridas, aún cuando otros creen es hechura de Monte de Oca; la mucha propiedad con que allí está expresando el rostro y pecho de un moribundo, con la interesante expresión de sus ojos que se dirigen al cielo, están hablando al corazón y despiertan indudablemente piadosos y reconocidos sentimientos; así se comprende la extraordinaria devoción que tienen los ecijanos a este excelente crucifijo…”
 (El error de este autor, en cuanto a la autoría de la imagen, induce a otros que escribieron tras él, pues siguen manteniendo, como veremos más adelante, en señalar como autor de esta magnífica obra a Gregorio Cortés y Montes de Oca, cuando está documentado que fue realizada por Pedro Roldán).
     …El retablo de la Capilla de Nuestra Señora de los Dolores, que está al colateral opuesto, quiere imitar a los ya referidos, pero hay notable diferencia en su trabajo, y se conoce es obra más moderna…sin que concluiremos de hablar sin decir antes alguna cosa de la hermosa Dolorosa que allí se venera. Si la proximidad de la muerte está perfectamente significada en el admirable Crucifijo de que dejamos hablado, el estado del más acervo dolor en un rostro lleno de belleza, arroba el ánimo de cuantos se postran a los pies del altar de tan venerada Imagen. Bien puede su sobresaliente autor jactarse de haber expresado en el semblante de esta Virgen modelo, todo el pesar de una madre que acompañara a su único y amado hijo hasta el patíbulo; aumenta el mérito artístico de esta Señora el excelente ropaje de terciopelo negro; bordado de oro recamado, su corona y resplandor de plata, la alta y elegante repisa de muy buena talla dorada, y los bonitos adornos con que una numerosa hermandad cuida asiduamente de esta lindísima imagen, a quien el pueblo ha tributado siempre y tributa la más ferviente adoración…”
     “Página 424.- Dentro de los límites de esta collación (Santiago) están sirviendo de Capillas las Iglesias de dos Conventos de regulares suprimidos por disposiciones del Gobierno desde el año que dejamos dicho. El de Mínimos de San Francisco de Paula, bajo la advocación de Nuestra Señora de la Victoria; tiene su puerta principal a la calle Cambroneras y otra lateral frontera a la de Mendoza…En el colateral de la derecha hay un bonito camarín de talle en yeso y en él el Santo Patriarca de la orden; en otro que hay a su inmediación se custodia un gran Crucifijo con el título de Confalón, de cuyo altar cuida una hermandad numerosa, pues es efigie a quien se tributa adoración de religioso entusiasmo…”
     “Página 427.- El año de mil quinientos nueve fue fundado el Convento de Mercedarios Calzados por el Bachiller Fray Alonso Godoy en las afueras del puente de esta ciudad, en el mismo sitio que hoy existe la posada de la Colonda, conocido antes por el Mesón de la Foronda, pero una gran avenida del Genil, destruyó la mayor parte del edificio, habiéndose salvado en el coro alto los frailes que lo habitaban, por cuya razón, y habiendo obtenido sitio en el Alto sano de la calle de la Merced, y después de pasados treinta y cuatro años de la primera fundación, se edificó el espacioso templo que aún existe…como también un hermoso Crucifijo bajo el título del Señor de la Piedad, representado en el acto de la exaltación de la Cruz, de cuyo culto cuida una hermandad crecida de devotos de esta efigie…”
     “Página 440…Existen fundadas en la Iglesia de Ecija hasta cuarenta y seis Hermandades y Cofradías, inclusas las Sacramentales y de Animas; pero en la que se tributa más culto y devoción es la de Luz y Vela del Jubileo circular de las cuarenta horas en todos los días del año al Santísimo Sacramento, funda el veinte de abril de mil setecientos noventa y cuatro; en cuanto a las efigies, ninguna puede compararse con el piadoso fervor y entusiasmo que los Ecijanos tienen a María Santísima su Patrona, bajo el título del Valle; así es que en todos los tiempos de epidemias u otras calamidades, es a quien inmediatamente dirigen confiados sus plegarias…”


     Es en el año de 1865, cuando nuevamente aparece algún particular publicado sobre las cofradías y hermandades ecijanas, y lo encontramos en la publicación titulada “Manual o Anuario Ecijano”, de la que fueron autores D.A.G y D.M.C (Mariano Casaubón es uno de los autores, desconociéndose quien fuera el otro), publicada como decíamos en 1865, imprenta de A. Pereyra de Ecija. De dicha publicación vamos a transcribir, de forma literal, lo escrito sobre algunas de las hermandades ecijanas, ya sea directamente referidas a las mismas, o a través de sus imágenes titulares; en definitiva dichas anotaciones son como siguen:

     “Página 12.- PARROQUIA DE SANTA CRUZ…Hace tres o cuatro años se ha trasladado a esta parroquia el Santísimo Cristo de la Sangre que estaba en la iglesia del convento de San Agustín, desde donde lo condujo su fervorosa Cofradía por haberse desplomado el indicado edificio, teniendo los hermanos sus reuniones en la citada parroquia y sacando en procesión la Efigie en la Semana Santa o en días de clamor público…”
     “Página 14.- PARROQUIA DE SANTA MARIA… Fundáronse en su distrito cuatro conventos uno de Carmelitas Calzados, el Carmen, el de Carmen descalzos, los Descalzos, el de Jesuitas, Compañía y el Franciscano, Capuchinos. El primero fue fundado a principios del siglo XV y su elevada torre construida en 1637. En su iglesia hay una capilla donde está colocado el Sepulcro de Nuestro Señor Jesucristo, que es de mucho mérito artístico, chapado de carey y plata. También se venera en esta iglesia a Nuestra Señora de la Soledad, a quien dedica su hermandad una solemne Novena en las aproximaciones de Semana Santa, saliendo en procesión el Viernes Santo, acompañada del Sepulcro con toda ostentación, ornato de los primitivos tiempos y reglas de sus cofrades.”
     “Página 21.- PARROQUIA DE SAN GIL…En su iglesia está colocado un Santo Cristo de muy buena escultura, llamado el Santo Cristo de San Gil, el cual está al cuidado de una fervorosa hermandad, después de hacerle sus funciones correspondientes, ha conseguido sacarle en procesión por Semana Santa, acompañado de los nazarenos con sus túnicas según su instituto, asistiendo a aquella muchos habitantes de esta ciudad y forasteros.”
     “Página 22.- PARROQUIA DE SANTIAGO…Esta iglesia, la mejor que existe en la población, conserva en sus capillas las dos imágenes del Santo Cristo de la Expiración, efigie sobresaliente del famoso escultor sevillano Gregorio Cortés, aunque otros creen es hechura de Montes de Oca. La otra Nuestra Señora de los Dolores, al parecer obra más moderna, a quien el pueblo ha tributado siempre una sin igual devoción. Estas dos imágenes han dado lugar a dos antiguas cofradías que hacen su estación pública en la Semana Santa, siempre que el tiempo lo permite, estando perfectamente organizadas y costeadas por sus cofrades
 (Como hemos aclarado anteriormente, igualmente este autor asigna la imagen del Cristo de la Expiración a Cortés o Montes de Oca, sin que nombrasen a su verdadero autor, el escultor Pedro Roldán).
     …En esta demarcación hay dos conventos, uno llamado de mínimos de San Francisco de Paula bajo la advocación de Nuestra Señora de la Piedad, y el otro de Mercenarios calzados la Merced. El primero en su origen fue una ermita dedicada a San Martín y en 1505 ya existía habitado por los religiosos, habiendo ayudado a su extensión los ascendientes del Excmo. Sr. Marqués de Peñaflor, obteniendo el patronazgo de aquella orden y un panteón bajo el presbiterio. En esta iglesia se venera un gran crucifijo con el título de Confalón, a cargo de una numerosa hermandad que le saca en procesión por Semana Santa, proporcionándole culto diariamente… El otro convento de Mercenarios… en la iglesia se da culto a un crucifijo llamado el Señor de la Piedad en el acto de la Exaltación de la Cruz, el que acompañado de Nuestra Señora de la Soledad, a cargo de sus respectivas hermandades, le sacan en procesión en Semana Santa, con la solemnidad que requieren…”
     “Página 26: Existen 46 hermandades y cofradías, inclusas las sacramentales y ánimas. La de luz y vela del Jubileo Circular de las 40 horas, se estableció en 1794 y continúa organizada con la mayor perfección…”

     En el año 1893 se edita la obra “Proezas Astigitanas, Bosquejo Histórico de la Ciudad de Ecija”, de la que fue autor el Presbítero Don Manuel Varela y Escobar, impresa en los talleres de Díaz y Carballo de Sevilla, quien, en la página 70, refiriéndose al sentimiento religioso de Ecija, escribió:
     “…El sentimiento religioso de este pueblo se manifestaba tanto en la grandeza y esplendor del culto, como en la piedad y devoción de sus hijos. Teníase para lo primero, además de los muchos y suntuosos templos, de que daremos noticias en capítulo aparte, su numeroso e ilustrado personal eclesiástico, pues, según la estadística de 26 de abril de 1751, existen en esta doscientos treinta clérigos seculares; quinientos cincuenta y siete regulares y trescientas ochenta y nueve monjas. Había para lo segundo, además de las V.O.T. de Santo Domingo, S. Francisco, Ntra. Sra. del Carmen, cuarenta y tantas Archicofradías que daban mucho culto; entre ellas la Hermandad de la Paz y Caridad, fundada para los santos fines de su benéfico instituto y la Congregación de Luz y Vela para sostener el Jubileo Circular canónicamente establecido por Pío VI en Breve del 20 de Diciembre de 1793. En suma, los ecijanos del pasado siglo contaban, según su clase, con sobrados elementos de vida y gozaban de verdadero bienestar.”
     Las publicaciones posteriores a 1893, de Tamarit Martel y Varela Escobar, es una copia, en lo relativo a las hermandades y cofradías de lo insertado anteriormente, manteniéndose todavía, respecto del Cristo de la Expiración, el error en el nombre del autor de tan notable obra, asignándose, una vez más, su autoría, a Montes de Oca o Gregorio Cortés, cuando en realidad se trata de una de las obras cumbres del escultor Pedro Roldán.
     Pero tenemos que llegar al año de 1913, cuando Manuel Ostos y Ostos, Cronista Oficial de la Ciudad de Ecija y autor de varias publicaciones, recuperó para la historia de las Cofradías ecijanas, un documento que revelaba las existentes en nuestra Ciudad en el año de 1774. En su obra titulada “Bartolomé de Góngora (Escritor Ecijano del siglo XVI)”, donde se incluyen “Varias cartas escritas en Ecija del autor de El CORREGIDOR SAGAZ y varias NOTAS Y …ABUSOS”, impresa en la imprenta de Francisco de P. Díaz, Plaza de Alfonso XIII, 6 de Sevilla, año de 1913, página 123 decía:
     “NOTAS Y ..ABUSOS.- (…el queso de oveja, el que quiere lo come y el que no lo deja.” JUAN DEL PUEBLO).- NOTAS Y …ABUSOS.- Como he de salirme del “campo de las notas” para hablar de “cosas de Ecija”, que en nada se relacionan con Bartolomé de Góngora, he agregado lo de “abusos” antes de que me lo digan los lectores. Serán “abusos” en honor a Ecija. Conste.- 2.- Como escribí en una de mis cartas al amigo Garay, adopté como firma “El Corregidor Sagaz”, título del libro de Góngora para no dejar de dar voces hasta que se imprimiera la obra.- Y con ese seudónimo, llevo publicados en “Nueva Ecija” hasta hoy 15 de Mayo de 1912 en que escribo la presente línea y bajo el epígrafe general de “Apuntes para la Historia”, los siguientes trabajos:…Nº 31; de 16 de Marzo 911. “Las Cofradías de antaño” (Se describen las que hacían estación en 1774)…”
     Pues bien, en el cuidado y conservado archivo del Ayuntamiento de esta Ciudad de Ecija, encontré el anteriormente citado semanario local “Nueva Ecija”, concretamente el número a que se refiere Manuel Ostos y Ostos, y en el mismo, no sólo se hace una relación de las Cofradías existentes en 1774, de la que era autor Don Lope Muñiz y Franco, sino que el propio Ostos y Ostos, aclaraba, rectificaba y añadía lo que estimaba oportuno sobre dicha publicación.
     A todo ello y como quiera que con posterioridad a la fecha del artículo de Manuel Ostos y Ostos (1911), han salido a la luz algunos otros documentos, de los que se puede obtener información aclaratoria sobre las Cofradías, lo iré insertando en el lugar que corresponda realizar dicha aclaración o rectificación.
     “NUEVA ECIJA.- SEMANARIO LIBERAL DE LOS INTERESES GENERALES DE ECIJA Y SU DISTRITO.- AÑO 11.- ECIJA, 16 de Marzo de 1911.- Número 11.”
“APUNTES PARA LA HISTORIA”.- LAS COFRADIAS DE ANTAÑO.

     Estamos en plena cuaresma y casi tocando con la mano la Semana Santa; estamos, pues en carácter para que HABLEMOS unas diez cuartillas de LAS COFRADIAS DE ANTAÑO.
Para ello, echo mano a mi cajoncillo de sastre; desdoblo un apunte que hiciera en 1774 Don Lope Muñiz y Franco, ecijano aficionadisimo a esta clase de trabajos, y con copiar, sin raspaduras ni enmiendas y agregar de propia cosecha algún ligerillo comentario, nos saldrá redondo el APUNTE PARA LA HISTORIA.
     Dejó escrito Don Lope:
“Memoria de las Cofradías que se encuentran en esta Ciudad según su antigüedad y número de las que salen en Semana Santa”.
     1.- COFRADIA DEL ROSARIO.- Se aprobó en 8 de febrero de 1551 años para salir el Viernes Santo a las seis de la tarde.
     (Los comentarios irán entre paréntesis. Esta Cofradía salía de Santo Domingo, con lujo inmenso y se le denominaba “La Caracolera”).
     2.- LA DE LA COLUMNA Y SANGRE DE CRISTO, del Convento de la Victoria. Se aprobó el 12 de Diciembre de 1570, para salir el Jueves Santo a las siete de la tarde. (Esta es la hoy llamada de Confalón).
     3.- SANTO CRISTO DE SAN AGUSTIN, de su Convento. Se aprobó en 30 de Enero de 1571 para salir a las cinco de la tarde del mismo Jueves. (Esta es la de la Sangre, que hoy está en Santa Cruz).
     4.- LA SANTA VERA CRUZ de su capilla de San Francisco. Fue aprobada en 19 de Junio de 1573, para salir el Jueves Santo a las once de la noche. (Estaba en San Francisco)
     5.- LA SOLEDAD DE NUESTRA SEÑORA que se aprobó el 11 de Julio de 1573 para salir de su capilla del Carmen Calzado el Viernes Santo a las ocho de la tarde.
     (Esta es la célebre que se llamó “La Mondonguera”, y a la cual después de 1774 se unió la del Santo Entierro de Cristo, de que luego se hablará).
     6.- LA DEL DULCE NOMBRE DE JESUS en la parroquia de Santa María. Fue aprobada en 4 de Mayo de 1575 para salir el Jueves Santo a las ocho de la noche. Después se trasladó al Miércoles por la tarde para llenar este día en que faltaba procesión y por haber muchas en el Jueves. (No hay memoria actualmente de cuando salió por última vez).
     7.- LA COFRADIA DE PIEDAD Y EXALTACION DEL SEÑOR CRUCIFICADO del Convento de la Merced Calzados. Se aprobó en 16 de Marzo de 1577 para salir el jueves a las diez de la noche. (Esta ha variado y sale el Viernes Santo).
     8.- LA DE LA CONCEPCION DE NUESTRA SEÑORA, que se compone de los Escribanos, Procuradores y Ministros de esta Audiencia, en su capilla de San Francisco. Se aprobó en 11 de Diciembre de 1581 para salir el Lunes Santo en la tarde.
     (De esta ha desaparecido hasta la Capilla, que era la que estaba en el patio de San Francisco, frente a la puerta que da a la Plaza. Hoy está ruinosa y nada se conserva del culto).
     9.- LA DEL SANTISIMO CRISTO DE SAN GIL, en su Parroquia. Se aprobó en 25 de Septiembre o Diciembre de 1581, para salir el Lunes Santo en la tarde. (Hoy sale el Miércoles y o Don Lope está equivocado en la fecha o la Hermandad se equivocó hace unos cuatro años, cuando dijo al Ayuntamiento para que este formara cierto Registro de Asociaciones, que había sido aprobada en 23 de Marzo de 1563. Esta última fecha se consigna por don Manuel Ostos y Ostos en la página 213 de su “Prosa Ecijana”).
     10.- LA DEL SANTO ANGEL Y SANTISIMO CRISTO ECCE HOMO, en el Convento de los Terceros, aprobada en 14 de Abril de 1589, para salir el Martes Santo.
     (Nadie recuerda hoy, cuando dejó de salir de Santa Ana esta Cofradía).
     11.- LA DE NUESTRO PADRE JESUS NAZARENO, en su capilla de San Juan Bautista. No se sabe el año de su fundación, sólo sabemos que sale el Viernes Santo a las cinco de la mañana. Ahora en 1774 sale mucho antes para dar la vuelta a todos los Conventos de Monjas y es la más silenciosa de todas.
     (Hace varios años reorganizó esta Cofradía Don Baldomero Custodio, saliendo por última vez, a lo que recuerda en 1904, siendo hermano Mayor Don Francisco de A. Vega y he tenido ocasión de leer cierta disposición real de 1651, de acuerdo con la autoridad eclesiástica, prohibiendo los disciplinantes y penitentes con cruces que seguían el paso del Nazareno, por los escándalos que producían y las ofensas que hacían a Dios. ¡Claro, entre azote y azote…lechuga!.
     12.- EL SANTO ENTIERRO DE CRISTO que salía de Santa Cruz. No se dice su fundación y sábese que aún no lo han visto salir los nacidos hasta este año en que escribimos, y a lo que me parece se unió a la del Santo Cristo de esta Iglesia.
     (Don Lope al decir Santo Cristo de esta Iglesia, alude al Cristo de la Misericordia o a Nuestro Padre Jesús Abrazado a la Cruz, por lo demás el Santo Entierro que ahora está unido a la Hermandad de la Soledad sigue sin salir años y más años. Hace pocos días se afirmaba en cierta circular que saldría en 1912. ¿Saldrá en 1912?.
     En 1 de Abril de 1623 se quitaron las Cofradías de San Gil, Santo Entierro y Ecce-Homo y Concepción; aún cuando después volvieron a salir por nuevas Bulas, siendo Corregidor Don Mateo Sedeño.”

     Antes de seguir copiando la publicación que nos ocupa, es preciso aclarar algunos errores en las fechas que se consignaron, ya fuere por Don Lope, o por Don Manuel Ostos y Ostos, dado que de los documentos que hemos transcrito literalmente al principio de este capítulo, relativo a las Cofradías y encontrados sueltos en el interior del Libro Primero de Difuntos de la Parroquia Mayor de Santa Cruz, puede servir de corrección a lo copiado hasta ahora, respecto de lo que no coincida con ello.
     En el documento que dejó Don Lope Muñiz y Franco, copiado por Manuel Ostos y Ostos, se consigna como fecha de aprobación de las Reglas de la Hermandad de la Coronación de Cristo y San Roque, por Lope Muñiz el 25 de Septiembre o Diciembre de 1581 y por Ostos y Ostos la de 25 de Marzo de 1563, recogiendo una fecha aportada por la propia Hermandad en 1907 al Ayuntamiento de Ecija. Como podemos comprobar del documento transcrito, que en definitiva es copia de una orden del Arzobispado de Sevilla, la fecha exacta de aprobación de sus Reglas lo fue el 25 de Septiembre de 1585.
     Respecto a la Hermandad de la Purísima Concepción, Don Lope consignó como fecha de aprobación de las reglas el 11 de Diciembre de 1581, cuando en realidad fue dicho día y mes pero del año 1579, y el día de salida fijado para su Cofradía lo era en el Miércoles Santo (aunque pudiera ser que en 1774 la realizara en Lunes).
     Asimismo aclarar o corregir, respecto de lo que escribió Don Lope en 1774, que la Hermandad de “El Entierro de Cristo de Santa Cruz” no se vio suprimida por el auto eclesiástico de 1 de abril de 1623 como el mismo dice, sino que fueron solamente las la “Purísima Concepción” (San Francisco), “Coronación” (San Gil) y “Ecce Homo” (Santa Ana).
     Respecto a la aclaración de Manuel Ostos y Ostos, cuando comenta lo escrito por Muñiz y Franco sobre la Hermandad del Santo Entierro de Cristo que salía de Santa Cruz “…y a lo que parece se unió a la del Santo Cristo de esta Iglesia, de que dicho Cristo es el de la Misericordia o a Nuestro Padre Jesús Abrazado a la Cruz”, en cuanto al primero, era el titular de la Hermandad del mismo nombre, ubicada en Santa Cruz (de la que haremos mención en el capítulo dedicado a las “Hermandades y Cofradías extinguidas”), y respecto al segundo, igualmente titular de una Hermandad del mismo nombre, vigente al día de hoy, y ubicada en idéntica Parroquia, pero que su fecha de fundación data de 21 de Mayo de 1666, siendo aprobadas su Reglas por el Arzobispado de Sevilla en 1 de Junio del mismo año, sin que conste entre los documentos de esta última, la unión a la del Santo Entierro de Cristo de dicha iglesia mayor de Santa Cruz.
     Siguiendo con la transcripción de los “Apuntes para la Historia” de Manuel Ostos y Ostos, que a su vez recoge lo escrito por Don Lope Muñiz y Franco, copiamos:
     “Hasta aquí Don Lope Muñiz y Franco, el cual dice, seguidamente, como salían las Cofradías en 1774, por medio de esta nota:
     AHORA EN 1774 salen de esta forma.
     DOMINGO DE RAMOS.- Por la tarde, el Entierro General de Comunidades, con los huesos que acarrea la Hermandad de la Misericordia, de los que han muerto y sido enterrados en los campos. Salía de San Francisco y ahora desde hace varios años, por ciertas diferencias se pasa el féretro a Santa Bárbara y van hasta Santa Cruz donde tienen capilla.
     LUNES SANTO en la tarde: Corona del Señor, Santísimo Cristo de San Gil y Madre de Dios (Parroquia de San Gil).
     MARTES SANTO por la tarde: Nuestro Padre Jesús de la Misericordia y Madre de Dios de la Encarnación, hoy Santísimo Cristo de la Expiración y Madre de Dios de los Dolores (Parroquia de Santiago. Y como Don Lope nada dice concreto de ésta célebre y admirable escultura del Cristo de la Expiración, séame permitido decir, como Sagaz ecijano, que esta escultura es de Pedro Roldán y no de Montes de Oca, como se ha afirmado alguna vez en los libros de historia ecijana, que se adquirió con limosnas reunidas por José Pérez Osuna, honrador de aquella parroquia, quien lo entregó a la Congregación de las Animas del Purgatorio en la misma Iglesia, y que un viernes 29 de Marzo de 1680, llegó a Ecija la Sagrada escultura, recibiéndola el clero ecijano en la Ermita de Nuestra Señora del Camino, desde la cual, fue en procesión solemne a Santiago. Estos detalles los dejó escritos el Ldo. Don Antonio Ignacio de Lucena, al folio 56 del libro 35 de Bautismos de dicha Parroquia. Cuando escribió Don Lope Muñiz, ya estaba refundida la Hermandad con el título actual de Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores, según aprobación de este Arzobispado de 5 de Diciembre de 1771. Y ahora continuamos con el …).
     MARTES SANTO.- La del Santo Angel y Ecce Homo, con la Madre de Dios (Convento de Santa Ana).
     MIERCOLES SANTO.- El Dulce Nombre de Jesús y Madre de Dios (Parroquia de Santa María). La Oración del Huerto y Madre de Dios de la Concepción (Del Convento de San Francisco y la sacaban…LOS CURIALES).
     JUEVES SANTO.- La del Santísimo Cristo de San Agustín, título de la Sangre y Madre de Dios de la Consolación (Hoy en Santa Cruz). La del Señor de la Columna, Santísimo Cristo de Confalón y Madre de Dios de la Esperanza (Convento de la Victoria). Exaltación del Señor y Madre de Dios de la Piedad (Convento de la Merced). La Cena de Cristo, Santísimo Cristo de la Vera Cruz y Madre de Dios de la Paz (Convento de San Francisco. Este Santísimo Cristo de la Vera Cruz es también de Roldán o de Monte de Oca, de quien creo es el Jesús Cansado que existe en San Gregorio. No aclaro esto ahora, por no tener a mano los apuntes donde se explica el año en que los empleados del matadero, matarifes, cortadores, etc., todos vecinos de aquel barrio constituyeron la Hermandad para la cual habían adquirido la escultura dos sujetos principales del gremio. Es una verdadera lástima que esa escultura esté en una capilla sin culto y casi ruinosa. ¿Como el celosisímo párroco Don Manuel Montero, no ha conseguido llevar esta sagrada obra de arte a Santa María, donde podría ser venerada por las personas piadosas y admirada además por los amantes y entendidos de obras artísticas), Perdóneseme esta pregunta, si resulta indiscreta; sólo un buen deseo me guía al hacerla, que se conserve la obra artística. Y digo a Santa María y me acuerdo del Sr. Montero, porque creo que San Gregorio corresponde a la collación de Santa María.
     VIERNES SANTO, de madrugada.- Nuestro Padre Jesús Nazareno y Madre de Dios (Parroquia de San Juan). El mismo día por la tarde, la del Corpus Christi y Madre de Dios del Rosario, ahora de Dolores (Del Convento de Santo Domingo). El Santo Entierro, que se ha perdido (De Santa Cruz cuando en 1774 escribía Don Lope), quedando para la noche la del Santo Sepulcro y Madre de Dios de la Soledad (Convento del Carmen Calzado) que es de las más lucidas.
     Estas son las notas de Don Lope, que sólo tienen de mi cosecha los entre paréntesis. Noto en algunos datos de los apuntados por el Sr. Muñiz, disconformidad con otros más recientes, y la falta de referencia de las Hermandades siguientes:
     1º.- La de San Roque, en San Gil, abogado, creo de la peste, que por la falta de higiene en los pasados siglos, en que era corriente hubiera un año sí y otro también, tuvo un gran fervor. A San Roque lo hemos visto salir hace unos diez años en unión de la Hermandad del Cristo de San Gil.

     (La actual Hermandad de San Gil, titulada: “Real Archicofradía de Nazarenos de la Coronación de Espinas de Nuestro Señor Jesucristo, San Marcos, San Roque, Santísimo Cristo de la Salud y Nuestra Señora de los Dolores”, tuvo su primitivo título como “Hermandad de la Coronación de Espinas de Nuestro Señor Jesucristo y San Marcos”).
     2º.- La de Jesús Abrazado a la Cruz que hoy sale con el Cristo de la Sangre.
     (No es correcta la afirmación que realizó Manuel Ostos y Ostos, dado que, como hemos dejado reflejado anteriormente, la actual hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno Abrazado a la Cruz y María Santísima de la Amargura, era por aquellas fechas de 1902 (igual que hoy), hermandad independiente a la del Cristo de la Sangre, ocurriendo a la fecha que escribe Ostos y Ostos, que encontrándose ubicadas desde 1858 ambas Hermandades, en la Iglesia Mayor de Santa Cruz, en el Jueves Santo de 1910 procesionó, como lo había hecho anteriormente en la Semana Santa de 1857 y 1871, la imagen de Jesús Nazareno Abrazado a la Cruz ,dentro de la Cofradía de la Hermandad del Cristo de la Sangre, pues así lo certifica un documento que posee esta última hermandad, relativo “… al pago en 12 de Abril de 1857, de 56 reales a don Pedro González por alquiler de varios cinturones para el paso de Jesús Abrazado a la Cruz en la Cofradía del presente año.” )
     3º.- Una Cofradía que había en Santa Bárbara que daba culto al Jesús Caído, y que hacia estación de penitencia dando vuelta a la Plaza Mayor el Jueves al amanecer.
     4º.- Otra Cofradía que salía del Convento de los Jerónimos en el Valle, que sólo llegaba a Santa Cruz, trayendo a …Nuestro Padre Jesús… (¿será este el Jesús Abrazado a la Cruz antes mencionado?).
     5º.- Otra que salía del Convento de los PP. Capuchinos, en la que figuraba un paso con Jesús Caído en la calle de la Amargura y la Verónica.
     Y 6º.- Y una Soledad al pie de la Cruz, con Jesús ya descendido del Santo Madero que salía del Convento de Mercenarios Descalzos, ósea del Convento de la Concepción.
     De todo esto, en otra ocasión pondré los puntos en su sitio y diré todo lo que conozco. Hoy no debo seguir, pues con lo dicho, ya tienen los lectores apuntes suficientes para pasar la Cuaresma y esperar que toquen a gloria.
     Y…¡va la última!, que suele oírse algunas veces. Con permiso del Director pienso dejar descansar a los lectores algunos números, librándoles de tanto “apunte para la historia”.
     Ya pican en historia. Ahora a descansar durante cinco o seis números, se retira con permiso de ustedes, queridos lectores y del Director, vuestro latoso y añejo cronista,.- EL CORREGIDOR SAGAZ.- Ecija, 12 Marzo 1911.”

     Hasta el año de 1934, en que el entonces Cronista Oficial de la Ciudad de Ecija José Martín Jiménez, publica su obra “MONUMENTOS HISTORICOS Y ARTISTICOS DE LA CIUDAD DE ECIJA”, editada en la imprenta sevillana de M. Carmona, no volvemos a encontrar datos sobre cofradías y hermandades, aunque lo cierto es que en esta ocasión, una vez más, con referencias muy escasas, más bien nombrando sólo al titular o titulares de las determinadas hermandades y ello al escribir sobre las distintas iglesias y conventos ecijanos, particulares que, literalmente, transcribimos a continuación:
     “Página 34.- VI.- TEMPLOS PARROQUIALES.- SANTA CRUZ…En una suntuosa capilla se venera la imagen de Nuestra Señora del Valle, patrona de la ciudad de Ecija, interesante escultura, que debió de ser bizantina, aunque por haber sufrido restauración no podemos asegurar la época. También aparece en la nave izquierda un notable retablo barroco, procedente del extinguido convento de San Agustín, en cuya capilla se admira una excelente escultura del Cristo de la Sangre y otra de Nuestra Señora de los Dolores…”
     “Página 39.- SANTIAGO…Los altares colaterales están en dos bonitas capillas separadas del presbiterio por artística rejería. En la del lado del evangelio, se custodia una notable escultura del Cristo de la Expiración, del imaginero sevillano Pedro Roldán, y su retablo, del mismo estilo que el anterior, nos muestra otras cuatro tablas de Alejo Fernández. En la del lado de la Epístola se venera una hermosa imagen de Nuestra Señora de los Dolores, y cuyo retablo responde al más puro estilo renacimiento, con seis tablas de Villegas Marmolejos.”
     “Página 43.- SAN GIL…Es muy interesante la capilla del Sagrario, que tiene un magnifico retablo barroco, donde se venera la imagen del Cristo de la Salud, atribuida a Montes de Oca y que es conocida por el Cristo de San Gil…”
     “Página 44.- SAN JUAN…En esta iglesia es digna de mención la efigie de Nuestro Padre Jesús Nazareno…”
     “Página 47.- VII.- TEMPLOS DE RELIGIOSOS.- EL CARMEN… En esta nave lo primero que nos sorprende es la singular capilla de la Soledad, con primoroso retablo donde se admira la notable efigie de Nuestra Señora, la más interesante de la ciudad y que, según constante tradición, se debe a un Tamariz Martel.- Después y en otras capillas, podemos examinar el Sepulcro de Nuestro Señor Jesucristo, artística urna de carey, guarnecida de plata; la cruz de carey, con sus singulares medallones de talla, la efigie de San Elías, el grupo de la Piedad, un crucifijo gótico de excelente escultura y el Ecce-Homo atribuido a Montes de Oca.”
     “Página 51.- LA VICTORIA… Posee infinidad de capillas, con valiosos retablos, donde pueden ser admiradas las notables efigies de Nuestra Señora de la Esperanza, San Pablo, San José, Nuestra Señora de la Cabeza, San Francisco de Paula y el popular Cristo de Confalón, cuya efigie es una de las mejores…La cruz de carey y plata del Cristo de Confalón y la túnica de San Francisco de Paula, son dignas de tenerse en cuenta.”
     “Página 42.- LA MERCED… Las manos y cabeza del Santo Patriarca de la Orden, son de buena escultura, así como la efigie de Nuestro Padre en la Exaltación de la Cruz, la de Nuestra Señora de los Dolores…”

     No podemos ni queremos asegurar, que las publicaciones anteriormente reflejadas sobre las Hermandades y Cofradías ecijanas, sean las únicas, aunque lo cierto es que faltarán muy pocas, quizás algún que otro recorte de prensa local, pero que no ha llegado a nuestras manos ni conocemos su posada. Lo que si es cierto, que tras la triste guerra civil española, las hermandades y cofradías ecijanas se vieron sumidas en el mismo mundo de pobreza que la propia población, y ello, lógicamente, porque la población, era la propia gran hermandad, formada a su vez por las distintas hermandades.
     Posteriormente, en la década de los años cincuenta, cuando la huella de la guerra estaba siendo borrada por las nuevas generaciones que, gracias a Dios, no la habían vivido, se produjo un leve despegue en las hermandades y cofradías, casi testimonial, pero que no resultaba completo del todo, dada la escasa incorporación de nuevos miembros a las mismas, más bien diría yo que se pudo producir, de hecho que no de derecho, un descenso en cuanto al número de “hermanos”, originado por la masiva emigración de nuestros convecinos a otras ciudades españolas, como fueron Madrid, Valencia, Barcelona, así como a otros países europeos, Francia, Alemania, Suiza, etc., y aunque es cierto que, donde estuviesen, llevaban al titular de su hermandad en la oración y corazón, algunos, con el paso de los años, si bien no se olvidó de su Cristo o Virgen, si dejó en el olvido a la Hermandad, aunque en visitas posteriores, cuando la situación económica lo permitió, volviese a visitarla, pero sin que, por la razón de su residencia fuera de nuestra ciudad, pudiera incorporarse a la misma.
     Pero no cabe duda, que es durante los años sesenta, cuando un grupo de cofrades ecijanos, que se encontraban al frente de las hermandades y cofradías, nombrados cariñosamente en muchas ocasiones “capillitas”, los que, con poquito paso pero firme, mucho sacrificio y dedicación, consiguen, no sólo que se hable de nuestra Semana Santa, y por ende de las hermandades y cofradías ecijanas, sino que abren el camino a la restauración y aumento del patrimonio artístico, iniciando la adquisición de pasos, que fueron objeto de tallado y dorado, palios y mantos que fueron bordados, varales, candelerías, etc. notándose una influencia importante del estilo sevillano y cambiándose de la noche al día, lo que era años atrás la Semana Santa ecijana.
     En la memoria de muchos, estarán nombres de ecijanos muy ligados con su Semana Santa, a los que siempre les tendremos que estar agradecidos y que, durante muchos años, estuvieron al frente, dentro y fuera de las Juntas de Gobiernos de las hermandades ecijanas, pero que, para no obviar el nombre de ninguno que siempre puede herir (sin pretenderlo en ningún momento) sensibilidades, con independencia de que a lo largo de esta publicación, pueda ser nombrado alguno por razón de su cargo o pertenencia, prefiero no relacionarlos.
     A ese referido auge, igualmente concurrió, a través de la imprenta, el semanario de información local “ECIJA”, que dirigido magníficamente por el gran poeta ecijano Don Manuel Mora, fue, junto con sus leales colaboradores (Manolo Gómez, Joaquín Nogueras, Martín Burgos, Paco Blasco, Víctor Losada, entre otros), cruz de guía periodística de la Semana Santa ecijana, sirviendo ello de llamador para futuras generaciones, que sólo conocíamos la hermandad, cuando llegaba el día que teníamos fijado el desfile procesional, es decir, sólo participábamos en su Cofradía.
     Por ello, lo que sigue a continuación es una serie de crónicas, artículos, editoriales, noticias y opiniones, recogidas de los años 1965 y 1966 del citado semanario local, que, junto con los testimonios gráficos que he conseguido localizar hasta esos años, y que podríamos llamar “el blanco y negro de nuestras hermandades y cofradías”, nos servirán para conocer o recordar, lo que era la Semana Santa de Ecija en los citados años.

SEMANARIO DE INFORMACION LOCAL “ECIJA”.- Número 12.- 2 de Marzo de 1965.-
Portada.- “ESTE AÑO HABRA NUEVAMENTE PREGON DE SEMANA SANTA.- Será pronunciado por el culto abogado ecijano D. Juan Gamero Soria.- El acto lo organiza la sección de Cultura y Arte del Casino de Artesanos y tendrá lugar el domingo 4 de Abril.”
     Llegado a esta información, no podemos dejar de reseñar, con la intención de que en la historia cofrade ecijana quede testimoniado, el nombre de todos y cada uno de los pregoneros que, a lo largo de los años, han tenido el privilegio de exaltar nuestra Semana Santa y endulzar poéticamente la pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo y los dolores de su Madre María Santísima. Tampoco pueda quedar en el olvido la importancia que la sociedad Casino de Artesanos ha tenido en el mundo cultural ecijano, enarbolando en todo momento la bandera defensora de las raíces populares y artísticas de nuestro pueblo, desde su fundación hasta la presente, y ojalá lo siga haciendo durante muchos años.
     Del primer pregón que tenemos testimonio, incluso escrito, fue el pronunciado por DON FERNANDO TORRABLA Y GARCIA DE SORIA, organizado por la Hermandad de San Gil y que tuvo lugar en el año de 1945.
     El del año 1946, organizado por la Tertulia Literaria Ecijana (embrión de la que fue después nuestra Academia “Vélez de Guevara), fue exaltado por Don José Monge Bernal.
Hubo que esperar hasta el año de 1955 para escuchar un nuevo pregón y fue gracias a la emisora parroquial de Santa Cruz, siendo ofrecido por Don Antonio Morales Martín, quien repite al año siguiente de 1956, pero en esta ocasión organizado por la emisora local “Radio Ecija”.
     En 1957 y organizado por la Hermandad del Silencio de Santa Cruz, el pregón fue ofrecido por Don Manuel Figueroa Rojas.
Otros tres años seguidos se quedó el mundo cofrade ecijano sin el pregón de Semana Santa, hasta llegar 1961 que fue ofrecido por Don Antonio Rodríguez Buzón y organizado por la Hermandad de San Juan.
     En 1962 y organizado por la incipiente Agrupación de Cofradías, lo ofreció el que fuera Notario de Ecija Don Juan Florit García.
     Hasta 1965 no se retoma nuevamente el pregón, y en esta ocasión, como decíamos al principio de este apartado, gracias al Casino de Artesanos, siendo ofrecido por mi admirado Don Juan A. Gamero Soria.
     En 1966 le cupo el honor de ser pregonero a Don Joaquín J. Noguera Rosado, siendo organizado por el citado Casino de Artesanos.
     En 1967 es Don Manuel Lozano Hernández y con la misma organización quien ofrece el pregón de dicho año.
     La tribuna cofrade del año 1968 fue ocupada por Don José María Gutiérrez Ballesteros, Conde de Colombi, organizado por la misma sociedad.
     En 1969, vuelve un ecijano a ser quien ofrezca el pregón de nuestra Semana Santa, con la misma organización, teniendo tal honor, mi maestro, Don Manuel Gómez García.
     En 1971, organizado igualmente por el Casino de Artesanos lo ofrece el poeta Don Tomás Bevia Aranda.
     Hasta 1975 y ya organizado por el Consejo de Hermandades y Cofradías de Ecija, no se vuelve a oír el pregón en Ecija, celebrándose desde este año en el Teatro Cinema Cabrera, correspondiéndole dicho honor, por segunda vez, a Don Joaquín J. Nogueras Rosado.
     Al siguiente año, 1976, lo ofrece Don Joaquín de Soto Ceballos y Zuñiga.
     En 1977 es ofrecido por Don José Joaquín Gómez González.
     El de 1978 lo ofrece Don Manuel Lozano Hernández.
     En 1979 el pregonero lo es el utrerano Don Salvador de Quinta.
     En 1980 Don Juan J. Rivero Avalo.
     El de 1981 por Don Manuel Díez Crespo.
     En 1982 Don Manuel Delgado Alba.
     Este año de 1982 y organizado por la Peña Cultural Flamenca, tuvo lugar otro pregón de Semana Santa, celebrado en el Teatro Sanjuan y ofrecido por el ecijano Don Francisco Aguilar Hidalgo.
     A partir del citado año, siguió el Consejo de Hermandades y Cofradías con la decisión de ser un ecijano quien pregonara la Semana Santa de nuestra Ciudad.
     En 1983 no se celebró Pregón y en el de 1984 lo ofreció Don José Enrique Caldero Bermudo.
     En 1985 tuvo el honor de pregonar la Semana Santa por primera vez una mujer, correspondiéndole tal honor a Doña Pepita Tomás Montero, que aunque no es ecijana de nacimiento si lo es de adopción, tanto, que así ha sido reconocida recientemente por el Excmo. Ayuntamiento de Ecija.
     No se celebra en 1986 por ciertas imposiciones del pregonero a las que no se pliega el Consejo de Hermandades y Cofradías.
     En 1987 lo ofrece Don Francisco Aguilar Hidalgo.
     En 1988 Don Manuel Yélamo Crespillo.
     En 1989 Don Manuel Martín Martín.
     En 1990, le correspondió tan inmenso honor a quien escribe (Ramón Freire Gálvez), gracias a la confianza depositada en mi persona por el entonces Presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías, Don Juan A. Gamero Soria y al pleno del citado Consejo.
     En 1991 fue Don Antonio Siria González, mi amigo y compañero, quien tuvo el honor de pregonar nuestra Semana Santa.
     En 1992 fue Don Jesús Miguel Ostos Aguilar.
     En 1993 D. Francisco Acedo Díaz.
     En 1994 Don Alberto Santos Martín.
     En 1995 Don Javier Madero Garfias.
     En 1996 Don Juan Palomo Ibañez.
     En 1997 Don Juan A. Sevillano Coronado
     En 1998 es nuevamente una mujer la pregonera, correspondiéndole a Doña Carmen Rivera Martín.
     En 1999, por segunda vez (el primero lo fue Don Fernando Torralba y García de Soria) es un sacerdote quien ofrece el Pregón de Semana Santa, siendo en esta ocasión el S.I Don Jerónimo Valpuesta Güeto.
     En el año 2000 una mujer ecijana es cierra el milenio pregonando la Semana Santa de Ecija, correspondiéndole tan inmenso honor a Doña Misericordia Ojeda Linares.
     Y en el año 2001 dicho honor ha sido para el castellano-manchego, afincado en Sevilla, Don Jesús Martínez Moreno.
     Igualmente y gracias al Consejo de Hermandades y Cofradías, en colaboración con el Instituto de Enseñanza San Fulgencio, se ha venido celebrando anualmente el Pregón Juvenil, incorporándose posteriormente a dicha iniciativa, el Colegio Público García Morato con un Pregón Infantil. Al mismo tiempo se editan diversos carteles anunciadores de nuestra Semana Santa, no sólo el nombrado “oficial” por el propio Consejo, sino por las tertulias cofrades “La Chicotá” y “El Hermano Martíllo”, además de los que publican las propias hermandades, siendo parte de dichas presentaciones, exaltaciones cofrades que van abriendo, desde un mes antes a su llegada, las puertas de la Semana Santa, aunque si conviene decir que es el Pregón Oficial, organizado por el Consejo de Cofradías, que se celebra el Domingo de Pasión, la exaltación máxima de nuestra Semana Mayor.

SEMANARIO DE INFORMACION LOCAL ECIJA.- Número 13.- 9 de Marzo de 1965.-
Página 10.- VISPERAS.
     Ya el sol reseca la humedad de las lluvias pasadas. Los jardineros trepan por los naranjos, como peluqueros de las ramas briosas y acicalan como para un concurso de primavera florida de azahares, las verdes coronas de los árboles nuevos. Por todas partes lucen artísticas convocatorias de invitación a novenarios, mientras la ceniza del miércoles ha santificado las frentes devotas; las túnicas planchadas con amor “capillita” se recortan por los rincones hogareños en espera de sus penitencias bordadas de cera y de gracias. Pronto las campanas de los medios días domingueros anunciarán a Cristo bajando entre tambores y saetas en un ensayo de clavículas fieles, de claveles primeros que se mecen con Dios en su Calvario.
     Se vence la invernada con olor a incienso; los capataces, albaceas y camareras forman su legión de lanzas talladas en una verticalidad de varales de plata sobre los que extienden las filigranas de los palios; vistiéndola de fiesta de amargura, acarician a María Madre del Dolor, de la Soledad, de las Misericordias, de Paz y de la Esperanza.
     El Cielo, Palio Grande y Ecija Santuario de amor lucen ya en su azul y en su fe, y hay un pregonero que sueña himnos de gloria y una mantilla negra que espera su breviario y mil cruces de pino nerviosas por vencer la quietud de un año.
     Y otro año veremos caras nuevas que llegan hasta sus Cristos Crucificados para rezar y ocultarse bajo las pirámides de sus capillos nazarenos en promesas, y esta Semana de Pasión nuestra, llegará también en primavera hasta los lejanos hogares en los que, recordando y meditando, vivirán las horas de Pasión entre plegarias y quizás también entre saetas, ante una estampa del Crucificado o la Dolorosa de sus penas y de sus nostalgias. M.

SEMANARIO DE INFORMACION LOCAL ECIJA.- Número 17.- 6 de Abril de 1965.

     Páginas 1 y 4.- Don Juan Gamero Soria pronunció un magnífico pregón de nuestra Semana Santa.-
     Como estaba anunciado, el domingo 4, a las doce y media de la mañana, tuvo lugar el acto del Pregón de la Semana Santa Ecijana que, organizado por la Sección de Cultura y Arte del Casino de Artesanos, pronunció tan bella y profundamente el culto abogado, escritor y cofrade ecijano, Don Juan A. Gamero Soria.
     El salón de actos de la indicada sociedad, se encontraba completamente repleto por todo el elemento “capillita” de nuestra Ciudad, representaciones de entidades culturales y ordenes religiosas y oficiales, prensa, radio, etc.
     El estrado aparecía sencillamente exornado por una gran y morada Cruz truncada por su base y cinco sillones en los que tomaron asiento con el pregonero, la presidencia del acto representada por el Sr. Ostos Benitez, en representación del Sr. Alcalde ausente, Juez de Primera Instancia Don Ricardo Alcaide Alonso, Comandante Militar Don José Barranco González, el Presidente de la Sociedad Don Manuel Martín González y el Sr. Arcipreste Don Rogelio Rodríguez Naranjo.
     La Banda Municipal de Música que dirige el profesor Tena Peinado interpretó como introito la marcha Amargura del maestro Font de Anta. El Sr. Martín González, como presidente del Casino de Artesanos y a la vez Hermano Mayor de la del Santísimo Cristo de la Exaltación, hizo la presentación del pregonero, culto ecijano y apasionado “capillita” de cuya juventud e inteligencia esperaba el canto fiel a nuestra Semana de Pasión intensa de fe y motivos cofradieros singulares. El Sr. Martín González fue muy aplaudido.
     Al levantarse el Sr. Gamero Soria, los cientos de asistentes al brillante acto literario y devoto, prorrumpieron en una ovación que el pregonero agradeció como así a las frases de elogio de su presentador.
     Valiente y apasionada introducción, plena de la poesía más pura en la prosa más lírica de un íntimo sentir por Ecija y sus momentos cofradieros; a cada imagen un canto y a cada hora una observación bella, una fiel estampa a cada barrio, y un desentrañar sentires de fe, por los campos y por las gentes nobles de su Ciudad. Gamero Soria, pasión operante por su Ecija amada, volcó todo su sentir católico en su exquisita pluma observadora de silencios y amaneceres, y hasta su bien decir tuvo dolor de pasión y de compasión para los que no habían desentrañado aún la singular personalidad de esta Semana Grande apretada y única, ecijanisíma y consciente de su riqueza espiritual y cofradiera.
     Repetidamente el pregonero fue interrumpido en el bello y fuerte terminar de sus cantos bellísimos, a todas y cada una de las procesiones de nuestra Semana Santa, ovaciones que se hicieron una larga y entusiasta cuando el Sr. Gamero Soria puso fin a su pregón, pregón ecijano del 65, que si alguna vez fuera editado como merece, sería el documento más descriptivo e interesante, para aquellos que quieran saber del alma de Ecija, de la poemática de su Fe cofradiera y de la verdad de sus legiones nazarenas.
Con el Himno nacional interpretado por la Banda Municipal, terminó la brillante jornada del Domingo de Pasión ecijano, y el Sr. Gamero Soria, recibió justificadas y numerosas felicitaciones y abrazos por su memorable Pregón.

     Página 8.- ¿Qué pasa con la Agrupación de Cofradías?.
     Es curioso observar cómo en una época en que toda labor y tarea de importancia se realiza en equipo por aquello de que la unión hace la fuerza, en Ecija, se haya terminado con la Agrupación de Cofradías.      En todas las ciudades que gozan de cierto prestigio cofradiero, tienen una agrupación o se apresuran a constituirla, para que en esa unión de criterios y conjunción de esfuerzos, llevar a efecto una labor de mejores frutos y más alto esplendor en la Semana Santa. En nuestra ciudad se constituyó esa Agrupación de Cofradías, que durante dos o tres años dio el máximo prestigio a estas fiestas sacras. Carteles anunciadores, pregón de Semana Santa, Exposición de estrenos, Tribuna Oficial, etc. etc.
     La Agrupación de Cofradías ecijana, nació con fuerzas y bríos en el seno de la Corporación Municipal, con el solo fin y único objeto de dar categoría y relieve a estas fiestas en nuestra ciudad. No se pensó jamás en una monopolización, y eso nos consta porque vivimos aquellos momentos, y sí con un sentido más amplio y universal, darle un carácter semioficial a la naciente Agrupación, para posteriormente en una mayoría de edad y ya consolidada su constitución, pudiera seguir sola sus pasos hacia la meta que siempre nuestras Autoridades se han marcado: El resurgir de nuestra ciudad en todos sus órdenes y aspectos. Los componentes de la comisión municipal de fiestas no están permanentemente en el seno de la Corporación, ellos algún día se tienen que marchar; pero las Cofradías siguen, por lo que no se podía pensar en un egoísmo particular porque ello sería absurdo; por el contrario, sus miras estaban puestas, por encima de todos los intereses particulares en nuestra Ciudad y sus cosas.
     Pero parece ser que los intereses particulares pudieron más que los intereses generales, y al poco tiempo de su creación, la Agrupación de Cofradías quedó sólo en eso; en el buen deseo y altas miras ciudadanas de unos cuantos que no pudieron completar su obra.
     Y ahora Ecija, una ciudad que cuenta con once Hermandades, que tiene cubierta toda la semana con desfiles procesionales, no tiene carteles que anuncien a los cuatro vientos, las maravillas de su imaginería. El Pregón ha de ser organizado por entidades culturales o recreativas que no tienen relación con la Semana Santa. La exposición de estrenos, ha quedado reducida a poner en los escaparates del comercio local, unas cuantas jarras o varios candelabros. Y la tribuna oficial sigue, gracias a que nuestro Ayuntamiento la continúa instalando.
     Pensando como siempre lo intentamos hacer en nuestra redacción, con un sentido amplio y anteponiendo los intereses locales a cualquier interés particular, creemos que es llegado el momento de que nuevamente las Hermandades de Penitencia de Ecija, intenten reagruparse con su mejor buena voluntad y sobre todo con un gran cariño a nuestra Ciudad, que bien merece este esfuerzo de los que se mueven alrededor de la Semana Santa.- Paco Blasco.”

SEMANARIO DE INFORMACION LOCAL ECIJA.- Número18.- 13 de Abril de 1965.
Página 3.- COMENZO LA SEMANA SANTA.
     Con asistencia del Excmo. Ayuntamiento en Pleno, comenzaron los actos de Semana Santa en nuestra Ciudad, con la función y bendición de palmas en la Parroquia Mayor de Santa Cruz. Junto a la Corporación ocupaban los sillones presidenciales el Sr. Coronel Comandante Militar, el Juez Municipal, Teniente de la Guardia Civil y el profesor representante del Instituto Laboral.
     Ofició y bendijo palmas y ramos el arcipreste Don Rogelio Rodríguez Naranjo, estando completamente llenas las naves y coro de nuestro primer templo parroquial. Por la tarde salió la primera cofradía de penitencia, de la Iglesia del Carmen. Dos pasos figuran en este desfile, Nuestro Padre Jesús en su entrada en Jerusalén y Nuestra Señora de la Paz. Los alumnos del Colegio Salesiano vestían túnicas blancas y grana portando palmas y ramos. Figuraba la banda de cornetas y tambores del citado colegio y en la presidencia los ediles Sres. Fuentes Plata y Martínez Márquez que con el teniente Vacas y representación de la Guardia Civil precedían al paso de la Virgen.
     En el próximo número detallaremos con amplitud los restantes desfiles de nuestra Semana Santa que promete resultar brillantísima por el buen tiempo reinante, la gran afluencia de forasteros y los estrenos de nuevas cofradías que completan todas las horas de esta gran Semana de Pasión.

     Hacemos una aclaración respecto de la cofradía citada en la anterior crónica, pues una vez que la congregación salesiana marchó de Ecija, dicha Cofradía no volvió a salir del citado Colegio e Iglesia del Carmen, aunque permanecen en esta dichas Imágenes, si bien, ese instante de la Pasión de Jesús, fue recogido acertadamente por la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de las Lágrimas, incorporando la “Entrada de Jesús en Jerusalén”, aunque con imágenes de Jesús y el pollino nuevas, procesionando en la mañana del Domingo de Ramos. De ello hablaremos en el apartado correspondiente a dicha hermandad.

     Página 6.- ESTRENOS DE LAS HERMANDADES ECIJANAS.
     La Hermandad del Santísimo Cristo de la Exaltación, estrenará este año 42 candelabros y dos candelabros de cola para el paso de la Virgen, otros cuatro para el paso del Santísimo Cristo y una magnifica Cruz de Guía y faroles.
     La de Nuestro Padre Jesús Nazareno Abrazado a la Cruz y María Santísima de la Amargura, paso palio de la Virgen completo, puñal, manto, toquilla y candelería.
     La de la Entrada triunfal en Jerusalén y Nuestra Señora de la Paz, ánforas para el paso de la Virgen, insignias y túnicas.
     La del Santísimo Cristo de Confalón y Nuestra Señora de la Esperanza, Cruz de Guía de caoba con casquetes de plata cincelada y escudo de la Hermandad. Dos faroles de plata repujada y varales de paso virgen, 16 ánforas de plata y 80 túnicas terciopelo y tel bordado con escudos de la Hermandad.

     Página 9.- HERMANDAD DEL CRISTO DE LA EXPIRACION.
     El pasado domingo, presidido por el Sr. Cura Párroco y Conciliario de la Hermandad Don Francisco García Gallardo, se reunió la Comisión reorganizadora de la Hermandad del Cristo de la Expiración de Santiago, acordándose salir procesionalmente, en Vía Crucis a las nueve de la noche del Viernes Santo, con el siguiente itinerario: Plaza de Santiago, Puerta Osuna, Capitán Sanz, Plaza González de Aguilar, José Antonio, Más y Prat, Santa Cruz (Parroquia Mayor donde hará estación), calle Espíritu Santo, San Francisco, Plaza de España (acera Casino Ecijano), Ayuntamiento (Tribuna Oficial), Plaza Santa María (Parroquia y estación), Plaza de España (acera Banco Hispano), Miguel de Cervantes, Padilla, Santiago.
     Las estaciones del Vía Crucis serán rezadas por hermanos y comentadas por el Sr. Conciliario. Con el desfile, además de los cofrades, pueden participar todos los hombres que lo deseen.

     Página 9.- HORARIO DE CULTOS DE LA SEMANA SANTA.
     En Santa Cruz.-
     Domingo de Ramos, 11 de la mañana: Bendición de palmas y ramos, procesión y misa solemne.-
     Jueves Santo 6 de la tarde, misa solemne, sermón de mandato, lavatorio y procesión al monumento.
     Viernes Santo 6 de la tarde: Gran plegaria, adoración de la Cruz y comunión. A estos oficios asisten las Autoridades de la Ciudad.
     Sábado Santo 11 de la noche. Canto de la Angélica, consagración de la pila bautismal, rompimiento del velo y misa solemne.

     En San Gil.-
     Domingo de Ramos, a las 10; Bendición de ramos en Santa Ana y procesión a San Juan, donde se celebrará la Santa Misa.
     Lunes, Martes y Miércoles Santo: A las 9 misa en San Gil, a la 1 en San Juan.
     Jueves Santo: 5,30, Santos Oficios en San Gil.
     Viernes Santo: 5,30, Santos Oficios en San Gil.
     Sábado Santo: a las 1, paraliturgia de recibimiento de los santos óleos. A las 11 de la noche solemne vigilia pascual.

     En Santa María y Santa Bárbara.-
     Domingo de Ramos: 10,30 bendición de ramos en Santa Bárbara, procesión a Santa María, donde se celebrará la Santa Misa.
     Miércoles Santo: 9 de la mañana, oficio del día.
     Jueves Santo.- Santa Bárbara 5 de la tarde.- Santa María 6,30 de la tarde.
     Viernes Santo.- Santa Bárbara 5 de la tarde.- Santa María 6,30 de la tarde.
     Sábado Santo.- 11 noche, vigilia pascual.

     En Santiago el Mayor.-
     Domingo de Ramos: Bendición de palmas a las 9 de la mañana.
     Jueves Santo: Oficios a las 5 de la tarde.
     Viernes Santo: Oficios a las 5 de la tarde.
     Sábado Santo: Oficios a las 12 de la noche.

     SEMANARIO DE INFORMACION LOCAL ECIJA.- Número 19.- 20 de Abril de 1965.-
     Página 1 y 7.- CON GRAN BRILLANTEZ SE CELEBRO LA SEMANA SANTA ECIJANA.- Broche de oro a una Semana de esplendor, el desfile del Santo Sepulcro de Jesús.
     Con reluciente tiempo primaveral, se desarrolló en nuestra Ciudad la Semana Mayor, por lo que el paso de nuestras cofradías tuvo un mayor lucimiento. Mañanas, tardes y noches de verdadero ambiente cofradiero y expectación en las calles, desde el primer toque de cornetas que anunció la salida de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús en su Gloriosa Entrada en Jerusalén, hasta la solemne tarde del Sábado Santo, en que Cristo en su Sepulcro paseó por nuestras calles en impresionante Santo Entierro.
Este año se ha visto Ecija más repleta de público que nunca. Paisanos amigos llegados de todos los puntos de España y gran número de forasteros atraídos por las bellezas naturales de la ciudad y su tesoro imaginero.
     Tuvo su salida la Hermandad de la Borriquita, el domingo de Ramos a las 7 de la tarde, de la Iglesia del Carmen. Vivo ejemplo de piedad el que los alumnos del colegio salesiano dieron por las calles ecijanas acompañando a sus titulares, Nuestro Padre Jesús en Jerusalén y Nuestra Señora de la Paz. Triunfal carrera, hizo su entrada en el templo a las 9 de la noche.
     El lunes Santo vino a alegrar aún más al bonito barrio del Puente que tachonado de verde, esperó a las puertas de Santa Ana, la salida del Santísimo Cristo de la Yedra y Nuestra Señora de la Caridad, hermandad que va superando año tras año, nueva en el desfilar con sus Imágenes pero vieja en devoción y ejemplo cofradiero. Hizo estación de penitencia a las 8,30 de la tarde, regresando a su templo a la una de la madrugada.
     Una vez más, puso la nota de dolor en el sentir ecijano, el sobrio paso de Nuestro Padre Jesús Cautivo, la noche del Martes Santo, que en su maravilloso calvario de claveles granas, recorrió nuestras calles. Y al partirse la semana, con gran repiquetear de tambores lejanos y expectación inusitada nos llega un miércoles memorable. El Miércoles Santo se convierte en solemne festividad, al hacer su salida por la empinada y estrecha cuesta de San Gil, el Santísimo Cristo de la Salud y Nuestra Señora de los Dolores. Con toques floreados de cornetas y suaves marchas procesionales, con miles de devotos alumbrando al Cristo de Ecija, muchísimos hermanos nazarenos e impresionante caminar de cruces penitentes, esta centenaria hermandad paseó sus Imágenes titulares en un alarde de vistosidad y devoción, de esplendor y recogimiento. Hizo su salida a las 9 de la noche, para volver al templo a las dos de la madrugada.
     El Jueves Santo ecijano crece, se agranda cada año y dentro de él vivimos los ecijanos una jornada completa dentro del más puro ambiente cofradiero. El sol de este día, iluminó con sus últimos rayos la emotiva salida del Santísimo Cristo de Confalón y Nuestra Señora de la Esperanza del convento de la Victoria. El barrio de Puerta Osuna vistió sus mejores galas para recibir al Cristo de los hortelanos y estos, una vez más, adornaron todo su recorrido con sus vivas especiales. Muchos estrenos este año en la hermandad del Confalón y sorprendente superación. El público en la tarde del Jueves Santo, corre de barrio a barrio y estacionado ante la monumental puerta de Santa Cruz, presencia la salida del Cristo de los gitanos. Surge espontánea la saeta en el ocaso de la tarde y la Hermandad del Santísimo Cristo de la Sangre y María Santísima de los Dolores inicia el recorrido, hacia el alegre barrio de Puerta Palma. Las túnicas granas, ponen a la noche que empieza un sello más solemne…más emotivo, el Cristo de la Sangre va camino de su muerte.
     Silencio expectante a las puertas de Santa Cruz. Al sonar en la campana las doce de la noche, hará su salida Nuestro Padre Jesús Nazareno Abrazado a la Cruz y Nuestra Señora de la Amargura, que por primera vez bendecirá las calles ecijanas. La salida fue emotiva y triunfal a un tiempo. Se vivió intensamente el silencio en la plaza, manteniéndose hasta el regreso a la Parroquia, roto por el fervoroso Credo y Salve de los numerosos hermanos.
     Y la noche, la madrugada del Viernes, cálida y perfumada cera y azahares, invita a pasear, a no retirarse a descansar hasta que un nuevo acontecimiento surja. Y el público, apiñado ante las puertas de San Juan, esperan que suenen en el reloj las cinco de la mañana, para presenciar la salida de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno Santa Cruz en Jerusalén y Nuestra Señora de las Misericordias. Atractivo amanecer viendo reflejar los primeros rayos solares la morena faz del Nazareno e hiriendo la vista el deslumbrante paso de la Virgen.
     Y nos llega la tarde del Viernes Santo y es en esa tarde la Hermandad del Santísimo Cristo de la Exaltación y Nuestra Señora de la Piedad, la que se adueña de las calles ecijanas. Expectante paso por la tribuna presidencial y quietud en el pueblo, que no deja sus asientos, porque una nueva emoción les aguarda. El Cristo de la Expiración de la Parroquia de Santiago ha salido este año con nueva savia, con grandes deseos de superación de un nuevo grupo de cofrades.
     Las calles se llenaron sin saber cómo. Dentro de nuestras caras amigas y familiares, personas extrañas llegadas de distintos puntos de Andalucía. A las 7,30 de la tarde inició el recorrido procesional la Real Hermandad del Santo Entierro. Custodiando a los valiosos tronos del Desprendimiento, Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad, interminables hileras de nazarenos, incluida representaciones de las demás hermandades, gastadores de la Comandancia Militar, centuria de romanos a pie, Ayuntamiento bajo mazas, una nutrida representación militar, presidida por el Coronel Jefe del Depósito de Recría y Doma, Guardia Municipal en la totalidad de su plantilla y cerrando el Sacro cortejo la banda municipal.
     Digno epílogo a toda una semana de penitencia. Reluciente broche de carey y plata, que puso punto final a la Semana Santa de Ecija, cada año con más fuerza y esplendor.

     SEMANARIO DE INFORMACION LOCAL ECIJA.- Número 61.- 22 de Febrero de 1966.
     Página 4.- ESAS COSAS QUE PASAN.- LOS PROBLEMAS.- Agrupación de Cofradías.
     Traemos hoy a esta sección el tema de la Agrupación de Cofradías, como un problema más de nuestra Ciudad. Un problema que, como tantos otros, nos lo hemos creado nosotros mismos, concretamente los que andamos en el seno de cualquier Cofradía.
     En nuestra Ciudad, hace ya unos años, se organizó, más o menos acertadamente, una Agrupación de Cofradías, la cual llevó a cabo infinidad de mejoras dentro de nuestra Semana Santa y que hizo resurgir a nuevas Hermandades, dándole además brío y empuje a las ya existentes. Esta Agrupación organizó Pregones de Semana Santa, Exposiciones de estrenos, editó carteles anunciadores, celebró subastas cuyos beneficios repartió entre las hermandades, organizó la procesión del Resucitado como colofón brillante de nuestros desfiles procesionales, coordinó las salidas de las hermandades, etc. etc.
     Pero al llegar esta Agrupación de Cofradías a su mayoría de edad, cuando ya parecía vencido nuestro natural espíritu de anarquía y desunión, cuando realmente todo parecía marchar por cauces normales de apogeo y cordialidad, entonces cundió el descontento, la desidia, la disconformidad, las críticas malsanas…Surgieron los viejos grupos de viejas ideas, los eternos disgustados, los individualistas, los envidiosos, los que sonríen por delante y murmuran por detrás…Y como siempre pasa, la que salió perdiendo con todo esto, fue nuestra Ecija; porque ella perdió su cartel anunciador de su Semana Santa y su Exposición de Estrenos y su desfile procesional del Domingo de Resurrección, pero sobre todo perdió la unión de sus hermandades de penitencia.
     Si aquella Agrupación de Cofradías, por lo que fuera, no gustaba a las hermandades o a ciertos hermanos de ciertas hermandades, bien podían haber creado ya una a su gusto y manera para, en común, defender los intereses de todas y cada una de ellas.
Ahora que tanto se habla de trabajar en equipo, que está probado que la unión hace la fuerza, que lo que uno no puede muchos lo consiguen…ahora en Ecija no hay agrupación, no hay unión, entre las hermandades de penitencia.
     Y es que aún no se han dado cuenta las hermandades, que por encima de sus intereses particulares, muy respetables desde luego, están los intereses de Ecija que son mucho más importantes. J.

     SEMANARIO DE INFORMACION LOCAL ECIJA.- Número 63.- 8 de Marzo de 1966.
     Página 8.- OLOR DE SEMANA SANTA, por Paco Blasco.-
     Es indudable que cada estación del año, tiene su olor característico; y por ello la primavera, que hace florecer nuestros jardines, tiene un aroma especial, no sólo a flores, sino a Pasión, ya que la Semana Santa tiene lugar precisamente en estos albores primaverales.
     No se sabe cuándo se produce la metamorfosis; sólo sabemos que una mañana al salir a la calle, percibimos en el ambiente que la Semana Santa está próxima a pesar de que todavía no hemos tenido oportunidad de ver nazarenos en ciernes, que son los hermanos portando bajo el brazo la túnica de su hermandad; y los consabidos actos de bajar el Señor o la Virgen de su camarín, cosa que se acostumbra a efectuar en estas vísperas de la Pasión.
     Estamos metidos de lleno en la Cuaresma, y casi todas las Hermandades celebran por estos días los quinarios y novenas a sus imágenes veneradas, rivalizando en esplendor, en esa rivalidad edificante, que hace que durante los desfiles procesionales de cada año se superen, se estimulen, y procuren sin regatear medios superar el desfile del año anterior.
     El capillita, el que durante todo el año labora por la hermandad, ve acelerarse ahora su labor preparatoria del desfile, y el que solo se acuerda de su Cristo el día que ha de salir a la calle, presiente un regusto de emoción, cuando piensa que ya faltan pocos días para poder sacar por las calles de la Ciudad a sus pasos predilectos, entre el fervor de los paisanos, entre el amor y la veneración de todo el vecindario.
     Cuaresma. Santa Cuaresma, que evoca sacrificios, vigilias y penitencias, y que prepara el alma para entrar ambientada en esa Semana Grande, que rememora la Pasión de Cristo en la tierra, y que sin querer hace elevar la vista al cielo y sentirnos pecadores miserables indignos de acercarnos a Dios.
     Esta Ecija de nuestros amores, esta Ecija que brilla en tantos aspectos mundanos, no podía serlo menos en la Semana Santa, y así vemos como poco a poco y pese a muchas inconveniencias y oposiciones, ha conseguido tener una Semana Santa de primerísima categoría. Desfiles procesionales todos los días de la misma y que en bien de Ecija y su tradición debería volver a instituir la salida del Resucitado en la mañana del Domingo de Resurrección.
     ¡ Cuantas grandes ciudades de España quisieran poder contar con Imágenes tan maravillosas como las que nosotros tenemos y que jamás han tenido una hermandad que las cuide y las luzca en los desfiles procesionales de la Semana Mayor!.
     Pronto escucharemos en la noche ecijana, el redoble del tambor a lo lejos, que anuncia el paso por nuestra sin par Plaza de España de una cualquiera de nuestras procesiones. Pronto aparecerán por los canceles de nuestras Iglesias las cruces de guías de las hermandades que anuncian al pueblo que sale a la calle para derramar sus bendiciones, nuestros queridos pasos; y pronto, asimismo, cruzarán la noche las saetas cantadas con amor y devoción como flores lanzadas al paso de nuestras Vírgenes morenas.

     SEMANARIO DE INFORMACION LOCAL ECIJA.- Número 64.- 15 de Marzo de 1966.
     Página 3.- AL PASO DE UNOS COMENTARIOS.- Sobre la Agrupación de Cofradías.
     Numerosos comentarios y de las más diversas especiales e interpretaciones, ha suscitado nuestro comentario sobre la “Agrupación de Cofradías” publicado en el número correspondiente al pasado 22 de febrero.
     Y de lo publicado no nos retractamos ni tanto así. Nuestra misión, a veces ingrata, es la de informar a los lectores con toda objetividad y con la verdad siempre por delante, sin partidismos ni banderías, y con una sola y concreta misión, el mejor servicio a nuestra ciudad.
     No citábamos nombres, porque la caridad también guía nuestra misión informativa, pero si alguien se dio por aludido era entonces que llevábamos razón, y esto nos congratula grandemente, nos satisface sobremanera, pues nos convence de que vamos por buen camino, ya que no hay cosa peor que caer en la indiferencia. Aquí encaja perfectamente la frase cervantina de “cabalgamos”.
     Nosotros aconsejaríamos a los que se han dado por aludidos que, en vez de perder tanta energía y vitalidad en inútiles e improductivos comentarios, que solo traen descontento y desorientación, utilicen esa energía, ese ímpetu y esa acción en algo constructivo, en algo beneficioso y eficaz para nuestra Ciudad. Y dentro de su especialidad, nada mejor que reorganizar la Agrupación de Cofradías Ecijana, puesto que obras son amores y no buenas razones.
     Entonces nuestro criterio cambiaría, para convertirse en un entrañable y caluroso aplauso, y con él iría también nuestra gratitud con la que cuentan todos los que por Ecija hacen algo.
     Pero sería una deslealtad a nuestra misión y a nuestro ecijanisimo, si diéramos por buena aquella incomprensible disolución de la Agrupación de Hermandades de Penitencia, para que nadie fue beneficiosa.
     En manos de las Hermandades, queda ahora el agruparse a gusto y manera de lo que ellas estimen oportuno. ¿Por qué no se hace?. La pregunta queda pendiente de contestación. J.-

     SEMANARIO DE INFORMACION LOCAL ECIJA.- Números 65-66.- 2 de Abril de 1966.
     Página 2.- ANGULO.- La gran semana nuestra.
     En Ecija contamos con una de las fiestas litúrgicas de la Semana Santa, más interesante del mundo. Sus templos en Divinos Oficios, de cuidado rito y catedralicios escenarios, desde el Domingo de Ramos hasta el otro Domingo de la Resurrección. Sus siete días de apretados desfiles procesionales, en particular los del Jueves y Viernes Santo, en las que las madrugadas enlazan la pasión “capillita” y Nazarenos, con Dolorosas en tronos de angustias, y Calvarios de Cristos y Cruz al hombro o en abrazo. Los Crucificados, parte solamente del tesoro de imaginería sacra, que se encierra y venera en los templos, obras de Montañés y Roldán, de la Roldana y Castillo Lastrucci; el Sepulcro de Cristo yacente, donde la plata y el carey, singular y casi único, juegan la severidad y grandeza por sus esquinas salomónicas y sus ángeles, queriendo volar para anunciar al Cielo una resurrección en la tarde. El sol y las plazas, el azahar y las murallas, desde San Gil a Colón, desde el Puente a Puerta Cerrada, y las promesas pagadas en centenares de penitencias y los pies desnudos, cargados de pasión y de amor por piedras y calzadas; y la noche de silencio y penitencia partida por las doce campanadas de Santa Cruz; en las aceras y balcones, terrazas y jardines, toda la paz de los campos venida a rezar y a cumplir.
     Impresionante, perfumada y devota, esta Semana Santa de Ecija, metida en costaleros nativos que se hacen en un año, y que sacando fuerzas de flaquezas en mermadas economías, el milagro surge de los hombres y casi horas antes, algunas, deciden el “salir” otra vez para llenar las fechas y las noches de todos los días de la Semana Grande, de orgullo y pasión, de amor y entrega en una incomprensible división de abrazos humanos, pero en un acuerdo dividido y noble en amar a María en su Dolor y a Cristo en su Muerte por nosotros.-

     DOMINGO DE RAMOS.-
     Ramos y palmas, coronas de amor puro en las esquinas. La Virgen con sus palomas para arrancar las espinas de un odio que no perdona.
Hermandad de Nuestro Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén y Nuestra Señora de la Paz (Iglesia Ex-Convento del Carmen) Salesianos. Dos pasos.
     Salida a las 7 de la tarde. Tribuna Oficial Excmo. Ayuntamiento a las 8,15.-
Itinerario: Carmen, Plaza de Colón, Avd. Alemania, Puerta Palma, José Canalejas, Santa Cruz, Más y Prat, Plaza de España, José Antonio, Puerta Cerrada, San Juan Bosco, Fuentes de Andalucía. Entrada a su templo a las nueve de la noche.

     Página 3.- Joaquín Noguera, ecijana pasión operante.
     Severo, elegante y apretado de selecta concurrencia, el Salón de Artesanos estaba anoche de fiesta grande. Joaquín Noguera, compañero y amigo, desentrañó en su pregón maravilloso el alma de Ecija en su Semana Santa, de una manera singular y lírica, sentida e inteligentemente descriptiva, devota y profunda.
     Un aplauso en cada pasaje; un rumor de admiración en cada bella descripción de horas y motivos; un saber sentir y amar, cantar y decir; una estampa de color y devoción en cada minuto y una hora de estrellas y de muerte, de quebrada saeta, de nazareno amor, de materno y divino dolor a cada decir de la feliz jornada.
     Ecija estaba allí, con sus autoridades, en cita y gozo, con sus capillitas en silencio emocionado de escucha; con su juventud metida en sus deseos de heredar las pasiones de los hombres.
     Ecija estaba allí, en su corona de orgullo y de amores, porque Ecija sabe estar con respeto y aplauso en todas las horas de su existir, como ésta que nuestro compañero entrañable ha dado a las vísperas de nuestra Semana Santa.

     Página 4.- LA ULTIMA SEMANA.
     Hará cerca de treinta años de aquello, y al llegar a estas fechas acude a mi mente, como si la estuviera oyendo de cerca, aquella sencilla y emocionante saeta que escuché un Jueves Santo cerca del “Altillo de la calle Carreras”.
     Era el Cristo de la Sangre el que pasaba a hombros de sus hermanos morenos, que entre mecidas suaves y vivas salidos del alma, le paseaban procesionalmente por las calles ecijanas.
     ¡Que tipismo más puro envolvía a las Semanas Santas de entonces…! Los curtidos rostros de aquellos cofrades gitanos, quedaron grabados en mi mente de forma permanente, por la solemnidad del momento, por la curiosidad con que observé la emotiva escena, tal vez por mis pocos años. Todos aquellos rostros han ido desapareciendo poco a poco de mi vista. La muerte les privó del infinito gozo de sacar a su Cristo, y año tras año han ido entrando en el sitio que dejaban jóvenes “payos” que, aunque con gran cariño y devoción a su Cristo, han ido restando sin ellos desearlo, tipismo y grandeza a la procesión del Cristo de los calés.
     No se si serían las primeras horas vespertinas o bien entrada la noche, cuando de la mano de un ser querido, aguardaba el paso de la cofradía. Pasaban mujeres alumbrando, algunas descalzas, otras rezando el rosario. Tras ellas, algunos hombres con túnicas granates cortas y descoloridas por el uso.      Los hermanos venían todos alrededor de su Cristo de la Sangre. El fuerte olor a incienso envuelto en el aroma de la quemada cera, lejos de molestarme, me hizo aspirar con fuerzas, hasta saturarme de aquel devoto ambiente.
     De pronto, de una ventana cercana al gentío, saltó el eco de una desgarradora saeta. Se oía leve al principio, casi imperceptible…pero dentro del frío silencio que se hizo en la noche, una voz quebrada…rota, rasgó el aire y fue subiendo de tono más y más, hasta apoderarse por completo del lugar. Los hermanos habían detenido la marcha, pero seguían meciendo a su Cristo. Habían enmudecido los vivas y todas las miradas fueron hacia la cerca y abierta ventana.
     Yo vi al hombre que lloraba y cantaba a un tiempo. Su rostro enjuto y pálido, cubierto por espesa barba negra, era muy parecido al del Cristo que tenía delante. Quedó impreso en mi, al igual que aquella conmovedora saeta que heló por completo mi caliente sangre de niño.
     Nunca pude recordar la letra de ella, pero era algo así como una triste plegaria, como una despedida definitiva…como un último adiós al Cristo que pasaba…
     Al terminar la saeta, no hubo ni palmas ni vivas como otras veces. Solo murmullos apagados y algún que otro siseo. Pasaron algunos días, muy pocos. Al regresar una tarde del colegio salesiano con otros niños, nos detuvimos en aquel mismo sitio donde días antes escuchara la saeta. Había una gran muchedumbre a la puerta de la casa y algunos curas. Se trataba de un entierro. Más tarde fue sacado a hombros un ataúd de aquella casa, donde días atrás y en la ventana de arriba que aún permanecía abierta, cantara un hombre enfermo su última saeta.- J.L.

     LUNES SANTO.
     Llora lágrimas tu fuente, y Caridad llora el río, Verde yedra por el Puente, enredada en su gentío que reza a Cristo su muerte.
     Hermandad del Santísimo Cristo de la Yedra y Nuestra Señora de la Caridad (Iglesia de Santa Ana).- Dos pasos.
     Salida a las 8,30 de la tarde.- Tribuna oficial a las 11.- Entrada una de la madrugada.
     Itinerario: Emilio Castelar, Miguel de Cervantes, Plaza de España (Ayuntamiento, Más y Prat, Canalejas, Avd. Alemania, Plaza de Colón, Calvo Sotelo, Puerta Cerrada, José Antonio, Plaza de España, Miguel de Cervantes, Emilio Castelar a su templo.
     Estrenos: Talla de la parte baja del paso de Cristo. Ocho cartelas. Cuarenta y cinco túnicas. Dos      Banderas. Siete varas insignias directiva y el Libro de Reglas.

     Página 5.- SEMANA SANTA. SEMANA DE CONTRASTES.
     No me arrepiento de encabezar estas líneas con esta frase, nadie me discutirá que comienza la Semana Mayor con el Hosanna Triunfal de la entrada de Cristo en Jerusalén, y a medida que avanzan los días se masca la tragedia provocada por la traición de un Judas, una vida comprada con dinero, azotes, idas y venidas del Inocente por tribunales y sanedrines, una sentencia a la pena de cruz, una agonía lenta, de tres horas, una muerte, un sepulcro y después de estas negruras de tragedia, desembocar en la luz cegadora de una gloriosa Resurrección, definitiva, triunfal.
     Ecija se dispone a celebrar su Semana Mayor con el resto de la Cristiandad, y siguen los contrastes, es la Semana más trágica y al mismo tiempo la más bullanguera. En estos tiempos de encuestas sería muy interesante hacer una, y preguntar por nuestras calles a tantos y tantos como deambulan por ellas y preguntar qué piensan de estos días, el porqué de vestir sus mejores galas y detener el paso de una de nuestras Cofradías y acercarnos a cada uno de los encapuchados o “revotos” indagando de ellos qué es lo que les mueve a soportar tres horas de lenta caminata por nuestras calles acompañando a un Crucificado o a una Virgen que llora, el resultado de estas preguntas sería aleccionador, pero no faltaría alguno que contestará que está allí por ley de inercia, y esto es lo que tiene que desaparecer.
     La Semana Santa tiene como finalidad conmemorar los misterios de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, la Iglesia Nuestra Madre en su sagrada Liturgia nos adoctrina con el esplendor de sus ceremonias, sus oraciones, las bellezas de los trozos bíblicos del Antiguo y Nuevo Testamento; una minoría muy pequeña, se aprovecha de estas enseñanzas; sería de desear que nuestras hermandades de penitencia incluyeran además del recorrido penitencial con las Sagradas Imágenes, la asistencia a los Divinos Oficios, sería un hermoso ejemplo de auténtica y eximia piedad.
     No quiero terminar estas líneas sin una alusión a la tan traída y llevada Agrupación de Cofradías ecijanas, la creo indispensable, y debe llevarse a cabo; siendo las hermandades asociaciones piadosas que deben tener sus Reglas aprobadas por la Autoridad Eclesiástica, han de encuadrarse en un ámbito que rebase sus propios límites para marchar de acuerdo en organización de cultos, horarios e itinerarios de las salidas procesionales y hasta, y esto es importante, crea una bolsa común para ejercer la caridad de Cristo con los necesitados; por lo que juzgo fundamental que los hermanos mayores de las de penitencia se reúnan animados de la mejor voluntad para hacer desaparecer las dificultades, que no serán muchas por cierto, y llegar a esa Agrupación tan soñada.
     Sea esta Semana Santa de 1966 la última de los contrastes, que ella marque un hito de unidad y de amor fraterno entre todas nuestras Hermandades de penitencia.- El Arcipreste.
     MARTES SANTO.
     Va preso porque sus manos solo robaron amor por dárselo a los cristianos. Lirio, Calvario, la flor perdón para los humanos.
     Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo (Parroquia de Santa María). Un paso.
     Salida a las 9 de la noche. Tribuna oficial 11,20. Entrada 11.30.
     Itinerario: Plaza de Santa María, Plaza de España, Más y Prat, Santa Cruz, José Canalejas, Avenida de Alemania, Colón, Calvo Sotelo, José Antonio, Ayuntamiento, Plaza de Santa María.
     Estrenos: Varas insignias directiva.

     Página 7.- TARJETA DE VISITA.
     A las diez de la noche del pasado año, el Cristo de la Salud pasaba por “cuatro puertas”. Allí un amigo poeta nos escribía esta impronta en una tarjeta que conservamos.
     Pan sin hambre. Agua sin sed. Luz para el que no ve. ¡Miradle, ya está aquí!. Mirad al Cristo de San Gil en la noche de Abril. Toda la flor se hace sangre bajo los pies de ese HOMBRE. Toda la noche se hace resplandor para sus sienes. ¡Toda la noche se muere!.
     Fernando C.P.
     MIERCOLES SANTO.
     Cristo de San Gil. Templanza de todos los ecijanos. Salud, fe y confianza que del costado a Tus manos viven nuestras esperanzas.
     Hermandad del Santísimo Cristo de la Salud (Vulgo San Gil) y Ntra. Señora de los Dolores (Parroquia de San Gil) Tres pasos.
     Salida a las 9 de la noche. Tribuna oficial alas 10.
     Itinerario: Calle San Antonio, Emilio Castelar, Miguel de Cervantes, Plaza de España (Ayuntamiento), Más y Prat, Santa Cruz, Plaza de Ntra. Sra. del Valle, Avd. Alemania, Plaza de Colón, Calvo Sotelo, Puerta Cerrada, José Antonio, Plaza de España, Nicolás Mª Rivero, Emilio Castelar, Cadenas, San Antonio, Parroquia. Entrada a la una de la madrugada.

     Página 8.- DESDE MI PUESTO EN LA FILA.- Por Paco Blasco.
     Creo que la Semana Santa se ha visto desde todos los ángulos, y de todos ellos resulta hermosa, pues precisamente por ser algo tan ensalzado, tan cantado, no creo se pueda descubrir nada nuevo en ella. La Semana Santa es pasión, es amor a las Sagradas Imágenes, es devoción transmitida de padres a hijos que hablan de “su” Cristo como de algo personalisimo. Si el desfile es un éxito, todos cuantos participan directamente o no en él, se sienten orgullosos de que su Cofradía haya sido la mejor y se establecen nobles rivalidades, que conducen dentro de su fervor, a engrandecer cada año más la Semana Mayor.
     Pero hay un ángulo, acaso el menos popularizado, que resulta interesante y curioso, y es precisamente verla desde dentro. Desde el capirote del nazareno que en penitencia, camina lentamente, silencioso, despacio, pero que no puede abstraerse a lo que le rodea. Y escucha las conversaciones, las más de las veces triviales e inconsecuentes, pero en muchas ocasiones curiosas.
     Sobre todo, cuando en los desfiles de madrugada, se ven aparecer los rostros somnolientos de los fieles, que acaso se hayan levantado de la cama, para ver pasar la procesión por tal o cual esquina, por ésta o aquella callejuela, porque tenga más embrujo, porque realce su esplendor, porque es en fin más bonita; ya que nuestros pasos, y sobre todo los de las Vírgenes, son los que reciben los piropos que como a una novia se le dedican por sus hijos.
     Cuando todo va bien, se escuchan palabras de elogio de los espectadores que llenan de orgullo al nazareno, máxime si éste hermano ha trabajado durante todo el año, con el único pago de ver su hermandad lucirse.
     Si la Cofradía es de penitencia, sobrecoge y embarga el ánimo ver como miles de personas enmudecen y hablan a media voz, temerosas de romper el hechizo que envuelve a la Cofradía, y así en el silencio de la noche se oye solamente el rastreo leve de los pies de los costaleros y en el fondo de la calle, la voz con eco del capataz, único sonido audible que rompe el callado caminar del paso.
     Si el nazareno va cerca de la Imagen, pueden extasiarse contemplando el rostro de los devotos, mirando hacia arriba, con arrobo, con fe, con recogimiento, mientras sus labios musitan una plegaria silenciosa, en que acaso pide por aquel hermano o padre que se fue para siempre, y que antes también se “vestía” de nazareno.
     Y la anciana que llora en silencio, mientras se pregunta interiormente si el próximo año podrá ver pasar a su Virgen por delante de su ventana; de esa ventana que durante sesenta años ha sido marco y pantalla del paso de sus Cristos yacentes, de sus Vírgenes Dolorosas.
     Los niños, alborozados por el ruido de los tambores, por el marcial paso de las escuadras de escolta; los más pequeños cohibidos por la imponente presencia de los nazarenos encapuchados, que traen a su infantil mente, reminiscencias de fantasmas, y que se abrazarán a su madre, temerosos de que algo les suceda. Todo ello, en una dulce amalgama, hace que la Semana Santa vista a través de los orificios de los encapuchados, presente un perfil distinto, una perspectiva totalmente diferente a la que se aprecia cuando se ve pasar la Cofradía en la acera de cualquiera de nuestras calles.
     Semana Santa ecijana, que en breve lucirá por las calles la menudita y hermosa talla de un Cristo de la Yedra, la imponente sobriedad del Cautivo, la fe vibrante y popular de un pueblo para su Cristo de San Gil, la púrpura encendida del Cristo de los Gitanos, pies descalzos y tintineo de campanitas del Confalón, recogimiento, penitencia y emoción del Abrazado a la Cruz, albores de luminosidad con el Nazareno de San Juan, sacrificio y continuidad, entre la simpatía general por ese bello Cristo de la Exaltación, y admiración, ante la talla divina del de la Expiración. Y esa majestad de nuestras Vírgenes, todas hermosas, todas amadas por sus hijos, todas cantadas en nuestras saetas, todas rezadas por nuestras madres.
     Y como colofón, como broche de oro a una Semana mayor tan majestuosa, el Santo Entierro, fastuoso, inmenso, que ha dado categoría a nuestros desfiles procesionales, llevando fuera de nuestras fronteras, la fama de algo inconcebible e inimitable. Esta es nuestra Semana Santa, que a ninguna envidia y a muchas supera.

     JUEVES SANTO.
     ¡Ay! Cristo de la Fuensanta. Padre de nuestra Pasión tu Esperanza Virgen Santa, Esperanza y Confalón, victoria que llora y canta.
     Real Hermandad del Santísimo Cristo de Confalón y Nuestra Señora de la Esperanza (Parroquia de Santiago accidentalmente).
     Salida a las 7,30 (tribuna oficial 10,30).
     Itinerario: Plaza de Santiago, Padilla, Avd. Miguel de Cervantes, Plaza de España, Más y Prat, Santa Cruz, José Canalejas, Avd. Alemania, Plaza de Colón, Calvo Sotelo, Puerta Cerrada, José Antonio, Plaza de España (Ayuntamiento), Miguel de Cervantes, Emilio Castelar, Cánovas del Castillo, Puerta Osuna, Santiago, al templo.
     Estrenos: Ricas sayas o traje de la Virgen. Cuatro faroles repujados y plateados. Una bandera para el paso de la Virgen con asta plateada. Quince varas de mando insignias plateadas con escudo repujado.

     Los Dolores de María empapándose en la sangre de tu divina agonía, reza la plegaria grande “gitana”, pura y “sentía”.
     Hermandad del Santísimo Cristo de la Sangre y Nuestra Señora de los Dolores (Parroquia Mayor de Santa Cruz). Dos pasos.
     Salida a las 8 de la tarde. Tribuna Oficial a las 11,30.
     Itinerario: Plaza de Nuestra Señora del Valle, José Canalejas, Avd. Alemania, Plaza de Colón, Calvo Sotelo, José Antonio, Plaza de España (Ayuntamiento), Más y Prat, Santa Cruz, entrada al templo a la una.
     Estrenos: Dorado de ocho cartelas del paso de Cristo. Crestería, esquinas de faldones, peanas de Evangelistas y candelabros delanteros (oro puro).

     Página 10.- EL PREGON.- Brillante disertación de don Joaquín Noguera Rosado.
     El pasado Viernes de Dolores, uno de abril, en el amplio salón de actos del Casino de Artesanos, que se encontraba totalmente lleno de público, y organizado por la Sección de Cultura y Arte de dicha entidad, tuvo lugar el Pregón de la Semana Santa, que este año estuvo a cargo del Jefe de Redacción de ese Semanario D. Joaquín J. Noguera Rosado, concejal del Excmo. Ayuntamiento de nuestra Ciudad y Secretario General de la Academia de Bellas Artes y Buenas Letras “Luis Vélez de Guevara”.
     El acto fue presidido por el Excmo. Sr. Alcalde D. Joaquín de Soto Ceballos, Juez de Instrucción, Coronel Comandante Militar de la Plaza, Arcipreste del Partido, Director del Instituto Vélez de Guevara y Presidente del Casino de Artesanos Sr. Martín González y Presidente de la citada academia.
     La Banda Municipal de Música, interpretó previamente unas marchas procesionales, bajo la dirección del maestro Tena.
     En otra presidencia figuraban Párrocos, Hermanos Mayores de las cofradías de penitencia y representaciones de sociedades, centros e instituciones.
     Seguidamente el pregonero del pasado año D. Juan A. Gamero Soria, hizo la presentación del Sr. Noguera Rosado, con la elocuencia y elegancia en él características, siendo muy ovacionado.
     Inicia el pregonero su disertación, disculpándose ante el auditorio por creerse con pocos merecimientos para tan alta empresa. Continua después con un bellísimo canto a la Semana Santa ecijana, que enfoca sobre dos básicos pilares; la fe y el amor. Y a través de este doble prisma, estudia con todo detenimiento y lujo de detalles líricos, al capillita; al poeta anónimo salido del pueblo que crea letras de las saetas, a la propia saeta, que estudia desde su creación y nacimiento, al cantaor, a las camareras, a los devotos nazarenos, al costalero, y al pueblo expectante, máximos artífices de este milagro de fe y de amor, que es la Semana Santa ecijana.
     Después hace un poético recorrido por nuestras calles y plazas, a través de las procesiones penitenciales, haciendo un bellísimo canto a todas y cada una de las que desfilan desde el Domingo de Ramos al Sábado Santo.
     El Sr. Noguera Rosado, fue repetidamente interrumpido a lo largo de su magnífico Pregón, con calurosos aplausos, como al final del mismo, donde la ovación hizo gala.
     Un Pregón, el de este año, que por su belleza poética, su espiritualidad y por la minuciosidad del estudio semansantero que el pregonero hizo, será recordado, como una pieza maestra de la oratoria en este estilo.
     El acto finalizó con el Himno Nacional. Nos llena de satisfacción y orgullo, que nuestro Jefe de Redacción haya conseguido tan amplio éxito y haya puesto tan alto el pabellón del periodismo ecijano. Nuestra felicitación sincera, junto con la del personal de estos talleres. Posteriormente la directiva del Casino de Artesanos, obsequió al pregonero con una cena de gala.
     VIERNES SANTO (Madrugada)
     La Amargura de Jesús, lágrimas de media noche, silencio por Santa Cruz, abrazo de amor y broche de penitencia y de luz.
     Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno Abrazado a la Cruz y María Santísima de la Amargura      (Parroquia Mayor de Santa Cruz). Dos pasos.
     Salida a las 12 de la noche. Tribuna Oficial, a las 2 de la madrugada. Entrada a las 3 de la madrugada.
     Itinerario: José Canalejas, Avenida de Alemania, Calvo Sotelo, José Antonio, Plaza de España, Más y      Prat, Santa Cruz, templo.

     Misericordias de Amor, fabricando amaneceres, Jesús muriéndose al sol, que nace por las paredes que siluetean su dolor. (Madrugada).
     Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santa Cruz en Jerusalén y Nuestra Señora de las Misericordias (Iglesia Filial de San Juan Bautista). Dos pasos.
     Salida a las 5 de la madrugada. Tribuna Oficial a las 9,15 de la mañana. Entrada a las 11 de la mañana.
     Itinerario: Plaza de San Juan, Juan de Angulo, Arcipreste Aparicio, Emilio Castelar, Nicolás Mª Rivero, Plaza de España, Más y Prat, Santa Cruz, Plaza de Ntra. Sra. del Valle, Avd. Alemania, Plaza de Colón, Calvo Sotelo, Puerta Cerrada, Capitán Sanz, Puerta Osuna, Sor Angela de la Cruz, José Antonio, Plaza de España (Ayuntamiento), Emilio Castelar, San Juan.- (Nota.- Este itinerario está sometido a posible variación, en Cabildo celebrado en la tarde de hoy sábado).

     Página 11.- VIERNES SANTO.
     Toda la severidad de su morir como pago, redentor de humanidad viene desde Santiago derramando Caridad.
     Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración y Nuestra Señora de los Dolores.- Un paso. Parroquia de Santiago. Salida a las ocho de la tarde. Tribuna Oficial a las 11 de la noche.
     Itinerario: Plaza de Santiago, Padilla, Avd. Miguel de Cervantes, Plaza de España, Más y Prat, Santa Cruz, José Canalejas, Alemania, Plaza de Colón, Calvo Sotelo, Puerta Cerrada, José Antonio, Plaza de España (Ayuntamiento), Plaza de Santa María, Fernández Pintado, Sor Angela de la Cruz, Puerta Osuna, Santiago, entrada a las 12 de la noche.
     Estrenos: Túnicas de nazarenos, estandarte, varas de mando.

     Tanta Piedad mercedaria de Exaltación y virtud, carga atroz y centenaria. Muerte, sayones y Cruz y del pueblo la plegaria van sosteniendo a la Cruz.
     Hermandad de la Santísima Virgen de la Piedad y Santísimo Cristo de la Exaltación de la Cruz (Convento de la Merced Salesianas). Dos pasos. Tribuna Oficial a las 12 de la noche.
     Itinerario: Merced, Padilla, Miguel de Cervantes, Plaza de España (derecha), Más y Prat, Santa Cruz, José Canalejas, Avd. Alemania, Plaza de Colón, Calvo Sotelo, Puerta Cerrada, José Antonio, Plaza de España (Ayuntamiento), Miguel de Cervantes, Padilla, Merced, templo, entrada a la una de la madrugada.
     Estrenos: Cruz de guía tallada.

     Página 12.– SABADO SANTO.
     ¡Qué Soledad va llorando, la Virgen en sus dolores!, Santo entierro perdonando, que en las gargantas va ahogando lágrimas de pecadores.
     Real Hermandad del Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo y Nuestra Señora de la Soledad (Iglesia del Carmen). Tres pasos.
     Salida a las 7,30 de la tarde. Entrada a las 10,30 de la noche.
     Itinerario: Carmen, Colón, Avd. Alemania, José Canalejas, Santa Cruz, Más y Prat, Plaza de España (Ayuntamiento), José Antonio, Puerta Cerrada, San Juan Bosco, Fuentes de Andalucía al templo.

     SEMANARIO DE INFORMACION LOCAL ECIJA.- Número 67.- 12 de Abril de 1966.
     Página 1.- SEMANA SANTA.- Los nuevos itinerarios de las Cofradías de San Juan y Santiago y el impresionante desfile del Santo Entierro, fueron las notas culminantes en nuestra Semana Santa.
     Página 3 y 5.- CON GRAN FERVOR Y DEVOTO ENTUSIASMO SE CELEBRO LA SEMANA SANTA ECIJANA.
     Los nuevos itinerarios de las Cofradías de San Juan y Santiago y el impresionante desfile del Santo Entierro fueron las notas culminantes.
     Gran afluencia de paisanos ausentes e infinidad de turistas, presenciaron nuestros desfiles procesionales de las once Cofradías, con un total de veintidós “pasos”, que en este año hicieron estación de penitencia.

     Un año más el entusiasmo y fervor de los “capillitas” ecijanos, han realizado el milagro de fe y amor como dijera el pregonero de este año, en los desfiles procesionales de nuestra Semana Santa, que este año ha revestido una gran animación y devoto fervor. Todas las hermandades han rivalizado, sin escatimar esfuerzos, en una mayor brillantez de sus respectivos desfiles, siendo nota sobresaliente el gran número de hermanos que han vestido sus túnicas de nazarenos.
     Las calles se han visto invadidas de infinidad de paisanos, ausentes, que en estas fechas nos visitan para acompañar a sus devotas imágenes, así como muchisímos forasteros, principalmente en la tarde del Sábado Santo para presenciar el majestuoso desfile del Santo Entierro.
En la tarde del Domingo de Ramos y de la Iglesia Conventual de Nuestra Señora del Carmen, salió la Hermandad de Nuestro Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén y Nuestra Señora de la Paz; hermandad infantil que con palmas y olivos inicia nuestra gran semana.
     A las nueve de la noche del Lunes Santo, salió del templo de Santa Ana, la Hermandad del Cristo de la Yedra y Ntra. Sra. de la Caridad, cofradía cada año más nutrida de hermanos del típico y popular barrio del Puente.
     El Martes, hizo su desfile Nuestro Padre Jesús Cautivo, de la Iglesia Parroquial de Santa María, que con la seriedad y silencio acostumbrado lleva en procesión a la maravillosa talla de Jesús preso.
     La popular devoción al Cristo de San Gil, hizo que la noche del Miércoles Santo, Ecija viviera una jornada grande. Casi un kilómetro de extensión desde la Cruz de guía al “paso de palio” de Nuestra Señora de los Dolores. Grandioso desfile éste, en que la pasión “capillita” de unos cuantos han hecho posible esta fastuosa procesión.
     Accidentalmente salió de la Iglesia Parroquia de Santiago, la Hermandad del Cristo de Confalón y Nuestra Señora de la Esperanza. Esta Hermandad se está superando año tras año; esta Semana Santa nos han ofrecido un orden y organización perfecta, así como gran variedad de lujosos estrenos.
     También en la noche del Jueves Santo, salió de la Iglesia Mayor de Santa Cruz, el Cristo de los gitanos, Santísimo Cristo de la Sangre y Nuestra Señora de los Dolores, que este año habían duplicado su número de penitentes.
     A las doce de la noche y de la misma Iglesia Mayor, salió Nuestro Padre Jesús Abrazado a la Cruz y Nuestra Señora de la Amargura, que como siempre, han puesto la nota de seriedad y austeridad en nuestros desfiles procesionales.
     En la madrugada del Viernes Santo, la popular y lujosa hermandad de Nuestra Padre Jesús Nazareno, Santa Cruz en Jerusalén y Nuestra Señora de las Misericordias, arrastró a numerosisimo público, para ver su paso por nuestras calles típicas. Gran acierto el de esta Hermandad, al modificar su itinerario y llevarlo por esos rincones de gran belleza local. La entrada en el templo de San Juan, de esta Hermandad, revistió el entusiasmo y popularidad de siempre.
     En la tarde del Viernes, hicieron estación dos Hermandades. La del Santísimo Cristo de la Expiración de Santiago y la de la Exaltación de Nuestra Señora de la Merced. Este año, la Hermandad de la Expiración estrenaba túnicas de nazarenos y el desfile de esa extraordinaria talla de Roldán, fue la nota más admirada del público expectante. El paso de esta Cofradía por el arco de Santa María, revistió gran belleza y emoción, ya que en lugar tan típico se habían congregado los mejores cantaores de saetas.
     La Hermandad de la Exaltación y Nuestra Señora de la Piedad, también nos mostró un desfile dentro de un perfecto orden y compostura de sus cada año más numerosos hermanos. El paso del Cristo, de maravillosa canastilla barroca, fue admiradisimo por la infinidad de forasteros que presenciaban el desfile.
     Y como broche de oro de nuestra Semana Santa, en la tarde del Sábado salió de la Iglesia del Carmen, la Hermandad de la Soledad y Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo. Procesión que arrastra a toda la comarca, por la sobriedad y grandeza del desfile, así como por la valía artística de las imágenes.
     Así terminó la Semana Santa ecijana de este año, con tiempo primaveral, que ya el domingo y para beneficio de nuestros campos y sus siembras –pan y vida del agro y del pueblo -, llegó la deseada lluvia, como premio al sentir de una ciudad noble, que cantó y rezó, adoró y cumplió sus promesas, en una apretada semana de desfiles cofradieros que, a nuestro juicio, por su grandiosidad, fervor, belleza, riqueza imaginera y popular devoción, debiera ser más conocida, para gozo de la vista y el espíritu del mundo católico y turístico, que por estas fechas pasa por nuestras mismas puertas sin saber de este tesoro escondido de fe y amor.
     Otra nota sobresaliente de nuestra Semana Santa, ha sido ese ramillete de bellas damitas que en las tardes del Jueves y Viernes Santo, supieron dar gracia, elegancia y distinción al tocarse con la clásica mantilla española.
     Los Santos oficios, se vieron concurridisimos de fieles, en todos los templos de la ciudad. A los celebrados en la Iglesia Mayor de Santa Cruz, asistió el Excmo. Ayuntamiento bajo mazas, como es tradicional.
     Desde estas columnas, queremos felicitar muy sinceramente, en nombre de todo el pueblo, a los hermanos mayores y juntas de gobierno de las distintas Hermandades de penitencia, al haber dado a Ecija una Semana Santa, digna de la categoría de nuestra Ciudad y que nada tiene ya que envidiar a las mejores de España.

     Página 4.- BREVES COMENTARIOS A LA SEMANA SANTA.
     Nuestra Semana Santa no es ya la de un pueblo, sino la de una capital y de importancia. Nuestra felicitación más sincera a todas las Hermandades que han hecho que esto sea posible.
     Y ahora un ruego. ¿no seria posible que para el año próximo hicieran su salida un poco más temprano?. Este ruego lo hemos recogido del pueblo entero. Sobre todo las del lunes, martes y miércoles, debían salir al menos una hora antes. Sería mejor para todos.
     En nuestro deseo de conocer otras Semanas Santas, hemos visitado varios pueblos cercanos. ¡Nos daba una pena ver que todos tenían editados sus carteles y sus guías oficiales de salida y recorrido!. Y nosotros, que tenemos una de las mejores Semanas Santas de Andalucía, sin nada de esto.
Claro que para hacer estas cosas y otras muchas, hace falta la Agrupación de Cofradías. ¿No hay nadie que se decida a reorganizarla…?
     Nos chocó la falta de orientación. Casi nadie sabía el horario de salida, llegada a la Tribuna Oficial y entrada de la mayoría de las Cofradías. Esto se arreglaría con un Cabildo General de toma de horas, con la debida antelación, como se hace en todas las ciudades importantes. Y la nuestra lo es.
     El entusiasmo es contagioso. Ya se habla de que para el año próximo, habrá en Ecija otra nueva Cofradía. Se tienen imágenes, una valiosa talla que según nos dicen es de Montañés. Se tiene iglesia; muy céntrica por cierto. Y hasta se tiene ya Hermano Mayor, una personalidad ecijana de gran relieve social. ¿Será verdad tanta maravilla?.
     Lo que más nos gustó fue el paso del Nazareno de San Juan y del Cristo de la Expiración, por el arco de Santa María ¡Que maravillosa visión!. Y es que como dijo el pregonero, en su magnifica disertación, a nuestra Semana Santa lo que le va mejor es las calles estrechas y típicas. ¿No se podría estudiar un itinerario así para todas las Hermandades?. Claro que para esto también hace falta la Agrupación de Cofradías.
     Queremos también felicitar a la Hermandad de Confalón. ¡Magnífica organización!. Si señor. A eso se le llama trabajar durante todo un año, para lucirse en una noche. Y el lucimiento fue total. Sólo les falta un detalle, volver al templo por el arco de Santa María.
     ¿Tan grande era tu penitencia, que te has vestido de nazareno todos los días de la Semana Santa?. No, lo que no tenía era un traje decente que ponerme.
     Tenemos conocimiento que para el año que viene, habrá grandes novedades. La Hermandad de San Gil estrenará el paso del Cristo; la de San Juan, terminará de bordar el palio de la Virgen, y la de Santiago completará el maravilloso paso del Cristo de la Expiración. ¡Que así sea!. Ahora solo falta que las disponibilidades económicas municipales, permitan subvencionar a las Hermandades el próximo año y entonces, una Semana Santa completa.
     ¡Que maravilla de paso el del Cristo de la Sangre, cuando esté totalmente terminado!.
     ¿De donde saldrán tantos hermanos?, decía la gente cuando estaban viendo el desfile del Cristo de la Yedra. Es que el barrio del puente, es mucho barrio, amigo.
     Sobrecoge a la multitud el desfile del Santo Entierro. Y es que esta Cofradía sabe dar empaque a su desfile ¡que duda cabe!.