AYER Y HOY DE LAS HERMANDADES Y COFRADÍAS ECIJANAS
POR D. RAMON FREIRE GALVEZ – 2002

HERMANDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL VALLE.

La titular de dicha Hermandad, Nuestra Señora del Valle, es Patrona de la Ciudad de Ecija.- Ubicada actualmente en la Iglesia Mayor de Santa Cruz. Su cofradía de Gloria, tiene su salida procesional el día 8 de Septiembre de cada año.

     De los documentos encontrados, publicaciones consultadas y archivos, podemos comprobar que no está en consonancia o relación, la devoción que Ecija le ha tenido y tiene a la Virgen del Valle, con la fundación de una Hermandad bajo el nombre de su advocación. Quizás ello fuere así, por el recelo que los monjes del Convento de San Jerónimo, en donde se veneraba dicha Imagen, mostraban hacia todo lo que se hiciera alrededor y cerca de Ella.

     En primer lugar sería conveniente aclarar que el patronazgo de la Virgen del Valle viene otorgado, en primer lugar por los propios habitantes de la Ciudad, y en segundo lugar, como reconocimiento tácito por parte del Cabildo Municipal, como lo demuestra el documento siguiente:

     “1584, agosto, 29.- Ecija.- Voto del cabildo municipal a la Virgen del Valle.- Archivo Municipal de Ecija, Libro 22, s.f. Que la ciudad para siempre vaya a la fiesta de Nuestra Señora del Valle, de que son cofrades/. Su señoría acordó que se vaya por ciudad a la fiesta de Nuestra Señora del Valle y de aquí en adelante se haga así. Y por ciudad se vota para que siempre se halle presente, pues son hermanos. Y los ministriles y trompetas se hallen en ella por el día de Nuestra Señora de septiembre de cada un año.- Juan de Ribera (corregidor) – García de Xerez (regidor) – Gerónimo de Guzmán, escribano de cabildo.”

     De los testimonios escritos sobre las numerosas procesiones que, con la Imagen de la Virgen del Valle se realizan, concretándonos desde 1600 a 1664 (fecha en que aparece la fundación de la Hermandad), podemos comprobar la exigencia, por parte de los monjes jerónimos, de ser ellos los únicos portadores del paso de la Virgen, llegando, en ocasiones, a “intimidar” a la Ciudad con no seguir adelante en la procesión, si no se cumplían dichas exigencias.
     De los datos encontrados en los libros de difuntos del archivo de la Parroquia Mayor de Santa Cruz, que recogí en la publicación de la que soy autor, titulada “Diario Eclesiástico, Necrológico y social, en la Iglesia Mayor de Santa Cruz –Ecija, 1623/1855”, editada en Mayo de 2000 por la “Asociación Amigos de la Ciudad de Ecija” y con el patrocinio de “Fundación el Monte” aporto algunas de las notas sobre las citadas procesiones:

     “12 de Abril de 1643.- En 12 días de este mes e Abril de 1643, se trajo a esta Iglesia Mayor, la Imagen de Nuestra Señora del Valle, por la clerecía, Religiones y Cabildo de la Ciudad, y se hizo un novenario con sermones y fue esta procesión por los aciertos y buenos sucesos de las cosas de estos Reynos, estando rebelado el Reyno de Portugal y Condado de Cataluña, y guerra con Francia, siendo Pontífice nuestro Señor Papa Urbano 8 y Arzobispo de Sevilla el Cardenal Borja y Vicario de esta Ciudad el Sr. D. Francisco Cruz Santiago.

     “21 de Mayo de 1648.- Día de la Ascensión de Nuestro Señor por la tarde se trajo la Imagen de Nuestra Señora del Valle a esta Iglesia Mayor y en ella estuvo hasta el viernes 29 del mes…Asistió la Ciudad. Este día por la tarde se volvió a llevar la Imagen de Nuestra Señora a su casa con la misma forma y asistencia del clero, religiones, cruces y estandartes, y asistencia del cabildo de la Ciudad. Que el dicho día todo lo solicitó el dicho Cabildo por mandado de Su Majestad, por agimiento de gracias a Dios Nuestro Señor de la victoria milagrosa que en Nápoles tuvo el Sr. Don Juan de Austria el segundo, cuando se reveló, siendo virrey el Sr. Duque de Arcos y por las necesidades de nuestros reynos y que los libre de la peste que hoy padece el Reyno de Valencia y Murcia, por cuya causa están tapiadas las Ciudades y lugares…Corregidor el Sr. Don Fernando de Medina y Guzmán, Caballero del Hábito de Alcántara y Vicario el Ldo. Matías Ginete, natural de la villa de Marchena y Arzobispo de Sevilla el Sr. Don Agustín de Spinola, Cardenal de Roma y Rey de España Don Felipe el cuarto de este nombre y Sumo Pontífice Inocencio Décimo, que antes fue nuncio apostólico en España del Papa Urbano 8.”

     “19 de Marzo de 1650.- A 19 de Marzo trajeron otra vez como la pasada del año de 1648 por Mayo. Estuvo en esta Iglesia ocho días hasta el domingo 27 del dicho mes con los mismos asistentes parroquianos que en los oficios de los dichos días que en el año de 1648. Los caballeros querían venir alrededor de la Virgen y el clero no lo consintió y así lo pasaron con el Cabildo de la Ciudad. Era Vicario el Ldo. Luis de Eslava, beneficiado de esta iglesia mayor y su ministro Francisco de Salas. Hoy padece esta ciudad el mal y enfermedad del contagio del hambre, aunque no con tanto vigor como la ha habido en Sevilla, Córdoba, Málaga, Cádiz y otros lugares.”

     “3 de Mayo de 1653.- En 3 trajeron a la Imagen de Nuestra Sra. del Valle y estuvo hasta cinco del dicho mes por la falta de agua. En este tiempo se hicieron otras muchas procesiones. No llovió.”

     “1 de Mayo de 1654.- Viernes primero de Mayo se trajo a esta Iglesia Mayor la Santísima Imagen de Nuestra Señora del Valle, a pedimento del Rey por las necesidades del Reino…El traer la Santa Imagen ha sido como siempre, yendo desde esta Iglesia cantando las letanías hasta el valle y luego trayendo la Imagen con himnos y salmos y al volver a su Majestad de la misma manera con himnos, llegando allá se dijo la antifona “regina eia” con versículo y oración, luego todos hincados de rodilla se empezó la letanía con la cual se acabó en el altar mayor, diciendo las preces y oraciones que el manual tiene para necesidades, siendo Vicario de esta Ciudad el Ldo. Matías Ginete, Visitador General de esta Ciudad, Corregidor de ella Don Juan de Ulloa, Oidor de Granada, beneficiado en propiedad Don Luis Méndez de Valdés, Sochantre Diego Ponce de León.”

     “1 de Mayo de 1664.- Jueves primero de Mayo de 1664 se trajo la Imagen de la Santísima Virgen del Valle a esta Iglesia por la gran falta de agua que en este tiempo hubo. Viernes siguiente se hizo la fiesta de la Ciudad, asistió la Universidad. Sábado fue día de la Cruz…A todos los días asistió la Ciudad. El domingo 12 de Mayo volvimos a llevar la bendita Imagen a su casa. Vino el Espíritu Santo y Santa Florentina, cosa que nunca se ha hecho llevarla siempre que se ha traído a esta Iglesia. La Ciudad trajo al bienaventurado San Pablo, nuestro patrono, cuando fuimos por Nuestra Señora y estuvo en el altar mayor el tiempo de los diez días, al lado de la epístola en el segundo altar de los tres que se hicieron para poner a Nuestra señora.

     Los días antes se hicieron muchas procesiones con grandes penitencias. Los religiosos de Sra. Santa Ana salieron descalzos con cruces a cuestas y corona de espinas. Los de San Francisco de la misma suerte…Uno de estos días a las siete de la noche sacaron en procesión la Cruz de San Pablo, hicieronse extrañas penitencias. ..El día que se trajo Nuestra Señora vinieron los caballeros delante de la Imagen, sintiolo mucho la clerecía y a la vuelta se resolvió la clerecía a que si iban los caballeros allí no había de ir los clérigos, conque viendo la resolución de la clerecía se fueron los religiosos de Santo Domingo. En este tiempo era Vicario el Doctor Don Juan de Fuentes Carrión, Corregidor Don Esteban de Arroyo del Concejo de Su Majestad y Sochantre de esta Iglesia Diego de Aguilar y Ponce de León. Al margen: Desde el día que se trajo la Santa Imagen estando los campos secos se empezaron a alegrar y al siguiente día llovió y prosiguió lloviendo los cuatro días siguientes con que se conoció ser milagro de la Santa Imagen.”

     “27 de Abril de 1668.- viernes 27 de Abril de 1668 se trajo a esta Iglesia Mayor la Santísima Imagen de Nuestra Señora del Valle a causa de la falta de agua. Fuimos desde esta Iglesia. Del Cabildo de esta Ciudad sacaron los Regidores a nuestro patrono el Bienaventurado Sr. San Paulo y desde allí fuimos en procesión al Valle con todas las religiones y estandartes con sus cofrades…Al salir la Santa Imagen de su casa empezó a llover y estuvo hasta que llegamos a la Iglesia no mucho más fuerte que nos calamos las sobrepellices…Domingo 13 de Mayo, después de completas salimos en procesión la clerecía y universidad, religiones y cofradías con la Santa Imagen cantando himnos y salmos al valle, luego que llegamos se hizo la Salve con su oración…”

     “18 de Marzo de 1706.- En 18 a pedimento de la Reina Nuestra Señora se trajo a esta Ciudad Nuestra Señora del Valle a esta Iglesia 9 días y se trajo con rogativas y plegarias por el buen suceso de Nuestro Rey Don Felipe Quinto en las guerras que tenía este último contra los ingleses imperiales y los levantados y se llevó al Señor San Pablo desde esta Iglesia en procesión de rogativa a la del Valle con asistencia de la Ciudad, clero y todas las comunidades. Y se trajo a Nuestra Señora del Valle a esta Iglesia donde estuvo colocada nueve días en el altar mayor con el aparato y culto que se deja en el borrador de este año.”


     A finales de 1996, Fernando Vega Ramos, sacristán por entonces de la parroquia Mayor de Santa Cruz, me avisó de que un señor, al parecer extranjero, se encontraba en dicha parroquia muy interesado en conocer datos sobre la Virgen del Valle, portando un libro, de aspecto muy antiguo, que le parecía a mi amigo el sacristán podía tener relación con dicha Patrona o con su antigua hermandad.

     Me personé en dicha parroquia; me presenté a dicho señor y hablamos sobre la Virgen del Valle y su hermandad, notando que el mismo estaba muy interesado en todo ello, al tiempo que, fugazmente, pude ver como en la portada del libro que llevaba, se veía el dibujo de una imagen de la Virgen con el Niño entre sus brazos, en el interior de un adorno en forma de marco, y sobre este, igualmente pintada, la insignia de cardenalicio u obispado.

     Pensando que pudiera ser un documento de interés, no sólo para la Hermandad de la Virgen del Valle sino para la propia Ciudad de Ecija, y desconociendo aún las intenciones de dicho señor sobre el citado libro, instintivamente, se me ocurrió decirle que dicho libro era una copia del original que se encontraba en el Arzobispado de Sevilla, cuyo contenido se había publicado en el libro que Marina Martín Ojeda había editado sobre la Virgen del Valle y que tenía un interés relativo.

     Seguimos hablando sobre Ecija, de la que quedó maravillado, pero no conseguía que concretara sobre el contenido del libro y mucho más, donde lo había conseguido. Intercambiamos direcciones y teléfono, y quedé en remitirle el citado libro sobre la Virgen del Valle y alguna que otra publicación sobre Ecija.

     Dicho señor se llama MIKE MARSHALL, y por aquellas fechas se encontraba trabajando en Madrid y residiendo en Soto del Real (Madrid). Antes de remitirle las publicaciones prometidas, hablé varias veces por teléfono con el mismo, hasta que conseguí me leyera las primeras páginas del libro que poseía, pudiendo comprobar se trataba de las reglas de la Hermandad de la Virgen del Valle, fechadas en Ecija el día 22 de Septiembre de 1664.

     Con motivo de las Pascuas de 1996, felicité al Sr. Marshall, al tiempo que le remitía varias publicaciones y le solicitaba, para su comprobación, una fotocopia del susodicho libro. Pasaron unos días y recibí una carta del mismo, a la que se acompañaba la citada fotocopia, al tiempo que me dejaba patente su interés por visitar la biblioteca diocesana de Sevilla para ver la copia (sic) y me deseaba feliz año nuevo, refiriéndose a 1997.

     Cuando tuve en mi poder dicha fotocopia, pude comprobar con alegría que efectivamente se trataban de las reglas originales de la Hermandad de Nuestra Señora del Valle, concretamente las realizadas en 22 de Septiembre de 1664, y cuyo encabezamiento es el que sigue:

     En el nombre de la SSª Trinidad Padre Hijo y Espíritu Santo, tres personas y un solo Dios Verdadero, en quien creemos fiel y verdaderamente y en alabanza y gloria y reverencia del SSº sacramento de el altar y en el nombre de la SSª Virgen María nuestra Señora concebida sin pecado original en el primer instante de su ser en cuyo amparo y protección nos agregamos y ordenamos nuestra congregación y hermandad en el convento de nuestra Señora del Valle, que es del orden de nuestro Padre San Gerónimo en la Ciudad de Ecija en veinte y dos de setiembre de mil y seiscientos y sesenta i cuatro años, en cuyo lugar y día mes y año dicho hallándonos juntos y congregados en cabildo habiendo sido para el especialmente convocados Francisco Clavijo Montiel fundador y hermano mayor que fue y lo es a el presente y Juan Naranjo hermano de dicha Hermandad y Diego Ignacio Gómez, Juan Hidalgo, Cristóbal de Santana, Fernando Ortíz, Gregorio Bermudo, Diputados y Domingo rubio, Juan García, Albaceas de ánimas, Francisco Gómez y Pedro Sereno escribano, y otros muchos hermanos de nuestra dicha Hermandad, en presencia del muy Rdo. Padre Fray Alonso de Calzadilla, Prior del dicho convento, todos unánimes y conformes deseosos de agradar y servir a Dios nuestro señor, venerándole y reverenciándole en el SSª Sacramento del altar, realmente Dios y hombre verdadero, y en las imágenes de sus Santos y en especial en la de la Santísima Virgen María Ntra. señora del Valle, a quien dedicamos dicha Nuestra Hermandad, y congregación instituimos y ordenamos los capítulos siguientes.”

     A continuación se insertan veinte capítulos y la Suplicación de su aprobación por el Palacio Arzobispal, lo que se llevó a cabo en Sevilla, 15 de Septiembre de 1665. De entre dichos capítulos destacamos:

     “I.- Primeramente es nuestra voluntad y ordenamos que nuestra Hermandad y Congregación de la Santísima Virgen María Nuestra Señora del Valle no haya más ni menos de ciento cincuenta hermanos.

     II.- Otrosí ordenamos que se celebre la fiesta de nuestra Señora el segundo día de Pascua de Resurrección y se ha sacar en procesión a la tarde por el campo.

     III.- Otrosí ordenamos que el dicho día, que se celebra la fiesta de nuestra Señora, luego que se acabe la misa y sermón, habiendo comulgado todos los hermanos hayan de juntarse a son de campaña tañida como es uso y costumbre en las demás Hermandades, y estando todos juntos se haga elección de Hermano Mayor de esta forma: Que el Padre Prior que es o fuere en el dicho Convento ha de señalar dos o tres de nuestros hermanos, los más a propósito, para que el que saliere con más votos, que para el dicho efecto se han de tomar de todos los hermanos, que se hallaren presentes, para lo cual ha de tener cada uno de los hermanos en una cédula escrito el nombre del hermano a quien hubiere de dar el voto, y juntas todas las cédulas en una urna, el Escribano y el Diputado más antiguo contarán todos los hermanos, y luego todas las cédulas y hallando tantas cédulas como hermanos, en voz alta las lean, para que por mayor parte conste quien es Hermano Mayor; y si el tal que así saliere no lo aceptare haya de pagar y dar de limosna a dicha Hermandad cincuenta reales, y en continente, por la misma forma antecedente, haciéndolas las dichas cédulas se nombrará otro Hermano Mayor que lo acepte y se les encarga todo esto sea sin moverles pasión ni afición, sino aquello que sea más servicio de Dios nuestro Señor y su bendita Madre.

     IV.- Otrosí ordenamos que después de hecha elección de Hermano Mayor, se nombren seis Diputados, dos Albaceas de ánimas y Escribano, en lo cual no han de dar votos más del Prior y Hermano Mayor y que lo sean sin que lo puedan renunciar.

     XIII.- Otrosí ordenamos que el hermano que deseando entrare en esta Congregación y Hermandad para ser recibido, sea con parecer y acuerdo del Hermano Mayor y Diputados, estando presente el Escribano y el tal hermano que se recibiere sea hombre de buena vida y fama, cristiano viejo de limpieza y generación, y que no haya sido penitenciado por la Santa Inquisición, y ante todas cosas se le lean estos Capítulos para que lean a lo que se obligan.

     XVIII.- Otrosí ordenamos y establecemos, y es nuestra voluntad, que ni el Padre Prior de dicho Convento, que de presente es o por tiempo fuere no nos hiciera buen partido y conveniencias en hacer nuestras fiestas, quisiere obligarnos a más de lo contenido en esta regla, que no nos obligamos a más de lo susodicho; sino que estemos a nuestra libertad sin estar sujetos a dicho Padre Prior ni a sus religiosos.

     SUPLICACION.- Todo sea en honra y gloria de Dios nuestro Señor, trino y uno, que vive y reina por siempre jamás, amen, por quien y por la pasión de Jesucristo, segunda Persona de la Santísima Trinidad suplicamos a V.Sª Iltma. y Rmo. Ordinario, nos confirme esta nuestra regla y congregación de la gloriosisima Virgen María Nuestra Señora y Madre de Dios del Valle, para que con tal gracia podamos mejor ejercerlo en ella contenido para nuestra devoción de tal manera que sea ejemplo al pueblo cristiano alentándolo a mayores virtudes y dones de gracia, necesidad tenemos de la V.Sª Iltma. a quien pedimos y suplicamos nos la conceda para que tengan efectos nuestros deseos y intentos que son de servir a la deifica Majestad de Dios Nuestro Señor, que a V.Sª Iltma. guarde infinitos años.- Todo lo cual nos obligamos así a guardar y cumplir espontánea y libremente, y que a ello nos puedan obligar y obliguen el hermano mayor que es o por tiempo fuere y los demás oficiales de esta nuestra Hermandad.


     Como última página de las que contienen dichas fotocopias, figura el siguiente texto:
     “En la muy noble y leal ciudad de Ecija. En tres de setiembre de mil setecientos y veintiséis se juntaron en la celda Prioral del monasterio del Sr. San Jerónimo Extramuros de esta ciudad El Padre Prior. El hermano mayor y diputados de la esclavitud de nuestra Señora del Valle cita en dicho monasterio. Presente el hermano Escribano de dicha hermandad para tratar y conferir algunas cosas pertenecientes a dicha hermandad.”

     Lo anterior, solamente acreditaba que en 1726, las citadas Reglas seguían en poder de la mencionada Hermandad.

     El recibo de dicha fotocopia me hizo entender que la remisión de la publicación de Marina Martín Ojeda al Sr. Marshall, le había creado algunas dudas sobre si el libro que el mismo poseía, era el original o una copia y me dejaba una puerta abierta a la esperanza, en el sentido de que si decidía tomar alguna iniciativa sobre el libro, me informaría de antemano.

     Pasados unos meses y no queriendo dejar enfriar la posibilidad de recuperar dicho documento histórico, hablé nuevamente por teléfono con el Sr. Marshall, intercambiando saludos de forma caballerosa y agradeciéndome mucho las publicaciones que seguía remitiéndole de forma periódica. En una de dichas conversaciones, me hizo saber que el libro era propiedad de sus padres, quienes se lo habían regalado a él, por lo que sentía un cariño especial. En otra de las conversaciones conseguí saber cómo había llegado a poder de sus padres el citado libro, y me contó que su abuelo, de origen escocés, venía a Sevilla para adquirir las naranjas agrias y transformarlas en mermeladas, siendo en una de sus visitas a dicha capital      Hispalense, compró dos libros “viejos”, siendo uno de ellos al que nos estamos refiriendo.

Pero fue a finales del verano de 1997 cuando a una de mis llamadas (siempre las hacía a la empresa donde trabajaba en España), una de las secretarias me dijo que dicho señor había sido trasladado a Inglaterra y no podía facilitarme su dirección. Pensé que aquello significaba perder la pista del primitivo libro de reglas de la Hermandad de la Virgen del Valle. En noviembre de 1997 insistí, telefónicamente, a la citada secretaria, a la que le hice ver la necesidad de saber la dirección de Mr. Marshall, a fin de poder felicitarle las Navidades que se avecinaban y remitirle cierta documentación. Por fin me las facilitó, incluso teléfonos y fax y en 24 de Noviembre de 1997, le dirigí la siguiente:

     “Sr. Don MIKE MARSAHLL.- 20 COTFWOLD GARDEN.- DOWNFWORD MAIDFTONE.- KEN ME 15 1TB (INGLATERRA).

     Estimado señor:- A través de la empresa donde trabaja, he conseguido la dirección de usted, pues tras llamar varias veces por teléfono a su domicilio en España y no conseguir ponerme en contacto con usted, lo solicité de dicha empresa; por ello, en primer lugar pedirle disculpas por mi atrevimiento.

Tal como quedé cuando hablamos la última vez, tras el envío de varias publicaciones, algunas de ellas de la que soy autor, le sigo insistiendo en la posibilidad de recuperar para la Hermandad a la que perteneció en su día, las reglas de la Hermandad de la Virgen del Valle, Patrona de esta Ciudad, y a quien queremos coronarla canónicamente en plazo breve.

     Ya me dijo que se trata de un documento que tiene ciertos lazos sentimentales para usted, dada la transmisión familiar que del mismo tiene, pero mi insistencia no es otra que poder recuperarlo para dejarlo depositado en el archivo de la citada hermandad y que, generaciones futuras, puedan conocerlo.

     Por ello vuelvo a insistirle en la posibilidad de que estudie dicha cesión, bien gratuitamente o mediante el pago del valor que usted entienda pueda tener, pero que, de una u otra forma, si le puedo garantizar que su nombre engrosará y figurará como mecenas que protegió dicho documento, de un valor sentimental importante para esta Ciudad, donde tanta veneración le profesamos a nuestra Patrona.

     Conozco y comparto el cariño que puede tener usted por el citado documento, cuyo original como sabe, está depositado en el Arzobispado de Sevilla, pero el duplicado que usted posee es el que pertenecía, en aquella fecha, a la propia Hermandad. No le quepa duda del agradecimiento que le profesamos las dos personas que conocemos la existencia de tal documento en su poder, ya que le consideramos parte de nuestro pueblo por la custodia y conservación que del mismo ha hecho.

     Quedo a la espera de su contestación y poder verme complacido en mi insistente petición, complacencia que no le quepa la menor duda, cuando se conociera a la luz pública, sería compartida y agradecida por todo un pueblo. Igualmente me gustaría, tal como me dijo telefónicamente, con nombre y apellidos, el modo y forma en que llegó dicho documento a usted, para que hubiera constancia de ello igualmente en los archivos de nuestra ciudad.

     Aprovecho la ocasión para solicitarle nuevas disculpas por mi insistencia y atrevimiento, y quedo a la espera de ello. Afectuosamente le saluda.”

     Transcurrieron varios meses y no recibía contestación alguna a mi carta. Llamé en dos ocasiones al teléfono que tenía del Sr. Marshall en Inglaterra y no conseguía comunicar con el mismo, por lo que el 28 de Abril de 1998, decidí remitirle una nueva carta, cuyo contenido es el siguiente:

     “Don Mike Marshall.- 20 Cotfwold Garden.- Downfwood Maidftone.- Ken Me 15 ITB (Inglaterra).
     Distinguido señor:
     No habiendo recibido respuesta, en ningún sentido, a mi carta de 24 de Noviembre pasado, y abusando, una vez más, de su amabilidad, le ruego me conteste sobre mi petición, en cuanto a los documentos que posee relativo a la Hermandad de la Santísima Virgen del Valle, Patrona de esta Ciudad.

     Y ello con la única finalidad que le expresaba en mis peticiones anteriores, es decir, entregarlas a dicha Hermandad para que conozcan los ciudadanos de Ecija el documento original de su fundación.

Este año de 1998, por la Iglesia ecijana se han organizado una serie de pláticas antes de proceder a la coronación canónica de la Virgen, por lo que entiendo sería una fecha preciosa para regalarla a la      Hermandad la recuperación de dichos documentos.

Sigo comprendiendo el interés y cariño que tienen para usted los citados documentos y cualquier decisión que adopte al respecto será fácilmente entendible.

     De cualquier forma, me siento obligado a reiterarle mi petición, por lo que representa para nosotros, ciudadanos de Ecija, el intentar y conseguir si se puede, recuperar algo que es parte de nuestras raíces. Para no ser reiterativo, me remito a la citada carta de 24 de Noviembre pasado, en cuanto a todo lo que de usted solicitaba.

     Quedo a la espera de sus noticias y aprovecho nuevamente la ocasión para saludarle muy afectuosamente.”


     Pasaron algunas fechas y no recibí contestación a esta segunda carta dirigida al Sr. Marshall, pero el 13 de Junio de 1998, como si fuere un regalo de San Antonio, recibo comunicación escrita de dicho señor, cuyo texto literal es el siguiente:

     “3 Egremont rd.- Bearsted.- Maidstore.- Ken ME15 8LH.- INGLATERRA.- 11/6/98.
     Estimado Señor Freire,
     Acuso recibo de sus dos cartas y primeramente me disculpo por no haber respondido anteriormente.
Entiendo perfectamente el buen fin de su deseo de que el documento de la Hermandad sea devuelto a Ecija.

     No obstante, como ya le había comentado, el libro pertenece actualmente a mis padres y es un articulo que jamás queremos vender. El libro es una copia del original que queda depositado en el Arzobispado de Sevilla, y el texto ha sido fotocopiado por mi y enviado a usted. Lamento informarle que en estos momentos no estamos dispuestos a enviar el libro a Ecija, y le rogaría no seguir insistiendo en sus peticiones, por muy entendibles y honestas que sean.

     Lo que si me comprometo a hacer, es, en caso de necesitar vender el libro (cosa que creo que nunca ocurrirá), se lo ofreceremos al pueblo de Ecija primero. Y en caso de cambiar de pensamiento sobre la posesión del libro, naturalmente Ecija sería el destino antes de cualquier coleccionista.

     Espero que usted entienda lo que intento transmitir en mi pobre español. De todas formas le informaré de cualquier cambio de circunstancias y tome nota de mi nueva dirección.
Un saludo.- Mike Marshall.- “

     Como decimos por esta bendita tierra, “una de cal y otra de arena”; eso interpreto de la respuesta a mis peticiones por parte del Sr. Marshall.. “…le rogaría no seguir insistiendo en sus peticiones por muy entendibles y honestas que sean”… “De todas formas le informaré de cualquier cambio de circunstancias y tome nota de mi nueva dirección…”

     ¿Perdidas las esperanzas?. Eso jamás, aunque no cabe duda que será siempre la voluntad del Sr. Marshall la que decida, obligándome, hasta que él me lo permita, a mantener un hilo de comunicación, que le sirva siempre de recordatorio, respecto del destino que debería tener dicho documento, que no es otro, que el archivo de la propia Hermandad de la Virgen del Valle, de donde nunca debió salir, pero que, como tantos otros bienes patrimoniales pertenecientes a la propia Ciudad, salió para, quién sabe, regresar o no a nuestro legado histórico.

     Dejemos atrás este pequeño episodio investigador, cuya transcripción solamente pretende dar a conocer la existencia y por supuesto, la tentativa de poder recuperar tan preciado documento, y pasemos al hecho histórico religioso más importante (a mi juicio lógicamente) que ha tenido la ciudad de Ecija, cual fue la Coronación Canónica de la Patrona, Ntra. Señora del Valle.

     El día 8 de Septiembre de 1999, tuvo lugar, la tan deseada y ansiada Coronación Canónica de la Stma. Virgen del Valle, la que, durante más de setenta años, se había intentado sin éxito por diversas asociaciones, estamentos y personas ecijanas. Desde casi dos años antes, se formó una Comisión Organizadora (a la que tuve el honor de pertenecer), de la que formó parte la propia Junta de Gobierno de la Hermandad, presidida por el Dr. Don Mariano Torres de la Rubia, recayendo el nombramiento de Presidente de la citada Comisión en el Letrado Don Juan A. Gamero Soria, persona muy vinculada al mundo cofrade ecijano, y en el que ostentó el cargo de Presidente del Consejo Local de Hermandades y cofradías.

     Desde más de un año anterior a la fecha del 8 de Septiembre de 1999, se realizaron, mensualmente, diversos actos, preparando y anunciando dicha Coronación Canónica, pero quizás, mejor de lo que yo pueda reflejar sobre todo lo concerniente a tan magno acontecimiento, será aportar, de la revista conmemorativa, titulada “Coronación”, que fue publicada para tal fin. Igualmente, reseñaremos el acto en sí de la propia Coronación, recogiendo las informaciones de prensa que, tras la celebración, aparecieron publicados en algunos diarios nacionales.

     REVISTA CORONACION.- PUBLICACION OFICIAL CON MOTIVO DE LA CORONACION CANONICA DE NUESTRA SEÑORA DEL VALLE, PATRONA DE LA CIUDAD DE ECIJA.- Ecija, 1999.-
     Página 67.- Programa de actos con motivo de la Coronación Canónica de Ntra. Sra. del Valle.

Del 29 de Octubre al 15 de Noviembre de 1998.- Misiones Populares.- Actos preparativos con motivo de la Coronación.- Misioneros Padres Paules, Hijas de la Caridad, Actos de religiosidad popular.

     28 de Noviembre de 1998.- Parroquia Mayor de Santa Cruz.- Santa Misa en acción de gracias y Sabatina.- Lectura Decreto Arzobispal sobre concesión coronación litúrgica de la Virgen del Valle.- Palabras del Hermano Mayor.- Informe del Presidente de la Comisión Coronación.- Intervención de la Coral del Sagrario de la Santa Iglesia Catedral de Sevilla.-

     Plaza de Nuestra Señora del Valle.- Suite Renacentista y Fanfarria a cargo del grupo de metales de la banda del Stmo. Cristo de Confalón.

Torre Parroquial.- Luminarias, repique general de campanas y despliegue de banderolas anunciadora Coronación.

     Del 27 de Diciembre de 1998 al 17 de Enero de 1999.- Palacio de los Exmos. Sres. Marqueses de Peñaflor.- Exposición LA PATRONA DE ECIJA EN LA PINTURA.- Concierto ORFEON VIRGEN DEL VALLE.

     21 de Enero de 1999.- PRESENTACION DEL FASCIMIL “Historia critico-cronológica de la soberana imagen de María Santísima con el título portentoso del Valle, obra de Diego Lope de Cárdenas, presentado por D. José E. Caldero Bermudo, académico de la Real Academia Vélez de Guevara.

     23 de Enero de 1999.- Parroquia de Santa Cruz.- ORFEON CAJASUR.

     14 de febrero de 1999.- Salón Cima.- Desfile de mantillas y mantones de manila, organizado por la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Ecija a beneficio de la Coronación de Nuestra Señora del Valle.

2     8 de Febrero de 1999.- Ermita el Humilladero (Bda del Valle) presentación de la reedición de la publicación “HISTORIA DE LA PEREGRINA IMAGEN DE MARIA SANTISIMA DEL VALLE, PATRONA DE LA MUY NOBLE Y MUY LEAL CIUDAD DE ECIJA. Obra de D. Fernando Torralba y García de Soria. Será presentado por D. Antonio Gil Toresano-Franco, académico de la Vélez de Guevara.- Actuación del Coro de la Hermandad de Ntra. Sra. del Valle.

     11 de Marzo de 1999.- Iglesia de Santa Ana (Bda. del Puente).- Celebración eucarística; al finalizar tendrá lugar el descubrimiento de un azulejo con la Imagen de Ntra. Sra. del Valle en la fachada de la Iglesia de Santa Ana; estreno de la marcha procesional Coronación Virgen del Valle, de José Peralbo y Miguel Aguilar; intervendrá la Banda del Stmo. Cristo de Confalón.

     Del 28 de Marzo al 11 de Abril.- Sala Capitular del Excmo. Ayuntamiento de Ecija.- Exposición DEL RICO PATRIMONIO DE LA VIRGEN.

     Del 18 de Abril al 30 de Mayo de 1999, SEMANA DE LAS PARROQUIAS. La Virgen del Valle permaneció durante una semana en cada una de las seis parroquias, haciéndose procesión de traslado.-

     Del 18/25 de Abril Parroquia de Santa María; del 25 de Abril al 2 de Mayo Parroquia del Carmen; del 2/9 de Mayo Parroquia de Santiago; del 9/16 de Mayo Parroquia de Santa Ana; del 16/23 de Mayo Parroquia de San Juan de Avila; del 23/30 de Mayo Parroquia Mayor de Santa Cruz.

     Del 13/15 de Mayo en el Palacio de Benamejí, ciclo de conferencias marianas; la primera fue a cargo de Don Manuel Toro Martínez, titulada “Sólo tu nombre: Valle”; la segunda ofrecida por Don José Rodríguez Rivero-Carrera, “Notas sobre la Virgen del Valle”, y la tercera a cargo de Don José Joaquín Gómez González, “Hacer lo que El os diga”.

     Del 7 al 13 de Junio de 1999 SEMANA DE LA ORACION, respectivamente en los Conventos de las Carmelitas Descalzas (Teresas), Convento de las MM. Felipenses, Convento Concepcionistas Franciscanas (Marroquíes); Convento de MM Clarisas Franciscanas (Santa Inés); Convento de las HH. de la Cruz y Parroquia de Santa Cruz.

     2 de Julio de 1999.- Parroquia Mayor de Santa Cruz.- Representación de la obra “GODSPELL”, a cargo de la escuela de teatro San José del Colegio de los Padres Blancos de Sevilla.

     (Esta representación no pudo celebrarse, dado que un corte general de fluido eléctrico en el suministro a Ecija, que duró desde las ocho de la tarde hasta las tres de la madrugada, lo impidió).

     Domingo 4 de Julio de 1999.- Presentación oficial del Cartel de la Coronación, obra de Joaquín Ojeda.

     29 de Julio de 1999.- Patio Casa Hermandad de Ntra. Sra. del Rocío c/Caballeros.- Presentación del vídeo MARIA SANTISIMA DEL VALLE CORONADA (producción de la Televisión Municipal).
 (El guión-locución del citado vídeo fue obra de quien escribe el presente libro.)

     5 de Agosto de 1999.- Patio Casa Hermandad de Ntra. Sra. del Rocío.- Acto Comisión Obra Social.- Presentación Imagen conmemorativa Virgen del Valle Coronada.

     Del 30 de Agosto al 8 de Septiembre de 1999.- Parroquia de Santa Cruz.- Solemnes cultos en honor y gloria de Ntra. Sra. del Valle.- Igualmente se celebrará novena matutina con celebración Eucarística.- Presentación de la Revista Monográfica con motivo de la Coronación Canónica de la Santísima Virgen del Valle.

     5 de Septiembre de 1999.- Avenida de María Auxiliadora.- Devoto Rosario de la Aurora que saldrá de la Parroquia Mayor de Santa Cruz; bendición de las obras de restauración del Camarín de la Virgen del Valle sito en esta Avenida; besamanos.

     Parroquia de Santa Cruz.- PREGON CON MOTIVO DE LA CORONACION CANONICA, a cargo del Ilmo. Sr. Don Manuel Gómez García, Académico de la Real Academia de Ciencias, Bellas Artes y Buenas Letras Luis Vélez de Guevara, siendo presentado por el Ilmo. Sr. Don Juan A. Gamero Soria.

     7 de Septiembre de1999 a las 23,55 horas.- Ritual de luminarias y ministriles.- Repique general de campanas de la ciudad y castillo de fuegos artificiales; solemne salve y ofrenda floral a la celestial señora.
8 de Septiembre de 1999.- Diana floreada.- Todas las bandas de música de la ciudad recorrerán el casco urbano anunciando la festividad.- Banda de Cornetas y Tambores Civiles Solis Ntra. Sra. del Rosario. Banda Cristo de Confalón. Banda Agrupación Musical Ecijana. Unión Musical Astigitana.

     A las 7,00.- Rosario de la aurora y traslado de Ntra. Sra. del Valle al recinto de la Coronación.
     PASEO DE SAN PABLO.- A las 10,00.- SOLEMNE CONCELEBRACION EUCARISTIA Y CORONACION DE LA SANTISIMA VIRGEN DEL VALLE, Patrona de la Muy Noble, Leal, Constante y Fidelisima Ciudad de Ecija.- Preside: el Excmo. y Rvmo. Sr. FRAY CARLOS AMIGO VALLEJO, Arzobispo de Sevilla.-

     SOLEMNE PROCESION DE LA SANTISIMA VIRGEN DEL VALLE.-
     Del 9/16 de Septiembre de 1999.- Tradicional Octava rezada.

     Página 6.- Fueron las palabras más humildes y las más gloriosas. Dichas con los labios, pero sentidas en lo íntimo del corazón, llenaron de alabanza al Dios que se cuida de los sencillos y de los humildes. Proclama mi alma la grandeza del Señor, exclama María. Que grandeza del Señor ha sido el elegirla para ser Madre del Salvador. Que obra admirable del Señor es poner sus ojos en la humanidad de la esclava. que bondad del Señor ha sido el atender el grito de su pueblo y enviar el Mesías Redentor.

     Proclama mi alma la grandeza del Señor y se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador. A la tristeza del pecado, dicen los santos Padres, sucedió la alegría de María. Ella encontró gracia delante de Dios. Dios ha visto su humildad. Y se alegra su espíritu en el Todopoderoso. Había escuchado la palabra de su Señor. Había puesto la vida a disposición de su Creador. Y la presencia de Dios en su alma la colmaba de alegría.
Por el misterio de la Encarnación, el Hijo de Dios vino a nosotros, a vivir en nuestro valle. Título, del Valle, con el que invocamos a María. Valle es esta tierra en la que peregrinamos, entre dificultades del mundo y las esperanzas que Dios nos da. Valle, tantas veces de lágrimas, por la cruz a hombros que debe llegar el cristiano. Y Valle de consuelo, por las bendiciones que recibimos de Dios. A este valle vino el Señor Jesucristo como valle que reciba la bendición de Dios.

     Y si en el último día, según lo anunciara el profeta, el Señor Dios congregará a todas las naciones para hacerlas bajar al Valle de Josafat y hacer juicio con ellas (Jo. 4,2), el valle es nombre simbólico que expresa el día de la decisión del Señor, el día en que se cumplirá la esperanza para los rectos de corazón.
Mientras caminamos por este Valle, a ti acudimos, Señora. Bajo tu amparo y protección nos ponemos. Te reconocemos y veneramos como Madre de Dios. Tu nombre invocamos con devoción. Tus virtudes son espejo que van guiando continuamente nuestra peregrinación en el deseo de imitarte. Porque tu eres figura y modelo de la santa Iglesia peregrina por este mundo.

     Proclama mi alma la grandeza del Señor. Y todos desbordamos de gozo con María en alabanza a Dios. El valle será enaltecido. Ha llegado el día del Señor. Mientras esperamos ese día glorioso de tu mano caminamos por este valle de lágrimas que se convierte en Valle de gozo al oír las palabras que nos dejó tu hijo Jesucristo; ahí está tu madre. Y María Santísima, la Madre de Dios, es nuestra madre. La Señora de este Valle que es la santa Iglesia de Dios.- (Firmado: Carlos Amigo Vallejo.- Arzobispo de Sevilla).

     RESEÑA DE ALGUNAS CRONICAS DE PRENSA TRAS LA CORONACION.-

     DIARIO DE SEVILLA.- Jueves 9 de Septiembre de 1999.- En Portada: Fiesta Mariana en Ecija.- CORONACION DE LA VIRGEN DEL VALLE A ORILLAS DEL RIO GENIL.- El Arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, cumplió con el sueño del pueblo astigitano coronando canónicamente a la patrona y alcaldesa perpetua de la localidad, Nuestra Señora del Valle. El magno acontecimiento tuvo lugar en el Paseo de San Pablo, precisamente en el lugar que se desbordó el río Genil. Ayer, la única inundación fue de alegría. Al acto asistió un representante de la Casa Real. La Virgen procesionó por las calles de su pueblo hasta las dos y media de la tarde, cuando se recogió en la parroquia de Santa Cruz.

     DIARIO ABC DE SEVILLA.- Jueves 9 de Septiembre de 1999.- En Portada: CORONACION CANONICA DE LA VIRGEN DEL VALLE.- El Arzobispo de Sevilla, coronó a las once de la mañana de ayer a la Patrona de Ecija, en una solemnísima pontifical celebrado ante cinco mil personas en el Parque de San Pablo astigitano.- Ecija vibró con su Patrona coronada.

     Páginas 40-41.- El arzobispo de Sevilla, fray Carlos Amigo Vallejo, coronó canónicamente a la patrona ecijana en un solemnísimo pontifical celebrado en el Parque de San Pablo ante cinco mil personas, en la solemnidad de la Natividad de María.- S.M. el Rey Don Juan Carlos, representado por el Jefe del Cuarto Militar de la Casa Real.- Asistieron también las primeras autoridades militares de Sevilla, y a la Virgen del Valle le fueron ofrecidos un nuevo bastón de mando como Alcaldesa Perpetua de Ecija y los estatutos de la fundación que lleva su nombre, la cual se dedicará a obras de carácter religioso y social.-

     SEIS SACERDOTES ECIJANOS.- Más de 30 sacerdotes concelebraron con el arzobispo Fray Carlos Amigo Vallejo, el solemne pontifical de coronación canónica de la Virgen del Valle. Entre ellos, seis nacidos en Ecija. Son los siguientes: Jerónimo Valpuesta Güeto S.J. rector del templo de los Gitanos de Sevilla; Manuel Pavón, canónigo hispalense; Juan Nepomuceno Vargas Vega; Angel del Marco recientemente ordenado; Manuel Camacho Remesal y Manuel López Vega. Asistió el benedictino José Antonio Rivera, también hijo de Ecija.

     Crónica: EL AMOR DE LOS HIJOS DE ECIJA CORONA A LA VIRGEN DEL VALLE.- Han pasado sesenta largos años, seis decenios se diría que interminables, pero ayer, Ecija, viste por fin convertido en realidad tu anhelo largamente acariciado: ver coronada canónicamente a tu Virgen del Valle, con la que vibraste de emoción.

     Y tuvo que ser, porque no podía ser otra fecha, un 8 de Septiembre. El de este 1999, de azul purísimo en tu cielo, vieja y romana Astigi, tan bien llamada “Sartén de Andalucía”. Fue una jornada histórica e inolvidable vivida por ti, antigua y cristiana Ecija, con toda intensidad desde las doce de la noche anterior, cuando en Santa Cruz comenzaron las luminarias y ministriles, hasta pasadas las cuatro de la tarde de ayer cuando hasta su templo regresó en triunfo sobre su bellísimo paso tu mayor devoción, la Virgen del Valle Coronada, entre acendrado fervor.

     Te engalanaste y estuviste, Ecija, toda la noche en vela esperando que llegasen las siete de la mañana para que la Virgen saliera a la calle entre varas de nardos y caminara, arropada por tu amor, hacia el Paseo de San Pablo, a los sones de la banda de la Agrupación Musical, que estrenó la marcha “Nuestra Señora del Valle” de Jacinto Rojas Guisado. Antes, a las seis, la banda de la Unión Musical y la Civitas Solis habían tocado unas dianas floreadas.

     En el Parque de San Pablo todo estaba perfectamente dispuesto, con un bellísimo altar ideado por Luis Becerra Vázquez. No faltaba detalle. En lugar preferente, los padrinos de la coronación canónica, los duques de Almenara Alta y marqueses de Monasterio, con grandeza de España, Juan Pedro Soto Domecq y Soledad Martorell y Castillejo, quienes custodiaban esa corona de oro que estrenó engarces de pedrerías y que el arzobispo ceñiría sobre las benditas sienes de la Virgen. También custodiaban los padrinos la corona que estrenó el Niño Jesús, un primor que, Ecija, ha donado tu Asociación de Amas de Casa y que han labrado las manos de tus artistas, Alfonso Martín Carrasco.

     Allí, en San Pablo, estuvieron todas las hermandades locales representadas con Santos Valseca, presidente del Consejo de Cofradías al frente. No faltó el hermano mayor del Valle de Sevilla José María O´Kean, ni el presidente del Consejo sevillano, Antonio Ríos, a quienes cumplimentó el hermano mayor de Valle Coronada, Mariano Torres. Y en esa jornada imborrable para tu memoria, Ecija, el Rey de España estuvo representado por el jefe de su Cuarto Militar, general Gonzalo Rodríguez de Austria. También estuvieron con tu Virgen del Valle el general jefe de la Región Militar Sur, Teniente General Juan García Martínez, el general jefe de la II Región Area, teniente general Eduardo González-Gallarza, y el comandante de Marina de Sevilla, capitán de navío Juan Eugenio Guitart Vadillo. Y por supuesto, autoridades locales, tanto civiles, encabezadas por el alcalde Julián Alvarez Ortega, que ofreció nuevo bastón de Alcaldesa a la Virgen, como militares.

     Fue día de estrenos, como la cruz parroquial, los ciriales, cálices y copones utilizados para el ceremonial, hechos en fina cerámica por otro artista ecijano, Rafael Armenta, quien también realizó un báculo de cerámica para monseñor Amigo Vallejo. Asimismo la Policía Local estuvo de estreno con sus uniformes de gala.

     El pontifical comenzó con unos minutos de retraso sobre el horario previsto, pero ¡que más daba después de 60 años de espera!. La Coral Virgen del Valle revistió la función de mayor solemnidad con sus cantos hacia la Virgen, que salieron más del fondo del alma que de unas exquisitas gargantas. En su homilía, monseñor Amigo te habló, Ecija, de tu tradición cristiana –San Juan de Avila, San Fulgencio, San Crispín, Santa Florentina…- y de tu amor hacia la Virgen María, Madre del Redentor, en su advocación del Valle, cuya coronación ha traído la constitución de la fundación que lleva su nombre para obras de carácter religioso y social, cuyos estatutos le fueron ofrecidos a la Señora: “Y con esta fe en Jesucristo, y con este amor de los hijos de Ecija, es con el que hoy coronamos a la bendita imagen de Nuestra Señora del Valle”.

     Tras la lectura del decreto de coronación por el vicario de la Diócesis Antonio Domínguez, el arzobispo bendijo las coronas y las ciñó sobre el Niño y la Virgen. Eran las once de la mañana. Cohetes al cielo, revuelo de 200 palomas blancas, repicar de campanas y “¡Aleluya!” de Haendel: Valle ya está coronada.

     Luego, apoteosis. La Virgen del Valle Coronada recorrió tus calles en triunfo. Ecija, entre fervor y pasión. Pasadas las cuatro de la tarde la Patrona llegó a su templo. Acababa una jornada de emociones y también, vieja Astigi, un día inolvidable.- Firmado. José María Aguilar.”


     Por último reseñar que, al finalizar el año 1999, cesó en su cometido la Comisión Organizadora de tal evento, entregándose por la Comisión Económica el saldo líquido obtenido, a la fundación constituida con el nombre de “Virgen del Valle Coronada”, a fin de que se lleven a cabo las obras acordadas en el objeto fundacional. Lo cierto es que, tras casi setenta años, de escucharse y leerse a eclesiásticos, pregoneros y ecijanos en definitiva, reivindicar, pública y privadamente, la Coronación de nuestra Patrona, el 8 de Septiembre de 1999, se culminó el ansiado deseo y quien escribe, igual que otros muchos, tuvo la oportunidad no sólo de presenciarlo, sino de participar durante más de un año, junto a otros ecijanos en la organización de tan maravilloso evento, y ello fue porque nuestra Bendita Madre del Valle quiso que así fuese.

 

TESTIMONIOS GRÁFICOS
Pascual Freire González

… Por fín se hara realidad,
sobre un paso hecho nubes
con luceros de cristal
bajo un palio azul de cielo
sostenido por diez torres
-una por cada varal-
Nuestra Señora del Valle
entra por la puerta grande
de la Santa Catedral …

Día 8 de Septiembre de 1993. Procesión de la Virgen del Valle.
(Foto: Francisco Infantes Prieto)