AYER Y HOY DE LAS HERMANDADES Y COFRADÍAS ECIJANAS
POR D. RAMON FREIRE GALVEZ – 2002

HERMANDAD DEL STMO. CRISTO DE LA EXPIRACION, NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES y NUESTRO PADRE JESUS NAZARENO DE LA MISERICORDIA.

Tiene su sede en la Iglesia parroquial de Santiago el Mayor. Data dicha Hermandad del año de 1758, fecha en la que se denominaba “Hermandad de Penitencia de la Expiración”, cuyo único titular era el Crucificado de dicho nombre. El año de 1842 aumentan los titulares al número de tres, fecha en la que se conocía a la Hermandad como la de “Nuestra Señora de los Dolores”, uniéndose al Crucificado y a la Virgen de los Dolores el Santísimo Cristo de las Misericordias.

     A finales del siglo XIX o principios del XX, se denominó la Hermandad con el título que actualmente ostenta.

     Imágenes: El “Santísimo Cristo de la Expiración”, obra del escultor sevillano Pedro Roldán, fechada en el siglo XVII. La de “Nuestra Señora de los Dolores”, atribuida a un discípulo de “La Roldana” que la realizó en Sevilla, llega a Ecija el 18 de Noviembre de 1713, desconociéndose la identidad de su verdadero autor. La imagen de “Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Misericordia”, obra de Montes de Oca, del siglo XVIII.

     Hace su estación de penitencia en la tarde del Martes Santo, con tres pasos.

     Relativo a la citada hermandad aportamos, por orden cronológico, los siguientes datos:

     Archivo Parroquial de Santiago.- Libro de Bautismos de los años 1679/81.- Folio 56.

     “En el día 29 de Marzo de dicho año de 1680, que fue viernes, antem dominicam quartan quadragésima, se trajo de la ciudad de Sevilla el Santo Cristo de la Expiración, que está en la capilla de las Animas de esta Iglesia del Señor Santiago y es el de la Congregación de las Animas del Purgatorio; hízolo Pedro Roldán, insigne escultor, a expensas y limosnas que junto José Pérez, honrador de esta iglesia y hermano mayor de dicha Congregación de las Animas, el cual hizo el retablo en que está el dicho Crucifijo y lo doró. Cuida con toda vigilancia el aumento de dicha Congregación y el altar de Nuestra Señora de la Antigua de esta iglesia, pues le hizo la corona de plata y al niño, que están clavadas en su altar de la capilla del Sagrario. Es el dicho José Pérez de Osuna, el que está pintado en el cuadro del Crucifijo que está en la sacristía mayor de esta iglesia. El dicho 29 de Marzo de dicho año de 1680, a las cinco de la tarde llegó el Santo Cristo de la Expiración de esta Iglesia a la ermita de Nuestra Señora del Camino, de esta ciudad, que lo traían de la de Sevilla, y al punto se entoldó el cielo y llovió, no habiendo llovido, como tengo dicho desde el 26 de Diciembre de 1679 a la noche que lo trajeron a esta iglesia;

     puse aquí esta nota para que en todo tiempo conste y lo firmé.- Lcdo. Antonio Ignacio de Lucena.”

     Archivo Parroquial de Santiago.- Libro Prot. de Capellanías, folio último.
     “La imagen de Nuestra Señora de los Dolores de esta parroquia de el Señor Santiago el Mayor de esta ciudad de Ecija, se trajo de Sevilla el día 18 de Noviembre de 1713 años y se costeó a devoción de los eclesiásticos de dicha iglesia y otros devotos.”

     Archivo de Protocolos Notaría de Ecija.- Escribanía de José Alejo de Rivera.- Año de 1782, folio 938.
     “Escritura de permiso a favor de los eclesiásticos de la parroquial de Santiago y de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores, sita en dicha iglesia, sobre colocar una imagen en una capilla de ella que les donó D. Pedro Martínez Montero de Espinosa.”

     Archivo Parroquial de Santiago, libro de Bautismos de 1711/15.
     “En 18 de Noviembre del año pasado de 1713 llegó a esta iglesia del Señor Santiago la imagen de Nuestra Señora, que llaman de los Dolores, que se hizo en la ciudad de Sevilla a costa y solicitud de los eclesiásticos de esta iglesia y parroquianos de ella, la cual se colocó en el altar colateral izquierdo de la capilla mayor, y el costo que ha tenido, así de altar como de vestidos, corona, corazón y acerico de plata y lo demás, se ha costeado con dichas limosnas, respecto de lo cual la propiedad de la imagen es de dicha iglesia, permitiendo a la cofradía de penitencia que sale el Martes Santo de esta iglesia la saquen en dicha cofradía como sea con la decencia que se requiere, y para que en todo tiempo conste lo referido se anotó en primero de junio de 1714.- Antonio Cristóbal Casimiro de Lucena.

     Semanario de Información Local “Ecija”.- Número 17.- 6 de Abril de 1965.
     Página 1.- El Cristo de la Expiración de Santiago saldrá procesionalmente este año.- Hará estación el Viernes Santo y estrenará un paso de tablas talladas con motivo de la pasión.- Al cabo de muchos años y merced al desvelo y pasión capillita de un grupo juvenil de ecijanos devotos, la impresionante imagen del Santísimo Cristo de la Expiración de Santiago, orgullo de la fe y de la Imaginería ecijana, enriquecerá los desfiles cofradieros de nuestra Semana Santa de este año. La Cofradía de la Expiración estrenará un bello paso con tablas talladas, representando los misterios de la Pasión del Señor. Saldrá a las ocho y media de la tarde del Viernes Santo en el siguiente itinerario. Parroquia de Santiago, calles Padilla, M. de Cervantes, Plaza de España, Más y Prat, Santa Cruz, José Canalejas, Avenida de Alemania, Calvo Sotelo, José Antonio, Sor Angela de la Cruz y Puerta de Osuna para volver a la parroquia. Antes de salir la procesión cofradiera, los hermanos rezarán las primeras estaciones del Vía Crucis que se completarán en las Parroquias de Santa Cruz y Santa María.

     Semanario de Información Local “Ecija”.- Número18.- 13 de Abril de 1965.
     “Página 9.- HERMANDAD DEL CRISTO DE LA EXPIRACION.- El pasado domingo, por el Sr. Cura Párroco y Conciliario de la Hermandad Don Francisco García Gallardo, se reunió la Comisión reorganizadora de la Hermandad del Cristo de la Expiración de Santiago, acordándose salir procesionalmente, en penitencial Vía Crucis, a las nueve de la noche del Viernes Santo, con el siguiente itinerario: Plaza de Santiago, Puerta Palma (sic, corresponde a Puerta Osuna), Capitán Sanz, Plaza González de Aguilar, José Antonio, Más y Prat, Santa Cruz (Parroquia Mayor, donde hará estación), calle Espíritu Santo, San Francisco, Plaza de España (acera Casino Ecijano), Ayuntamiento (Tribuna Oficial), Plaza de Santa María (Parroquia y estación), Miguel de Cervantes, Padilla, Santiago.

     Las estaciones del Vía Crucis, serán rezadas por Hermanos y comentadas por el Sr. Conciliario. Con el desfile, además de los cofrades, pueden participar todos los hombres que lo deseen.”

     Semanario de Información Local “Ecija”.- Número 20.- 27 de Abril de 1965.
     “CABILDO EN SANTIAGO.- HERMANDAD DE LA EXPIRACION.- El Domingo de Resurrección a las tres de la tarde las campanas de Santiago tocaron asamblea. La comisión entusiasta que había realizado el milagro de ver al Stmo. Cristo de la Expiración por las calles ecijanas, convocó cabildo general. El templo, no obstante en ruinas, presentaba un aspecto acogedor, ya por la majestuosa presencia del impresionante crucificado que presidía en la nave del Evangelio, ya por la fe y entusiasmo de los allí reunidos. En este ambiente de piedad y fervor, de ilusiones e inquietudes, quedó reconstituida la Hermandad del Stmo. Cristo de la Expiración, sin duda la más antigua de nuestra ciudad. En números sucesivos intentaremos resumir la dilatada historia de dicha Hermandad, no solo para complacer a los hermanos sino para satisfacer a multitud de devotos y admiradores. Hoy, la brevedad lo exige, ajustaremos la información al cabildo del pasado 18.

     En primer lugar y por unanimidad quedó constituida la junta de gobierno como sigue:

     Hermano Mayor 1º.- Excmo. Sr. D. Juan Pedro de Soto Domecq, duque de Almenara Alta.
     Hermano Mayor 2º.- D. Alvaro Maza Alvarez.
     Hermano Mayor 3º.- D. Miguel A. Cárdenas Llavaneras.
     Secretario: D. Joaquín Noguera Rosado. Tesorero: D. Juan Florit García. Vocal de Cultos: D. Eduardo      Pardo Pineda. De apostolado: D. José Herrainz Caraballo.
     Fiscal de paso: D. Amador Rodríguez Sillero.
     Vocales: D. Manuel Centeno Ostos, D. Fco. Javier Osuna Escalera, D. José Porres Eiximeno y D. José Guerrero G.
     Conciliario: Rvdo. D. Fco. García Gallardo.
     Posteriormente fueron designados los señores Pardo Pineda y Guerrero García para revisar y actualizar las reglas, bajo la dirección canónica del Conciliario Rvdo. D. Fco. García Gallardo. Finalmente se designó el primer domingo de Junio como fecha del próximo cabildo.”


     Boletín Informativo de la propia Hermandad.- nº 1.- Cuaresma 1998
     “Nuestra Historia.- La Hermandad del Stmo. Cristo de la Expiración, Nuestra Señora de los Dolores y Ntro. Padre Jesús Nazareno de la Misericordia está establecida canónicamente en la Parroquia de Santiago el Mayor. Muchas son las vicisitudes históricas vividas por la Hermandad, pasando de ser una Hermandad ejemplo de muchas a estar por desaparecer.- De 1758 data el Libro de Reglas que tenemos de la “Hdad. de Penitencia de la Expiración”, donde se recoge como Titulares, junto con el Stmo. Cristo a Ntra. Sra. de los Dolores. Cabe destacar en su página 11/bis (“…y en consecuencia aprovará y aprovó los capítulos formados por los de la Encarnación, que también se titula de la Hermandad de la Expiración para que se observen y guarden como de Regla y de consentimiento de la Hdad. y Cofradía de la Coronación y de el Fiscal general de este Arzobispado.” La aprobación de la Regla de la Cofradía de la Encarnación que sale de Santiago fue el año de1579), que esta Hermandad fue consecuencia de la Hermandad de la Encarnación, cuyos capítulos de Regla fueron aprobados en 1579. Por tanto es justo reconocer la antigüedad de nuestra Hermandad desde entonces.

     En 1833, el 27 de Marzo, se aprobó en cabildo el Reglamento de la denominada “Hermandad de Ntra. Sra. de los Dolores”, donde por primer vez se establecía la veneración de los tres Titulares que en la actualidad tenemos; composición que volvió a reducirse a dos a finales del siglo XIX.

     Pocas veces procesionó nuestra Hermandad a primeros de este siglo XX. En 1902, gracias al Cura párroco Don Juan Lobo se hizo realidad este deseo, para no volver a procesionar hasta 1907.

     En 1931 fue hermano mayor Don Antonio Boceta Durán y durante esta nueva etapa no se realizó ninguna salida procesional. En Cabildo del 9 de Marzo de 1954 a propuesta del Sr. Cura Párroco Don José Medina de Mora se reorganiza la Hermandad. Sin embargo no sería hasta 1962 cuando cogería gran fuerza y vitalidad gracias al Sr. Cura Párroco Don Francisco García Gallardo y Don Alvaro Maza Alvarez que tras constituir una comisión gestora afrontan como proyecto prioritario la construcción del nuevo paso de Cristo.

     Fue entonces, 1963, que mientras ese proyecto se hacía realidad cuando se establece la celebración de un Solemne VIA CRUCIS, que se viene celebrando desde entonces todos los Viernes Santo a las 4 de la tarde. Por fin en 1965, siendo Viernes Santo, al cabo de 58 años vuelve el Stmo. Cristo de la Expiración a hacer su estación de penitencia.

     Siendo Hermano Mayor D. Francisco Martín Mesa, año de 1969, se afronta la construcción del Paso de Nuestra Señora de los Dolores. En 1983 una nueva Junta Gestora presidida por el Cura Párroco D. Francisco García Gallardo y D. Francisco Alcántara Luna recogen el testigo de nuestros antecesores. El 27 de Octubre de 1996 se celebra con gran solemnidad el acto de reincorporación de Ntro. Padre Jesús Nazareno de la Misericordia, volviendo nuevamente a contar nuestra Hermandad con sus tres Titulares. El próximo Martes Santo, 7 de Abril de 1998 D.m, procesionará la Hermandad nuevamente con tres pasos.”

     Boletín informativo de la Hermandad.- Número 2.- Cuaresma 1999.
     “Nuestra Historia.- En la línea de transmitir cuanto se conoce de la historia de nuestra Hermandad, pasamos a enunciar literalmente parte del trabajo editado en el tomo de “Crucificados de Sevilla”, Ediciones Tartessos, año 1997. Trabajo de investigación realizado por los ecijanos Dª Marina Martín Ojeda y D. Gerardo García León, a quienes aprovechamos la oportunidad para manifestar nuestro más sincero agradecimiento.

     Los orígenes de esta Hermandad se remontan al año 1579, cuando fue aprobada la Regla de la cofradía de disciplina Ntra. Sra. de la Encarnación. Con el paso de los siglos, la hermandad aumentó el número de sus advocaciones y modificó su nombre, permaneciendo siempre establecida en la parroquia de Santiago. La Regla de la Hermandad de Ntra. Sra. de la Encarnación, compuesta de 16 capítulos, fue ampliada en 1759 para adaptarse a los nuevos tiempos, intitulándose a partir de ese momento “Hermandad del Cristo de la Expiración”, nombre con el que ha llegado a nuestros días.

     La primitiva cofradía de la Encarnación estaba regida por una Junta de gobierno compuesta de Prioste o Hermano Mayor, Mayordomo, dos Alcaldes, Escribano y ocho Diputados. Las elecciones de oficiales tenían lugar el domingo infraoctavo del Corpus Christi, manifestando la hermandad el deseo de que éstos “…siempre sean personas que tengan substancia o bienes temporales, para que el dinero que nuestra cofradía tubiere por ellos sea a(umen)tado y no venga a menos…”(Cap. VI). El domingo siguiente a la toma de posesión, la junta de gobierno saliente rendiría cuentas de su gestión ante el nuevo equipo gobernante, verificándose el inventario de los bienes y alhajas de la hermandad (Cap. VIII).

     La persona que deseaba acceder a la cofradía de la Encarnación debía aportar informes de buena vida y fama, y no ser negro ni mulato. La cuota de ingreso era de 10 reales para los hermanos de l7uz y 8 reales para los de sangre; en ambos casos, debían abonar un real para el escribano y muñidor (Cap. I). El nuevo cofrade estaba obligado a conocer la Regla por voz del escribano (Cap. XV); tras reunir estos requisitos, el neófito comenzaba a ser hermano de la Encarnación, condición que podía heredar su hijo legítimo o su viuda “…dado limosna para el renuevo dos reales, y si la tal muger se casare, la pierda …”(Cap. XVI).

     La cofradía de la Encarnación celebraba cada 25 de Marzo la fiesta de su titular con un cabildo general, al que estaban obligados asistir todos los hermanos y oficiales. En esta ocasión se construía un altar –donde se colocaba una Cruz y una bacineta para las limosnas que cada uno quisiera aportar- y se leía la Regla por voz del escribano. Dicha norma insiste en recalcar los buenos modales que debían demostrar los participantes en el cabildo y la necesidad de olvidar rencillas y hacer las paces entre los hermanos. Tras oír el sermón de un predicador, era preceptivo confesar y comulgar (Cap. III), rindiéndose culto a la Encarnación de Ntra. Señora en una función solemne (Cap. VII). Además de este día, la Regla también era leída públicamente el Domingo de la Tentación y el día de Pascua Florida (Cap. X).

     No se especifica con qué frecuencia se celebraban los cabildos ordinarios, aunque se advierte que en toda reunión de la hermandad era obligatorio tener presente la Regla en un atril sobre un paño “…teniéndole reverencia a las santas palabras que en ellas están escritas…” (Cap. XIV).”

     Boletín Informativo de la Hermandad.- Número 4.- Año 2001.

     “Nuestra Historia… Para sancionar estas nuevas agregaciones, la hermandad redactó una nueva regla que fue aprobada el día 30 de Agosto de 1579 por Domingo Vicente Suárez, Provisor del Arzobispado de Sevilla. En este documento, la corporación ya se intitula Hermandad del Cristo de la Expiración y declara rendir culto a la citada advocación y a Nuestra Señora de los Dolores. La nueva regla ordena la dedicación a su titular de una fiesta en “la dominica de pasión”, en la que confiesen y comulguen todos los hermanos, para después, celebrar el cabildo de elecciones (Cap. I). También se contempla el sufragio por los hermanos difuntos y el socorro en la enfermedad.

     La procesión se mantiene en la tarde del Martes Santo, si bien se especifica que …hemos de acompañar la anta imagen llevando en las manos cada uno de nuestros hermanos, uno la cruz, otro la lanza, otro los cordeles y así cada uno, uno de los atributos de la Pasión de Jesucristo…(Cap. II). Esta última disposición motivó el enfrentamiento con la cofradía de la Coronación de Cristo, de la parroquia de San Gil, que procesionaba desde antiguo el Lunes Santo, portando las citadas insignias o jeroglíficos de la Pasión. La hermandad de la Coronación principió autos contra la de la Expiración el día 14 de Marzo de 1759, aduciendo que la cofradía de Santiago basaba su intención de portar la insignia… valiéndose del pretexto de figurar una nueva hermandad, sin reconocerse otra diferencia entre las reglas antigua (de la Encarnación) y nueva, que la del segundo capítulo…

     La hermandad de la Expiración logró que la Coronación exhibiera su regla …para ver si ésta hablaba de que pudieran usar de dichos misterios o sí a ellos les era facultativo, para privarles el uso a la nuestra para usaren de dichos misterios… Reconocida ésta, no sólo no se halló tal disposición, sino que pudo demostrarse que la cofradía de San Gil había sido fundada en 1581, dos años más tarde que la de la Encarnación. Para evitar escándalos, ambas cofradías desistieron del pleito el día 30 de Junio de 1579, consintiendo los hermanos de la Coronación a los hermanos de la Expiración que usaran los jeroglíficos en su estación anual.

Hemos de señalar que la regla acordada por la hermandad de la Expiración en 1759 no presenta mención alguna a la advocación de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Misericordia. Dicha imagen, al menos desde 1728, salía en procesión acompañando a los otros titulares de la cofradía, y era portada sobre un paso, junto a una escultura de San Pedro en el momento de su Negación.”

TESTIMONIOS GRÁFICOS
Manuel Fernandez Romero

… Virgen de los Dolores
las estrellas de la noche
tiemblan al verte llorar
cuando pasas por el arcp
María no tienes igual.
De tus lágrimas crsitalinas
que son sentimientos divínos
bebemos los costaleros
“pa” apaciguar tu destino …

1965/70. Nuestra Señora de los Dolores. Hdad. de Santiago.
(Foto: Juan Méndez Varo)