AYER Y HOY DE LAS HERMANDADES Y COFRADÍAS ECIJANAS
POR D. RAMON FREIRE GALVEZ – 2002

REAL, ANTIGUA Y NOBLE COFRADIA DE NAZARENOS DE NUESTRA SEÑORA, EN LA CONSIDERACION DE SUS ANGUSTIAS Y SOLEDAD, DEL SANTO ENTIERRO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO Y DEL DULCE NOMBRE DE JESUS.

Ubicada en la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen.-
     Por el Arzobispado de Sevilla, en su Decreto de Marzo de 1623, relativo a la Hermandad que nos ocupa decía:

     “La Soledad que sale del Convento del Carmen Calzado, fue aprobada en virtud de su Regla por el Licenciado Juan Rodríguez, Provisor de Sevilla en 11 de Junio de 1573. Sale Viernes Santo en la tarde.”

     Fundada aproximadamente en 1566, sus primeras reglas aparecen aprobadas el 15 de Julio de 1573. Su primitivo título era el de “Antigua y Noble Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad”.- Como pode comprobar existe una pequeña diferencia de un mes y cuatro días, entre la fecha consignada en el      Arzobispado de Sevilla y la que de siempre consignó la propia Hermandad.

Imágenes: El misterio de la “Quinta Angustia”, formado por Jesús, María su madre y San Juan, obra atribuida a Jorge Fernández Alemán, del primer tercio del siglo XVI y los varones pueden fecharse sobre el siglo XVIII. El “Cristo yacente”, de estilo gótico tardío, fechado en el siglo XV, de autor anónimo, se encuentra en el interior del Santo Sepulcro, magnifica urna de carey y plata, realizada entre 1700-1750. La “Virgen de la Soledad”, del siglo XVIII, de autor desconocido.
     Su estación de penitencia la lleva a cabo en la tarde del Sábado Santo.- Tres pasos.
     De esta Hermandad aportamos los documentos de interés que siguen:
.
     Archivo Municipal.- Libro Actas Capitulares de 1733.- Folio 60.
     “Cabildo de 27 de Abril de 1733.- Se concedió licencia a la Hermandad de la Soledad para dos corridas de toros, con cuyo beneficio ayudar a las costas de ciertas alhajas precisas para la mayor decencia y culto de la Virgen.”

     En un Reglamento para régimen interior y económico de la Hermandad, aprobado en Cabildo General el 6 de Junio de 1852, se le titula: “Muy Ilustre Hermandad”, pero como quiera que S.M. la Reina Doña Isabel II aceptó en 23 de Noviembre de 1854 el cargo de Hermano Mayor que la Hermandad le ofreció, al recibirse la comunicación de la Mayordomía de Palacio, se le antepuso al título el de Real. Por ello, el título completo de dicha Hermandad es el de “Real, Muy Ilustre, Antigua y Noble Cofradía de Nazarenos de Nuestra Señora de la Consideración de sus Angustias y Soledad del Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo y del Dulce Nombre de Jesús”, título que dicha Hermandad tiene reservado sólo y exclusivamente para usarlo en documentos especiales y solemnes.

     Era norma frecuente en todas las Hermandades que, las alhajas y enseres pertenecientes a la Cofradía, excepción hecha de las imágenes que quedaban al culto en las iglesias y conventos donde se ubicaban, estuviesen en poder de la denominada “camarera”; este cargo casi siempre recaía en persona relacionada familiarmente con la hermandad y perteneciente a la pudiente sociedad astigitana. Relativo a la Hermandad que nos ocupa y de mi archivo particular, transcribo literalmente la carta que Victoriano Valpuesta Aparicio, ecijano muy vinculado familiarmente con dicha hermandad, le dirige a la Sra. Condesa del Aguila, cuando deciden en cabildo nombrar a la misma camarera, cuyo contenido es el siguiente:

     “VICTORIANO VALPUESTA.- Ecija.- 13 de Julio de 1885.- Sra. Condesa del Aguila.- Puerto de Santa María.- Muy Sra. mía: En Cabildo celebrado ayer por la Real Hermandad de Ntra. Sra. de la Soledad y Sto. Entierro de Ntro. Sr. Jesucristo fue V. propuesta para Camarera de la Sma. Virgen en su Soledad, lo cual tengo la satisfacción de participárselo, y como corresponde que la plata de Ntra. Sra. esté al cuidado de su camarera, y como supongo no tendrá dificultad en serlo se tan devotisima Imagen, agradeceré a V. me diga a quien se la entrego, porque al haber arrendado la casa su señor hermano político Don José, no le cabe en las que se muda. Y como esto lo ha efectuado y solo queda en la casa la plata según Doña Josefa me previene le he de agradecer a V. mucho su pronta contestación para que unos objetos tan buenos y sobre todo de quien son, no estén a merced de un descuido.- Saludos al Sr. Conde y queda a los pies de V. su afectuoso y atento.-“ Está la firma de Victoriano Valpuesta.

     Al dorso mismo de dicha carta, contesta la Sra. Condesa del Aguila a Don Victoriano Valpuesta, desde el Puerto de Santa María, quien tras manifestar al Sr. Valpuesta el honor que le supone tal nombramiento, manifiesta su imposibilidad de aceptar dicho cargo, dadas sus ocupaciones familiares y encontrarse lejos de Ecija, al tiempo que propone para el citado cargo de Camarera de Ntra. Sra. de la Soledad a la Sra. Marquesa de Santaella o a su tía la Sta. Doña Concepción Tamariz Martel, y durante el tiempo que transcurra hasta ello, ofrece sus dependencias en Ecija, para el depósito de la plata, mediante inventario que hará su Administrador Don Blas de Oya, a quien le hará saber extienda el correspondiente recibo relacionado de todo ello.

     En el interior de la anterior comunicación entre Don Victoriano Valpuesta y la Sra. Condesa del Aguila, aparece una carta del citado Administrador, dirigida al Sr. Conde del Aguila, en la que tras saludarle y transmitirle breves noticias relativas a algunos amigos de la familia, le hace saber:

     “Sr. Conde.- Los efectos entregados por D. Victoriano Valpuesta, sobre la plata y ropa de la Stma. Virgen de la Soledad, según consta en relación inventariada que dejo archivada, son los siguientes:

     Un resplandor en tres piezas, teniendo dos ráfagas sueltas.
     La media luna de plata.
     Tres cajones grandes donde se contienen:
     La corona de plata de la Stma. Virgen.
     La corona de plata de espinas.
     El cajón que contiene estas dos alhajas.
     Los dos nudillos de plata y tornillos.
     Ocho faroles de plata.
     Cuatro cajones que los contienen.
     La alfombra que se pone al paso.
     El vestido viejo de Ntra. Sra.
     El manto bueno de terciopelo.
     La blonda de dicho manto.
     La peluca.
     El cíngulo de hilillo de plata.
     Los cuatro sudarios de los ángeles.
     El replovit amaritadine (sic)
     Dos toallas.
     Dos enaguas.
     Una camisa.
     Algunas blondas de hilillo.
     El relleno de terciopelo que se pone en la corona.
     El cajón de madera que contiene esto.

     Hasta aquí el contenido de dicha carta, pues casi media cuartilla que falta, aparece cortada, desconociendo si en ello se relacionaban algunas pertenencias más relativas a la Virgen de la Soledad y su propia Hermandad, o el texto que falta se refiere a cuestiones particulares de las que daría cuenta el Administrador al Sr. Conde. La citada carta original que obra en mi poder, fue localizada en Madrid, gracias a mi buen amigo, ecijano, José Antonio García Prieto, a quien le agradezco personalmente cuantos documentos me ha hecho llegar relacionados con Ecija.

     SEMANARIO DE INFORMACION LOCAL “ECIJA”.- Número 64.- 15 de Marzo de 1966.
     “Este año saldrá la Cofradía del Santo Entierro de Ntro. Señor Jesucristo y Ntra. Señora de la Soledad.- El pasado día13 del cte. tuvo lugar en la Iglesia del Carmen la Función Principal que la Real Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad y Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo celebra en honor de sus titulares. Después de terminado el acto religioso se celebró Junta Extraordinaria que fue presidida por su hermano mayor Don Federico Enrile y González de Aguilar, tratándose de diversos asuntos y acordándose hacer estación el Sábado Santo.

     Al conocerse la noticia ha causado gran satisfacción en nuestra Ciudad ya que en la Semana Santa tendremos este incomparable desfile y se admirarán, una vez más, por las calles, el paso de la Quinta Angustia, el majestuoso del Santo Sepulcro con urna sepulcral de carey y plata y la maravillosa imagen del Santísimo Cristo Yacente y como broche final la imagen de Nuestra Señora de la Soledad debida a la gubia de Roldán uno de los más célebres imagineros españoles.”

     Por último añadir que el Excmo. Ayuntamiento de Ecija con fecha…día precisamente del Corpus Christi, le impuso a la Virgen de la Soledad la medalla de la Ciudad. Dicho día la citada imagen en su paso, fue colocado delante de las Casas Consistoriales, como altar ante la paso de la custodia del Corpus.

 

TESTIMONIOS GRÁFICOS
Jerónimo Valpuesta Gueto, S.l.

… Decir tu nombre Soledad,
es repasar los pasos de mi vida,
mis noches y mis días.
Es volver a vivír
mís penas y alegrías…
Es buscar el apoyo de nuevas esperanzas.
Es caminar seguro
por sendas empendídas.
Es sentir el calor
de tus manos calladas,
que aunque lleven espínas,
son aliento y refugio
de ilusiones vivídas …

1º Tercio del siglo XX. Bellísima imagen de Nta. Sra de la Soledad.
(Foto Salamanca, cedida por Luisa Villalón)