AYER Y HOY DE LAS HERMANDADES Y COFRADÍAS ECIJANAS
POR D. RAMON FREIRE GALVEZ – 2002

HERMANDAD SACRAMENTAL DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN, COFRADIA DE NAZARENOS DEL SANTISIMO CRISTO DE LAS MISERICORDIAS, NUESTRO PADRE JESUS DESCENDIDO DE LA CRUZ Y MARIA SANTISIMA DE LA PIEDAD.

En su fundación, año de 1992, tuvo su sede en el Convento de los Descalzos, trasladándose por ruinas del mismo al Oratorio de San Felipe Neri, donde se estableció de forma definitiva. Su estación de penitencia la realiza en la tarde del Viernes Santo..

    Imágenes: El Misterio presenta a Jesús entregado a los brazos de su Madre, obra del sevillano Manuel Ramos Corona en la última decena del siglo XX. La Virgen de la Piedad, obra anónima de estilo napolitano es del siglo XVIII, procede del Convento de Carmelitas Descalzos, donde se fundó esta Hermandad.

    María Salomé, es una imagen dolorosa que procesionaba desde el siglo XVII con la Hermandad de San Juan (Virgen de las Misericordias) y que fue sustituida por una nueva Imagen.
    María de Cleofás, imagen igualmente dolorosa que también perteneció a la Hermandad de San Juan, fechada en 1955, obra del imaginero jerezano José Marín.
    San Juan Evangelista, imagen del escultor sevillano Fernando Murciano Abad, realizada en 1998.
    José de Arimatea, imagen realizada en 1999 por el escultor citado anteriormente.
    María Magdalena, del mismo autor, realizada en el año 2000.
    Nicodemus, de igual autor, realizada en el año 2001 y que aún no ha sido incorporada al paso de misterio.

    Desde hace unos años, el día 16 de Julio de cada año, procesiona por las calles ecijanas, con la imagen de Nuestra Señora del Carmen, recuperando una hermosa tradición ecijana. Esta Virgen del Carmen, representada por una antigua dolorosa que existía en el Oratorio de San Felipe Neri y que ha sido transformada por el escultor sevillano Ramos Corona, siendo el Niño Jesús obra del mismo artista.

    El Cristo de la Misericordia, que se encontraba en el antiguo convento de los Descalzos y actualmente en posesión de la Hermandad, es una escultura que posee muchos rasgos utilizados en las obras del periodo protobarroco y pudiera fecharse hacia el último tercio del siglo XVIII.

    El nacimiento de esta joven e incipiente Hermandad astigitana, comenzó en el mes de Febrero del año de 1989 en la parroquia de Santa María Nuestra Señora, cuando un grupo de jóvenes muy unidos a dicha Iglesia, ojeando un libro sobe la Semana Santa de Sevilla, tienen la brillante, feliz y arriesgada idea de fundar una hermandad, a semejanza de la sevillana Hermandad de la Sagrada Mortaja, pensando ubicarla en la Iglesia de la Pura y Limpia Concepción, antiguo Convento de los Descalzos, que pertenecía a la collación de la Iglesia Parroquial de Santa María.

    Dicha idea la trasladan a Don Esteban Santos Peña, Párroco de la Iglesia de Santa María, quien, en principio, lo entendió como una locura juvenil. Dichos jóvenes dieron el primer paso, celebrando, desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección del año de 1989, en la iglesia conventual de los Descalzos, un besapie con las imágenes allí existentes de la Virgen de los Dolores y el Cristo de la Misericordia, aprovechando dichos días para inscribir a gran número de personas como futuros hermanos de la hermandad y que económicamente colaboraran con el proyecto.

    El 22 de Abril de 1989 celebran una primera reunión y tienen la agradable sorpresa de ver como acuden a la llamada más de ciento treinta personas de ambos sexos, quedando igualmente sorprendido el párroco Don Esteban Santos Peña que asistió a dicha reunión. Se formaliza una Junta Gestora, bajo la dirección espiritual del citado párroco, y el 16 de Julio de 1989, recuperan una tradición ecijana con la procesión de la Virgen del Carmen, haciendo su salida desde dicha iglesia de los Descalzos.

    En 1990, realizan por vez primera un Triduo Sacramental (culto al titular más importante de la Hermandad, dado su carácter de Sacramental), con procesión claustral con su Divina Majestad bajo palio por las calles colindantes a la iglesia de los Descalzos.

    Con fecha 3 de Julio de 1990 reciben con satisfacción el reconocimiento eclesiástico como Asociación Parroquial, según Decreto de 21 de Junio de1990 firmado por el Vicario General del Arzobispado de Sevilla, quien en 19 de Marzo de 1992, decreta la aprobación canónica de dicha asociación como Hermandad, haciendo su primera estación de penitencia como tal, en la Semana Santa de dicho año.

    A pesar de corta “edad” de esta Hermandad, han sido muchas las dificultades y vicisitudes padecidas, que han sabido solventar con valentía, voluntad y constancia, como consecuencia de los diversos traslados que se han visto obligado a realizar, consecuencia del estado ruinoso de su primera sede (Iglesia de los Descalzos) a la Iglesia Parroquial de Santa María, al encontrarse en obras la Iglesia del Carmen donde tenían intención de alojarse provisionalmente. En 1993 vuelven a su antigua sede, pero el lamentable estado de dicho edificio religioso, les hace solicitar del Arzobispado de Sevilla, un nuevo traslado a la Iglesia de Santa María, que se realiza en 1994, debiéndose destacar en este punto la colaboración encontrada, siempre, en el párroco de la misma y hoy Arcipreste de Ecija, Rvdo. Don Esteban Santos Peña.

    Tras el intento frustrado de restaurar la Iglesia de los Descalzos, y dado el pequeño espacio de que disponían en la Iglesia de Santa María, junto con la sorpresiva comunicación que reciben del Arzobispado de Sevilla, respecto a que deberían buscar nueve sede, el fruto de sus gestiones brota con el ofrecimiento que reciben de la familia ecijana Fernández de Bobadilla, a través de Doña Pilar de Bobadilla, quien les ofrece la posibilidad de ubicarse en la capilla oratorio de San Felipe Neri, lo que es aprobado por la autoridad eclesiástica en 11 de Julio de 1994, y en cuya capilla hace su entrada la Hermandad con sus titulares el día 26 de Mayo de 1995, festividad de San Felipe Neri, cuyas dependencias religiosas fueron bendecidas en 2 de Julio de dicho año por el Vicario Episcopal de la Zona Sur, Ilmo. Don Manuel Santos Ortega.

    En definitiva, con poquito paso pero firme, esta joven hermandad y cofradía astigitana, ha ido, chicotá a chicotá, no sólo cumpliendo los objetivos que en el mes de febrero de 1989 se marcaron, sino lo que es más importante, aglutinar alrededor de ellos la admiración y un lugar del mundo cofrade ecijano.

 

TESTIMONIOS GRÁFICOS
Carlos Javier Rojas Losada

… Cristo murió por nosotros
y la madre ya está sola,
con los párpados hundidos,
desconsolada soporta
el peso muerto del hijo.
Lágrimas se han secado
dando ejemplo de humildad,
por lo mucho que han llorado,
Madre de Dios, Virgen de la Piedad …

1989. Recuerdo del besamanos antes de que fuese reconocida oficialmente.
(Foto: De la Hermandad)