PEQUEÑA HISTORIA DEL FUTBOL ECIJANO
D. RAFAEL CANO RODRIGUEZ (Edición 1.987)

INTRODUCCION

Libro Pequeña Historia del Futbol ecijanoMAYOR DE EDAD

SESENTA y seis años de fútbol ecijano, en términos humanos rayando la “tercera edad”, pero en términos deportivos gozando de una salud espléndida.

En mi familia, desde siempre hemos sido muy buenos aficionados al balompié, tan ligados estábamos, que en muchas temporadas se lavaban los uniformes del equipo en casa. Mi madre escamondaba en la pila el sudor de las camisetas, el barro de las calzonas y la suciedad de las medias. Con los nudillos de las manos y el verde jabón, rebajaba los colores, despintándose algunos de ellos, que luego en el campo de juego, lo recuperaban los jugadores mostrando su poder ofensivo.

Yo, aún muy pequeño, me decía cogiendo una de las camisetas: «Esta es la que llevaba puesta “El Pirro’ el pasado domingo». «Esta otra, la sudó bien Gabella», en mi mente infantil, veía como aquel amasijo de ropa mojada, despertaba en mí, una verdadera pasión por el fútbol, aquellas vestiduras, pudo significar el poder y la fuerza de mis ases favoritos.

Después, tendría un buen puñado de años para presenciar partidos, aunque algunos fuesen desde las tapias y sentir el crujir de los cuerpos de aquellos “locos”, con la angustia impresa en sus rostros de ir perdiendo y la alegría contemplativa de ver ganar el encuentro.

Hoy, en este mes de agosto de 1987, sesenta y seis años después ya maduro, veo que la leyenda se ha convertido en una histórica realidad.

No pretendo que esta Pequeña Historia del Futbol Ecijano, sea una obra amplia y voluminosa, para ser colocada en las estanterías de ningún hogar ecijano, sólo pretendo con este sencillo librito de consulta, que el aficionado a este deporte y amante de nuestra ciudad, pueda ver cómo ha evolucionado el balompié a través de los tiempos, ya que el fútbol también es historia y cultura.

Rafael Cano Rodríguez – 1.987.
.

PEQUEÑA HISTORIA DEL FULTBOL ECIJANO

“TODA historia tiene su prehistoria y la del balompié ecijano no podía ser una excepción. En Écija se empezó a jugar al futbol en el año 1921, fue entonces cuando comenzó a rodar el balón por los barrios de nuestra ciudad, siendo minoría la afición que seguía al nuevo deporte que por Huelva tuvo su entrada en nuestra región.

En Écija unos jóvenes entusiastas atraídos por las bellezas luego más tarde comprendidas de este deporte, las emociones y la rivalidad de veintidós fuerzas en lucha, empezaron hacer equipos y concertar desafíos, y en uno de los encuentros locales entre el Écija Balompié y el Mayor jugando en los llanos de El Valle, detrás de la Ermita, ya sonaban por aquél entonces los nombres de Puya, García II, Real I, Chani (padre de Molowny), Santacruz, Lora, Real II, Diaz, Fernández, Ferrero, Alcázar, Ostos, Ojeda, Noguera, Mellizo (padre de Rafa), acompañados del buen aficionado Carmona, eran los protagonistas de las primeras escenas balompédicas en nuestra ciudad.

Eran tiempos en que había que llevarse las porterías a hombro. En el afio 1929, se inaugura el campo de Colón para tal fin se trae el Écija al Gimnastica de Triana para medir fuerza, perdiendo los ecijanos por 5 a 3. La madrina de aquella inauguración fue la señorita Simona Fernández, el árbitro del partido Arturo Ostos y los que saltaron al nuevo campo fueron: Domingo, Serrato, Ramón, Juan Gómez, Chispa, Luna, Higinio, Torres, Gómez J. y Hornero.

El Balompié, Arenas, Écija, Los Pinitos… fueron los primeros equipos que dieron nombres a las sociedades deportivas de aquél entonces. Osuna, La Puebla, Marchena, Carmona, Palma del Rio se convirtieron en los primeros escenarios de rivalidad de nuestro balompié. Aquellos años entre los finales, veinte y treinta, pasaron con torneos locales y comarcales campeonatos en los que tomaban parte, Écija Balompié, Osuna con su Bote-Club, Puebla de Cazalla y Morón; eran los tiempos de los hermanos Gómez de Osuna, los Duartes, Luichi, Noguera, Pérez, Anís, Ojeda, Paco etc. se habían jugado en el campo de “Las Latas“, en Villa Pilar y ya empezaba el futbol a pagarse en taquilla; las sillas costaban 0,50 céntimos, la entrada 0,25 los niños 0,15 céntimos y también comenzó a jugarse en el campo de San Cristóbal en el año 1929, siendo presidente Briones el del Puente, más tarde lo seria Enrique Martin Velasco, padre del que luego sería figura de nuestro futbol, “Enriquito”. La Guerra Civil abrió un paréntesis; había entonces equipos de jóvenes que lo hacían bien, recordemos aquél célebre infantil del A. C, Balompié de donde saliera Lora, Infante, Yuyi, Enrique, Pardal, Francisco, Chimi, Chiri, Carlos y otros.

Terminada la guerra se reorganizó el futbol en nuestra ciudad; tiempos en que los padres Paules con el entusiasta padre Lozano, colaboraron en el resurgir de este deporte, tiempos del gran mecena deportivo, José Luis Sanjuan Lorente; desfilan por nuestro campo todos los equipos que componían la local de Sevilla; recordemos que se inauguró el nuevo campo contra el Palma del Rio, vistiendo el Écija de azul y blanco. Se jugó en categoría Regional en la temporada 1940-41, y en la 41-42 se estuvo a punto de ascender a Segunda División; no se jugaba entonces en Tercera y formaron el grupo de la Primera Categoría Regional con el Écija, Córdoba, Olímpica de Jaén, Linares, Electromecánica y Puente Genil. En la primera fase se clasificaron Écija y Córdoba, que hubieron de jugar la fase de ascenso con los clasificados en el otro grupo de la Regional, Onuba y Balompédica Linense, ascendieron a Segunda, el Córdoba que más tarde descendería a la Tercera que se formó entonces y La Balona.

Por aquellas fechas el corresponsal de nuestra ciudad en el Diario de Córdoba, pedía un campo de futbol como cosa de mucha necesidad, ya que para jugar en la tercera división que se formaba, el San Cristóbal era lugar indecoroso, ¡Y pensar que veinte años más tarde se seguiría jugando en él!

Se acabé el futbol por aquellas fechas; jugando esas temporadas por el Écija; García, Diaz y Vega como porteros; Alcázar, Ojeda y Rivero en la defensa, pero no como hoy tres defensas; solo jugaban dos, estoy consignando a los hombres que recuerdo de aquellos años; Domi, Loly, Pérez, Prieto y Romo de medios, Pozo, Currillo, Zafra, Noli, Guillermo, Vázquez, Paco, Prieto, Rosales, Gabella, Márquez, Manolin y otros como delanteros.

Este nuevo paréntesis, se cubre con la creación de nuevos equipos que jugaban en los terrenos de “La Alcarrachela”, precisamente donde ponen hoy los aparatos y tómbolas de la feria. Se organizaron campeonatos y en el Depósito de Recría y Doma, un buen aficionado comandante del Depósito, Carlos García Santos, formó un equipo y cede su terreno para jugar los encuentros; es la época de los dos mejores equipos locales el C. D. Cervantes y C, D. Imperial que contaban en sus filas con los que habían formado el infantil del Balompié, que decía al futbol ecijano fuerza y coraje; con Fermín, Bermudo, Ballesta, Joaquín, Pablo, Enrique, Blázquez, Miguel, Yuyi, Serrano, etc., que durante cinco años se mantuvo en liza.

En el año 1947, inicia su actividad deportiva el C. D. Écija, debido a lo adelantada que está ya la temporada, sólo puado participar en los torneos de Copa Aficionados y Copa Comarcal, quedando en ambos torneos con el título de Subcampeón, fue tan bueno el concepto de la Federación Regional, por lo que de haber declinado el honor de participar en la tercera división, quiso ser incluido en el grupo de Preferente la cual estaba integrada por los equipos C. D. Egabrense, Calavera C. F., Alcalá C. D., Isla Cristina C. F., Hércules C. F., Portuense R. C., A. D, Cros, Osuna Bote Club, Triana A.D., A.D., Dos Hermanas C.F. Minas, Jerez C. F, y Deportiva J. A.

Se vuelve a jugar en el campo San Cristóbal, fue la época de los señores Fernández Gaute, Valseca Ruiz, Osuna Reina y otros.

Ya en los años 1948-49 se está terminando de arreglar el campo de futbol nuevo del “Cerro de la Pólvora” y en la temporada 1949 y 50 se termina de arreglar colocándose entre otras un nuevo marcador, desde entonces comenzó a llamarse campo de San Pablo y hay una época de esplendor; se clasifica el Écija muy bien en la Regional, eran tiempos de Lora, Pizarro, Fermín, Miguelacha, Márquez, Joaquín. Paulino, Blázquez, Juani, Mangas, Del Pino, Carlos, Efrén, Camilo, Pablo etc.

La temporada 1953-54 fue una de las más fatídicas para el C. D. Écija, terminó el torneo con muy pocos puntos y casi al final de la clasificación, se notaba que el marco ecijano se había defendido con escaso gas. En el mes de octubre se hizo cargo de la presidencia el médico don Antonio Morales López y se encontró con un club endeudado, promesas incumplidas, sin medios económicos y con unos jugadores faltos de moral, estuvo a punto de retirarse de la competición, tan mal estaba el club que se pidió al empresario taurino, dar un festejo para ayudar al equipo, por otra parte se intentó renovar la rifa de abonado que era el sostén del equipo, entre disgustos y contrariedades a punto se estuvo de devolver las cantidades recibidas porque no se cubrió ni la mitad de la rifa, el señor Morales bastante hizo con terminar el torneo y no perder la categoría el equipo titular.

La temporada 1954-55 se pasó en blanco en lo que se refiere al futbol ecijano, pues el señor Marín propietario del terreno de juego, no quiso renovar el contrato al C. D. Écija, porque quería dedicar el campo de futbol a otras actividades más beneficiosas para sus intereses y por otra parte arreglar el campo de San Cristóbal, costaba 20.000 pesetas ponerlo en condiciones, y el club no tenía una peseta.

La temporada 1955-56 se pudo haber jugado en la tercera división se le dio nueva forma a esta categoría y fue invitado nuestro titular a ocupar un puesto en ella, pero ya en la temporada anterior se había agotado todos los esfuerzos y hubo de nuevo un paréntesis que cubrir con la inactividad oficial.

La temporada 1956-57 de nuevo surgen los equipos locales y es ahora como uno de ellos irrumpe con fuertes bríos, se trata del Recreativo Ecijano que comienza a jugar su primer partido el día 10 de Febrero de 1957, en el nuevo campo, tres meses antes, concretamente el mes de diciembre, el director del Instituto Laboral don Antonio Fernández Pro y a requerimiento del club recreativista, ofreció jóvenes, tractores y demás utensilios para el allanamiento del nuevo campo de “La Alcarrachela” que hoy ostenta el nombre de nuestro Patrón San Pablo.

A las cuatro y media empezó el partido entre el Recreativo Ecijano y el Marchena Juvenil, al final empataron ambos conjuntos a dos tantos. A los veinte minutos de juego el jugador Rafael Ariza Maestre, sufrió una lesión de tibia y peroné, siendo ingresado en el hospital San Sebastián de Écija.

El equipo estaba compuesto por los siguientes jugadores: Bermudo, Fuentes, Manolo, Diaz, Placido, Écija, Cáceres, Ariza, Benjamín, José Luis y Fernández, luego se le unirían Flores, Peña, Félix, Gómez y Titi.

La temporada 1958-59, se vuelve a jugar en el campo de San Cristóbal dándose paso al Écija C. F. que ascendió a Tercera División en la temporada 1959-60 en que, tras perder la eliminatoria de campeones con el Balón de Cádiz, se jugó la fase de promoción con el Guadix; se perdía allí por uno a cero y se venció en el San Cristóbal por ocho a uno.

El equipo que consiguió el ascenso fue el siguiente: Agustín, Goicoechea, Ibáñez, Diez, Rincón, Valenzuela, Aurelio, Iglesias, Botones, Cordobita y Pahuet. Solo un jugador ecijano formaba en el once titular que subió a Tercera División, nuestro paisano Diez.

Ya estamos en la Temporada 1960-61, fue una de las más calamitosas que recuerdo en la historia de nuestro futbol; cuantos esfuerzos estériles, por parte de algunos directivos, lastima de entusiasmos de otros que se sacrificaron al máximo por evitar lo irremediable, porque las cosas no se enfocaron bien desde un principio, se pagó la novatada; se ficharon veintiséis jugadores y se perdieron casi todos los encuentros, terminando clasificado en el penúltimo lugar de la tabla condenado irremediablemente al descenso.

En la Temporada de 1961-62 una directiva con nuevos bríos no se resigna a dar el paso atrás que le obliga al descenso de categoría y reúne un equipo de tercera división, para jugar en Regional; había que ascender y se logra por segunda vez militar en la Tercera División y en el mismo viejo campo de San Cristóbal, también ocurrió como la vez anterior de que solo un jugador ecijano estuvo en el once titular y este fue Rafa, que salió en 17 ocasiones defendiendo la meta.

Sin duda alguna fue unas de las mayores alegrías del presidente don Antonio Luque Luque, que consiguió por dos veces ascender al Écija C. F.

Comenzó la temporada 1962-63 siendo presidente el señor Luque Luque, jugándose en el flamante Campo Municipal de Deportes pues dicho campo se inauguró el 21 de septiembre de 1962.

Se reunió un estupendo y potente plantel de jugadores, para que pudiera hacer un destacado papel a lo largo de la competición y a punto estuvo el Écija C. F. de ascender a Segunda División, pues marchaba el segundo en la clasificación del Grupo XI de la Tercera División y al final quedó en quinto lugar. Esta era la formación de aquél magnifico equipo:

Rafa, el único ecijano que había ya jugado en la temporada anterior en el Écija C. F., antes lo había hecho en los equipos locales de Puerta Cerrada; Merced, Recreativo Ecijano y en los equipos sevillanos Maestranza Aérea y A. D, Cros, tenía 22 años de edad, en dicha temporada 62-63.
Rodríguez, sevillano, campeón del primer trofeo Sánchez Pizjuan.
Vallejo, campeón de España en el Real Madrid Amateur.
Romero, del Sevilla juvenil.
Sosa, del San Roque de Lepe y del Coria, fue seleccionado para la Selección Andaluza.
Gordillo, del juvenil sevillano.
Trabaleda, del Sevilla C. F.
Nuevo, del Betis Amateur.
Tomares, del Badajoz y Sevilla.
Quintanilla, campeón de Andalucía y semifinalista de España.
Mauricio, del Cacereño.
Entrenador: Parra Palma que había entrenado al Puerto, Coria, Marchena, Bollullos y Sevilla At.

Ya estamos en la competición liguera de 1963-64, a ruego de directivos y aficionados, toma las riendas del Écija C. F, un nuevo presidente don Pedro de Cárdenas Osuna, comienza el equipo goleando al Coria por 4 a 1 y se ficha ala terminación del partido al famoso jugador del Sevilla Quirro, pagándose una fabulosa cantidad de dinero por él; mal fichaje de la directiva ecijana, que sólo hizo cojear por el campo en toda la competición, pues este hombre venia de Sevilla “tocao” y así se marchó.

A partir de aquí el Écija no gana un partido ni por casualidad, todo anda mal cuando los resultados no corresponden a los pronósticos emitidos, Surge un nuevo presidente el señor don José Ojeda Osuna para ver si la abstinencia goleadora afloraba en los partidos, pero ya nada se podía hacer. Poco después Televisión Española, sorprendía a los ecijanos en primera noticia del Telediario con estas palabras: “E] Écija C. F. se retira de la competición del Grupo XII de Tercera División”.

En la temporada 1964-65, nuevamente tenemos al Recreativo Ecijano, que, entre partidos amistosos, “Copa Primavera” cosecha grandes triunfos y en la temporada de 1965-66 se clasifica y juega en Categoría Regional con jugadores netamente locales, entre los que se encontraban: Rafa, Navas, Fali, Romero, Viera, Ramírez, Márquez, González, Pablo Márquez, Pedraza, Bayo y Blanco de salida inicial después le seguirían Juli, Jorge, Santacruz, Domínguez y Damián.

El futbol ecijano ha experimentado una radical transformación, la junta directiva, cosa insólita, es la misma desde hace tres temporadas, paso a paso se está preparando la vuelta de un nombre ya legendario, el Écija Balompié y la fundaci6n como club, tiene lugar en la temporada 1967-68, participando en la “Copa de Primavera”.

Al año siguiente ya lo tenemos militando en categoría provincial, quedando campeón del grupo, consiguiendo el ascenso al Segundo Grupo de la Regional Preferente, tras la inolvidable eliminatoria con el Utrera y el Posadas, clasificándose en esta nueva categoría en quinto lugar. Curiosamente he de comentarles que por aquellas fechas era presidente del Écija B. D. José Herrainz, el mismo hombre que veinticinco años después hiciera al Écija Balompié campeón del grupo y lo elevara a la categoría de tercera división.

Comienza la temporada 1969-70 con la Campaña de socios que fue lamentable, pues se pedía 500 socios y se inscribieron 400 y de ellos medio centenar se negaron a la hora de pagar, pero lo más lamentable fue que domingo tras domingo apenas si se vendían 500 entradas de general y sólo 70 de preferencia, no llegando nunca a 20.000 pesetas la recaudación en taquilla.

En la Temporada 1970-71, juega el Écija Balompié su permanencia en la categoría de Regional.

En esta misma temporada aparece un nuevo equipo local con el nombre de Écija Atlético, jugando en la categoría Provincial de Aficionados del grupo C.

En la Temporada 1971-72 se clasifica bien el Écija Balompié, pero no consigue llegar donde el aficionado suspira desde hace ya mucho tiempo a tercera división.

Comienza la Temporada 1973-74, y el Écija Balompié, sigue en Primera Regional con un buen plantel de jugadores, bastante buenos, pero lo que parecía concebir esperanzas no llego.

Estamos ya en la Temporada de 1974-75, un nuevo club de futbol comienza hacer rodar el balón, el nombre que ostenta es el de Juventud de Écija, el cual fue creado para dar al deporte de nuestra ciudad, una entidad propia, una base imponible del futbol que, con los años daría dividendos oportunos traducidos en jugadores, hacer cantera para el primer club representativo de Écija, llegándose a formar en su seno multitud de jugadores.

Ha participado en todos los campeonatos locales y provinciales, compitiendo en las categorías de Alevín, Infantil, Juvenil y Amateur, siguiendo una línea muy acertada.

En la Temporada 1974-75 todo sigue igual referente al Écija Balompié, queriendo y no pudiendo.
Comienzan el primer trofeo “’Sartén de Andalucía”.

Se va a comenzar la Temporada 1975-76 y se decía que el entrenador del Écija, lo quería el equipo de Coria. Esta misma temporada se crea la campaña del Socio Abonado. Su presidente el joven y dinámico don José Herrera Méndez. Los nuevos fichajes de Selu, García, Méndez y Andrés sirven para reforzar el equipo que venia componiéndolo los siguientes jugadores: Selfa, Juan, Moya, Ortiz, Sanz, Fali, Macia, Pepito, Ríos, Diaz, Javier, Solano, Alcántara, Manolito, Morejón y Carlos. Entrenador el joven y entusiasta Chaparro y como segundo entrenador Rafa, nuestro perenne descubridor de valores, que entrenaría además dos plantillas, la de Juveniles y Aficionados.

Durante los meses de Junio y Julio, se celebra el II trofeo “Sartén de Andalucía”.

En la Temporada 1977-78, vuelve el III trofeo “Sartén de Andalucía” con más fuerza que ediciones anteriores, es el torneo mas largo de todos los tiempos, estando formado esa temporada por los siguientes equipos: Genil, Freud, Juventud, Pta. Osuna, Villa Pilar, Concepción, San Pablo y Brillante.

La organizaci6n y el patrocinio estuvo a cargo del Écija Balompié.

En la Temporada 78-79, parecía tener más interés este trofeo que ver jugar al Écija Balompié que seguía sumido en el mayor de los letargos. En este IV trofeo local se incorporaron tres nuevos equipos El Valle, El Puente y el Jinete, este último compuesto por militares del Depósito de Recría y Doma en esta ocasión el campeón fue el Freud. Estos trofeos veraniegos se jugaban de noche bajo una estupenda iluminación. El aficionado y no aficionado encontraba alivio al sofocante calor que los ecijanos padecemos durante esos meses, por eso, muchos de ellos acudían en cantidad al estadio de San Pablo, representando a su barrio y de camino, si su equipo ganaba aquella noche aplaudir a rabiar.

La Temporada 1979-80, sigue el Écija Balompié en Grupo primero de la Primera Regional Andaluza, la presidencia la ocupaba don Manuel Cáceres Jiménez, el equipo técnico lo componía Paulino Martínez Caro como entrenador y como ayudante Rafael Fernández López (Rafa), la plantilla era la siguiente: Alcántara, Blanco, Cuqui, Manuel, Sevillano, Morejón I, Nino, Rodríguez, Toledano, Javier, Juan, Escobar, Morejón II y Sotillo. Esta temporada se estaba convencido de que el equipo subiría a la categoría de Preferente ya que se contaba con un equipo de la cantera al cien por cien, esa confianza la compartían 200 socios y 800 abonados al club Écija Balompié, la asociación de mayor afiliación de Écija, en donde casinos y peñas no suelen pasar de los 400 socios.

Lo que se presumió en la temporada anterior, tampoco se consiguió en ésta, de 1980-81, pues en lugar de subir, se bajó de categoría. El equipo estaba formado por los siguientes jugadores:
Alcántara, guardameta con doce temporadas en el club, Loro, Blanco, Requena, Freire, Cuqui, Sotillo, Pedraza, Nino, Morejón I, Juan, Manolito, Carmona, Morejón II, Melero, Diaz, Francis, Sevillano, Toledano, Placi, López, Sevillano II, Miguel y Conde.

Estamos ya en la Temporada de 1981-82 y en ésta como las anteriores tampoco coge el liderazgo el Écija, aunque al final de la contienda se clasifica en tercer lugar consiguiendo ser el máximo goleador con 99 tantos. El Marchena fue el campeón y el Lora fue segundo. Rafa se hizo cargo del equipo ecijano por enfermedad de Rojas.

El domingo 25 de abril, se jugó el partido entre el Écija Balompié y Villafranco en nuestra ciudad ganando los locales por 2 a 1, al final del mismo se produjo un incidente a la entrada del vestuario, interviniendo la Fuerza Pública.
Resulto detenido el jugador visitante Domingo. En la segunda parte del partido el visitante Carlos y el colegiado fueron alcanzados por algunas piedras lanzadas por algunos incontrolados del público. Los jugadores del Villafranco, muy molestos por el contrario ambiente, manifestaron al final que se dejarían perder los partidos con el Marchena y Lora para perjudicar al Écija, pero su entrenador José Pérez en una bronca fenomenal, replicó que antes de permitir eso alinearía a los juveniles.

Y así fue como paso aquella jornada desapacible por el viento reinante. E] equipo ecijano había presentado esta formación: García, Sotillo, Morejón, Cuqui, Pedraza, Diaz, Sevillano, Antonio, Nino, Candi, Reyes y Escobar.

Y estos fueron los datos de la competición:

* Campeón: MARCHENA B.
* Subcampeón: LORA C. F.
* Tercero y Máximo goleador con 99 tantos el ÉCIJA Balompié.
* Menos goleado: San José con 38 goles.
* Menos realizador CAZALLA con 28 goles
* Mas goleado: CAZALLA con 147 goles.
* Empató más: BARRIADA con 14 partidos.
* Perdió menos: MARCHENA B. 9 partidos.

El sábado 14 de Agosto de 1982 se celebró el I Trofeo “Ciudad de las Torres”, y en el Estadio de San Pablo, había una gran fiesta, pues el Écija Balompié conquistaba el primer trofeo, al imponerse al Betis Deportivo por 1 a 0 cuando sólo faltaban tres minutos, el tanto fue conseguido por Escobar. Gran ambiente, lleno y una animosa hinchada que apoyo correctamente al equipo local, fue invitado el colaborador deportivo de ABC don Manuel Carmona, que realizó el saque de honor. Hubo desfile de la Banda de Música bajo una extraordinaria iluminación, al final, el capitán del equipo ecijano, Escobar, recibía de manos del primer teniente de alcalde, don José Luis González Rabal, el magnífico trofeo de campeón.

Los protagonistas del Écija Balompié, de aquella memorable noche fueron los siguientes: Alcántara, Paqui, Cuqui, Pedraza, Morejón, Jorge, Juan, Reyes, Mejías, (Toledano), Gerardo, (Antonio) y Escobar.

En la Temporada 1982-83, el Écija Balompié era uno de los equipos de los calificados, aspirantes del Grupo 4° de Preferente, ya que poseía un buen equipo, una directiva que trabaja y una afición fiel que le apoya en todo momento siendo este el equipo:
Alcántara, Diaz, Pablo, León, Selfa, Curia, Morejón, Manolito, Reyes, Quigui, Juan, García, Martínez y Escobar. Entrenador don Félix Ruiz. Masajista Antonio y Antonio Álvarez.

El 19 de Junio de la temporada 83, el Écija Balompié celebra asamblea anual en la que se da cuenta de 190,000 pesetas de superávit que el club ha tenido. A continuación, se celebré asamblea extraordinaria para elección de presidente, resultando reelegido don Manuel Cáceres Jiménez, como único candidato presentado.

El sábado 13 de Agosto de esta misma temporada se celebró el II Trofeo “Ciudad de las Torres” la gran final estuvo a cargo entre el Écija Balompié y el C.D. Alcalá, venciendo los locales por 3 a 1.

En este partido hizo el saque de honor el doctor don Benjamín Aguilar Hidalgo, por su reconocida labor desinteresada en la medicina deportiva. La Agrupación Musical Ecijana amenizó el trofeo con notas de su repertorio.

Temporada 1983-84, en este torneo se esperaba que el Écija Balompié estuviese al final de la contienda en el primer puesto, pues entidad y recursos poseía, pero a juicio de muchos le faltaba un entrenador de prestigio al cuadro astigitano. De todas formas, su reacción final le permitiría obtener un quinto puesto que mejoraba el octavo de la primera vuelta. Los equipos quedaron así:
Campeón At. Palma del Rio, Subcampeón Marchena Balompié, el tercer puesto para el At. Algabeño, el cuarto puesto fue para el Montilla C. F. y el quinto para nuestro Écija Balompié.

En el mes de Agosto de la temporada 84, andaban muy alto los ánimos del Écija Balompié, tras la consecución del III Trofeo “Ciudad del Sol” ante equipos de la talla del Sevilla de Juveniles y el At. Palma del Rio, que militaba en el Grupo X de la Tercera División. El nuevo entrenador don José Infante, era el responsable de conseguir el ascenso de categoría. La plantilla que tenía a sus órdenes estaba compuesta por los ‘siguientes jugadores:
García, Tomas, Reyes y Pedro porteros.
Diaz, León, Morejón, Carlos, Placido, Molowny y Cuqui defensas.
Curia, Nino, Silvestre, López, A. Pedraza y Yaqui centrocampistas.
Sevillano, Reyes, Julio y Chico delanteros.

A estos hemos de unirles los que procedentes de otros equipos constituían el refuerzo para encarar la liga con ciertas garantías, entre los que se encontraban Carlos, procedente del Valencina, Silvestre de La Lantejuela y tres fichajes más pertenecientes de La Carlota León, Julio y Curia.

La Temporada 1984-85, tras la remodelación de los grupos de Regional Preferente, el Écija Balompié, es incluido en el cuarto grupo terminando en el torneo en e] quinto puesto de la clasificación, perdiendo otra ocasión de oro de subir, ya que su andadura en el grupo prometía ya la excelente clasificación.

Esta misma temporada el C.D. Utrera se proclamó campeón.

CLASIFICACION TEMPORADA 1984-85

C. D. Utrera ….. 56 puntos
Cádiz C.F. «B»…. 52 ”
Rivera F.C. …… 45 “
U.D. Cuervo …… 45 ”
ECIJA BALOMPIE … 45 ”

Se inicia la Temporada 1985-86 con los animas muy decaídos por parte de los aficionados tras: la no consecución del IV Trofeo “Ciudad del Sol” y la derrota del primer partido de competición, contra el Espera C. F.

El Écija Balompié, desde hace ya varias temporadas, siempre se contó con él como equipo favorito y a la hora de proclamarse campeón del grupo, ha decepcionado al aficionado, conformándose con un cuarto o quinto puesto.

Esta temporada que comienza entrena un nuevo preparador, el exjugador Antonio Pedraza Anguita, con una plantilla de 21 jugadores:
 Guardametas: Alcántara, García y Pedro.
Defensas: Antonio, Diaz, Freire, J. David, Yaqui, Pedro, Luis, Molowny y Salvi.
Medios: Caria, Nino, Manuel, Dani y Rivilla.
Delanteros: Guille, Escobar, Juanele, Sevillano y Antoñito.

El presidente seguía siendo, don Manuel Cáceres Jiménez.

El presupuesto fue de 8.000.000 de pesetas. Todos esperábamos que nuestros paisanos colocaran al club en cabeza del grupo y se presumía conectar con la tercera división, pero al final no pudo ser.

El Écija Balompié, en esta temporada de 1985-86, tenía equipos en las siguientes categorías: Alevines, entrenador Piru. Infantiles entrenador Rafa. Juveniles entrenador Manuel Wic.

Comienza la Temporada 86-87, que ha sido espectacular para el futbol ecijano, comenzando la liga en Regional Preferente, con resultados muy irregulares, Pero a partir de la décima jornada, después de que el entrenador don Antonio Muñoz concediera algunas bajas a jugadores que no dieron la talla suficiente como para pretender el ascenso, llegaron los buenos partidos y la reacción se reflejó muy pronto en la clasificación, donde el equipo fue jornada tras jornada, escalando puestos, pero nunca disfrutó del liderazgo hasta la última jornada. El C.M. San Juan, llegó aventajar al Écija Balompié en cinco puntos, pero la clasificación final quedo resuelta en la última jornada, cuando sanjuaneros y astigitanos empataron a dos tantos, proclamándose el Écija Balompié Campeón del grupo.

La temporada ha sido muy distinta de la primera a la segunda parte de la Liga. En la primera vuelta se perdió tres partidos y sólo ano en la segunda, contra el Marchena. El equipo que hizo la proeza de ser Campeones fue el siguiente: Sebastián, Antonio, Álvarez, Castro, Jiménez, Muñoz, Raya, Domínguez, Navarrete, Orozco, Richard, Moncayo y Adolfo, siendo este último, el máximo goleador con 21 goles.

DATOS DE LA COMPETICION

* Campeón: ECIJA BALOMPIE con 48 puntos.
* Subcampeón: AT. ANTONIANO con 47 puntos.
* Tercero: C.M.D. SAN JUAN con 46 puntos.
* Máximo goleador: ANTONIANO con 63 goles.
* Menos goleado: ECIJA B. con 23 goles.
* Mas Goleado: PORTACELI Con 79 goles.
* Empató más: BELLAVISTA: con 15 partidos.

El domingo 5 de Abril comienza la segunda fase de la Preferente, o sea el “Play Off’ de ascenso a la Tercera División y el primer encuentro tiene lugar contra el Montilla en la ciudad montillana venciendo el Écija por 2 a 0. Al domingo siguiente contra el temido Algeciras en Écija, empatando aun tanto, el árbitro de la contienda fue el onubense Ortiz Basilio, que tuvo una actuación nefasta. Aterrado, falto de recurso físico, sin condición técnica suficiente, anduvo como fantasma por el terreno de juego, sin conseguir jamás estar en el sitio donde se producían las jugadas. Los aficionados que acudieron como nunca a las: instalaciones del San Pablo dejaron en taquilla la bonita suma de un millón trescientas mil pesetas, pues se calcula que entraron 3.000 aficionados, siendo el precio de la entrada 500 pesetas.

El tercer partido lo disputa el Écija fuera, el día 16 de Abril (Jueves Santo) contra el campeón del grupo de Huelva, La Palma empatando a cero goles, El cuarto encuentro tiene lugar en nuestra ciudad el 19 de Abril, contra el Aguilarense, venciendo los ecijanos por 4 a 0. El quinto partido tiene lugar en Lebrija con el At. Antoniano, empatando 1 a 1 nuestro titular. El día primero de Mayo que fue viernes, empaté el Écija a uno con el San Roque de Lepe (Huelva). El día 3 de Mayo, vuelve nuevamente a empatar a un tanto, en el San Pablo con el Ubrique Industrial. Se termina la primera vuelta donde el Écija mandando en el grupo empatando a 9 puntos, con el Algeciras y San Roque, pero comienza la segunda y el Écija es bajado del pedestal por el Montilla, que lo derrota por 3 a2 en el estadio San Pablo, el día 10 de Mayo, (ultimo de Feria) en nuestra ciudad. Se viaja a Algeciras y vuelve a perder los ecijanos por 2 a 0. El 24 de Mayo nuestro titular, se enfrenta a La Palma onubense en Écija y nuestro titular, se alza con el triunfo por 4 a 0. Nuevamente viajan los astigitanos, en esta ocasión a Aguilar de la Frontera y pierde por 2 a 0, contra el Aguilarense. El 7 de Junio, vence el Écija Balompié al At. Antoniano por 2 a 0, en el estadio ecijano. El día 14 de Junio nuevamente vuelven a jugar los ecijanos en el San Pablo, contra el San Roque, ganándoles por un gol a cero, entrando ya, en el grupo de los ascendidos a Tercera División.

El jueves 18 de Junio tiene lugar para el equipo representativo de Écija, el último partido, contra el Ubrique Industrial, perdiendo los ecijanos, por 3 a 0, partido éste, que significaba muy poco para los chicos de Muñoz, pero que resultó accidentado, sobre todo para el preparador ecijano don Antonio Muñoz, que fue expulsado junto con el ubriqueño don Manuel Borrego.

Se terminó la fase de ascenso a Tercera División, siendo el Algeciras un brillante campeón. El Ubrique Industrial fue segundo, tercero nuestro Écija Balompié, Montilla C. F, alcanzó el cuarto puesto, At. Antoniano consiguió el quinto, San Roque el sexto, Aguilarense el séptimo y el último lugar lo ocupó La Palma.

Después de veinticinco años, el Écija Balompié recupera la categoría de la Tercera División y con estas bodas de plata, también se celebra el ascenso del club filial a la Liga Nacional Juvenil.

La próxima temporada 1987-88 con la ampliación del grupo, nuestro titular tendrá que jugar en el Grupo X de la Tercera División cuarenta y dos jornadas, lo que la liga se hará interminable y obliga a nuestro club a tener una buena plantilla de jugadores.

La directiva ecijana, en un esfuerzo de titanes, tiene fichados los siguientes jugadores: Corrales, Babi y Cotorra procedentes del Pilas. Benítez del Sevilla. Guisado del Arahal y Rogelio del Dos Hermanas.

Hasta aquí, enumeradas las altas, de las bajas me ha sorprendido la del bético Orozco y del ex-sevillista Richard. También han causado baja en el club, Manuel, Castro, Manolo Jiménez y Félix Navarrete.

Faltan ya pocas semanas para el comienzo de la temporada oficial y el cupo de fichajes no se ha cerrado, según el secretario técnico Manuel Jiménez, que entiende que la afición está volcada, hay auténtica fiebre con el equipo ecijano «y nos vemos obligados a estar, Una vez más, entre los de arriba.

La presentación oficial de la plantilla del Écija Balompié, tuvo lugar el pasado 21 de Julio, ante una afluencia masiva de aficionados, acto ya tradicional que implica el comienzo de los entrenamientos.

Según un portavoz del Excelentísimo Ayuntamiento ecijano, la remodelación del estadio San Pablo, esta presupuestado en 32 millones de pesetas, que como tarea primordial sería el sembrado del césped del terreno de juego y gradas para 1.136 aficionados, vestuarios y demás servicios, siendo muy probable, que debido a las obras y estando próximo el comienzo del torneo, los primeros partidos tengan que jugarse en alguna localidad cercana.

EL EQUIPO

Emoción hasta el final, pusieron los hombres del Écija Balompié en el campeonato y en el ascenso a Tercera División, funcionaron como la máquina de un buen reloj, vivieron juntos, en apretado bloque cada encuentro, que parecía una final.
Esplendida lección de futbol dio el equipo ecijano, sobre todo en el campeonato conseguido, siendo justo campeón, poniendo mucho ardor en la lucha, dirigidos magistralmente, preparados y orientados por el entrenador Muñoz.

EL PRESIDENTE: José Herrainz Caraballo

Le ha cabido el orgullo de hacer campeón del grupo sevillano al Écija Balompié, y de retomarlo después de veinticinco años a la categoría de Tercera División.

Este hombre licenciado en farmacia, es un entusiasta entregado en cuerpo y alma a los colores de su equipo, robándose así mismo su tiempo de ocupaciones, llevando personalmente las riendas del brioso club, elevándolo a la victoria, al entusiasmo y por qué no decirlo, a días de alegría y de júbilos en nuestra ciudad.

Este hombre ofensivo y pacificador, lo de ofensivo porgue no se ha detenido ante nada para alcanzar el éxito y la victoria y lo de pacificador porque en su mandato, ha unido a dos clubs ecijanos que llevaban muchos años irreconciliables, como son el Juventud y el Écija Balompié, cierto es que el equipo representativo de nuestra ciudad, cuenta con una directiva en apretado hermanamiento, que colaboraron con su presidente don José Herrainz, el secretario don Fernando Santacruz y don Manuel Gómez, don José Herrera, don Manuel Rojas, don Fernando Castellano, don Juan Caraballo, don Antonio Olmedo, don Alejandro Pérez, don José Luis González y don Manuel Morales, todos ellos con algunos señores más, han hecho posible que ambos clubs sigan en buena armonía y estén ayudándose mutuamente, para bien del futbol ecijano.

EL ENTRENADOR: Antonio Muñoz

Ha repetido la hazaña al frente del Écija Balompié, al ascender el equipo a la Tercera División, y digo que ha repetido la hazaña, porque en la temporada 1984-85 logró hacerlo con el Pilas, en la de 1985-86 con el Dos Hermanas y la recién finalizada al Écija Balompié, convirtiéndose en el entrenador más cotizado de! futbol regional andaluz, tres temporadas, tres ascensos.

Antonio Muñoz, con anterioridad, salva al Pilas de descender a Segunda Regional y un año después, lo subió a Preferente, anteriormente había sido entrenador del Albaida. Benacazón, Castilleja y Barriada, consiguiendo de este último equipo el ascenso a Primera Regional, con este nuevo triunfo al frente del Écija Balompié, se he hecho acreedor de ser el técnico más preciado de cuantas componen la “rueda” de entrenadores andaluces.

Antonio Muñoz, en los clubs anteriores no renovó contrato, pero en el Écija Balompié le han mejorado las condiciones profesionales y continuara por un año más.

Solo nos resta desearle a este hombre ecuánime, que ha conducido al equipo representativo de nuestra ciudad por el camino de la victoria y materialice en su nueva andadura, come es la Tercera División, otra nueva hazaña, con un nuevo triunfo a la Segunda «B».

EL PUBLICO

El principal protagonista del espectáculo deportivo es el aficionado y no podía quedar atrás de estas páginas, ya que ha colaborado con el ascenso del Écija Balompié a Tercera División.

Los directivos y jugadores del club, pueden estar contentos del papel tan importante desarrollado a lo largo de la temporada y del Play Off de ascenso, de este público, que tuvo fe en sus componentes.

Entre los viajes de la febril hinchada ecijana que acompañó al equipo, fue el de San Juan de Aznalfarache, donde se jugó contra el C. M. San Juan, que se empató a dos goles y se proclamó nuestro club campeón del grupo de Sevilla, donde el número de paisanos desplazados fue tan grande, que las arcas Sanjuaneras se incrementaron con más de un milld6n de pesetas.

Luego, en la fase de ascenso a tercera división, la afición seguía volcada con el equipo, viajando a Montilla y otras poblaciones, sin olvidar las entradas masivas al San Pablo, con sus palmas, vitoreando a su equipo, imprimiéndole en cada encuentro un colorido singular con sus banderas e instrumentos eufóricos, constituyendo el entorno de los nuevos tiempos.

El pasado día 21 de Julio, en la presentación de la plantilla ecijana, se pudo comprobar la gran cantidad de personas, que acudieron al San Pablo indicándole al club, que su afición esta con él.

LA RADIO

También colaboro Radio Écija al ascenso del Écija Balompié, pues siempre ha estado al servicio del futbol ecijano, muy ligado al club, a su directiva al aficionado, gestando hinchada para que acudieran o escuchara éste o aquél encuentro poniéndole emoción en las retransmisiones de muchos partidos, contándonos todo lo que sucedía en el terreno de juego y fuera de él, para aquellos que no podían desplazarse.

La radio ha sido un gran aliciente para todos los oyentes y nos ha hecho vibrar de júbilo su locutor con los goles del equipo ecijano y a través de ella, ha ido desmenuzando la noticia, sobre todo lo que acontecía en el deporte de nuestra ciudad.

Hay que agradecerle a su director, tan acertada labor y bien hacer profesional.
En muchas ocasiones, la radio, ha tenido a disposición del deporte ecijano, a su personal humano, control e instalaciones, en especial, para con nuestro Écija Balompié.

Durante los años balompédicos, surgieron multitud de equipos ecijanos que practicaron el futbol en nuestra ciudad, bien en torneos locales o provinciales, cuajándose buenos jugadores que luego militaron en otros representando a Écija, yo al comienzo de esta Historia del Futbol Ecijano, menciono algunos entre sus páginas, pero quedaban otros que merecen ser incluidos en dicha historia.

En la temporada de 1958-59, teníamos al Induscrin del cual fueran presidente de honor don Ramón Freire y don Emilio Morente, también por esta época teníamos al Astigitana, Merced, Igsoma, Instituto Laboral.

Mas tarde por el año 1962, salió el At. Ecijano pegando fuerte que en el 63 fue campeón local, el 64 subcampeón, el 65 nuevamente campen, dicho equipo lo formaba por aquellas fechas los siguientes: Ramos, León, Jiménez, González, Jacinto, Pedro, M. Mateos, Manolin, Bermudo, Antonio y Fuqui el presidente y el preparador era Miguelin Caraballo. Luego vendría el San Martin de Porres, equipo este, donde se formaría nuestro ya veterano Antonio Pedraza. En el año 1968, tenemos el Ciudad del Sol, el Circulo, el Jar y Don Bosco. En el año 1970, tenemos a la Balompédica Salesiana, el Rayo Astigitano y otros. En la temporada 1982-83, vuelve el Mayor Balompié de la mano del Écija Balompié, jugando em Segunda Regional «B», luego, en la temporada siguiente desaparece. También en esta temporada aparece el C. F. Montulia.

A lo largo de la historia futbolística de nuestra ciudad, han destacado infinidad de buenos practicantes del balompié ecijano, reseñaré algunos de los muchos que hemos tenido y que más fama cosecharon: Gabella, Botina, José García Ojeda “El Pirro”, que se formé en el equipo infantil de la Milagrosa que rigieron los P.P. Paules en la temporada 43-44, luego al Xerez, en la temporada 47-48 al Olímpica Jiennense, más tarde lo tenemos en el Recreativo de Huelva, en la temporada 49-50 en la Balompédica Linense, de la 50 a la 53, en el Real Jaén de 1ª División y más tarde, en el Córdoba,

Enrique Martin Cano “Enriquito”, que se formé en el Imperial, luego paso al C. D. Écija hasta la temporada 1953-54, luego fichó por el Martos, más tarde en equipos de tercera división, para terminar en el R, Jaén de 2ª división.

Lora, conocido por el Kiki taraje, uno de los guardametas más valientes que ha tenido nuestra ciudad.

Fermín, Pichi, Pablo, Blázquez y Miguelacha, este último, jugó en el Cáceres y en el Extremadura, Santacruz, Agustín y Juli, primero en el Recreativo Ecijano, más tarde en el Écija Balompié.

Antonio Pedraza Anguita, un polémico jugador, aclamado por unos y criticado por otros, formado en el juvenil del San Martin de Porres en los años 63-64, después pasaría al Recreativo Ecijano, más tarde lo llama el Sevilla juvenil y juega varios partidos, vuelve a nuestra ciudad y crea el Écija Balompié en unión de otros, a los pocos años vuelve a marcharse de Écija y le vemos jugando en el Alcalá, más tarde en el Sevilla a las órdenes del míster Marx Merkei, que jugaría varios partidos internacionales, por tres temporadas, hasta que ficho por el Linares, donde estuvo cuatro años, más tarde, en el Real Jaén cuatro años de los cuales dos, jugaría en segunda división y dos años en el Mérida. En el año 1983, ya lo tenemos en Écija, donde juega, y en la temporada 1985-86 es el entrenador del Écija Balompié.

Rafael Fernández López (Rafa), jugó en los equipos ecijanos de la liga Provincial de Juveniles del Pta. Cerrada y Merced, en el Recreativo Ecijano, Écija C.F. y Écija Balompié y en los equipos Sevillanos Maestranza Aérea, A.D. Cros, Carmona y Utrera. Como jugador tiene dos ascensos a tercera y un campeonato de España de aficionado y como entrenador, ascender al Écija Balompié a Regional Preferente en la temporada 68-69 y un puesto de Subcampeón en la temporada 70-71.

Hoy Rafa, a los 47 años de edad y 36 en torno al fútbol, sigue en la brecha, entrenando equipos de futuras promesas para el titular ecijano.

Ríos, galardonado con el escudo de oro del club Écija Balompié.

En la actualidad hay muy buenos jugadores ecijanos en otros equipos como Melena, Lito y otros.