SAN PABLO APOSTOL Y LA CIUDAD DE ECIJA
POR D. MANUEL OSTOS OSTOS (Amigos de Écija-1984)

IMAGENES DE SAN PABLO EN ECIJA

San Pablo Patron de EcijaEn la Iglesia de Santa Bárbara y en el altar principal de la nave del Evangelio, está la que mandó hacer la Ciudad y fué terminada el año 1575 por el escultor ecijano Salvador Gómez de Navajas. Esta es la que se lleva todos los años en solemne procesión á la Iglesia de Santo Domingo, el día 25 de Enero, fiesta de su Conversión, donde se celebra la solemnidad votada en 1436.

En esta misma Iglesia de Santa Bárbara y en la Capilla del Señor del Mayor Dolor, existe un medallón de buena talla antigua, de alto relieve, como de metro y medio de alto por una anchura proporcionada de la Aparición del Santo Apóstol tantas veces mencionada en este opúsculo.

En la Parroquia de Santa Cruz, el altar del Sagrario está dedicado al mismo asunto. Es un alto relieve, con las figuras de tamaño natural, representando la citada Aparición. En esta misma Iglesia, y sobre la puerta que llaman de los escalones, por su parte interior, hay un lienzo colosal en que se pinta la misma escena.

De la referida Aparición existe otro lienzo en la Iglesia de Carmelitas Descalzas, vulgo Monjas Teresas, y otro de asunto idéntico, si bien de mayores proporciones, en la Iglesia de Santo Domingo, sobre la entrada á la Capilla de la Virgen del Rosario.

En la misma Capilla hay un altar dedicado al Santo Apóstol, en el cual altar, además de la imagen del Santo que está en la hornacina del centro, hay dos medallones á los lados, representando uno la Aparición y el otro al Santo predicando. Tal vez aluda á su predicación en Ecija. En el mayor de esta Iglesia de Santo Domingo, en una de sus hornacinas principales del centro, está colocada una gran escultura del referido Santo Apóstol, como también sobre la fachada exterior de dicho templo hay otra, estando dicha Iglesia y Convento dedicados al mismo glorioso Apóstol.

En la Parroquia de Santiago, á cuya feligresía. pertenecía la casa de Antón Fernández de Arjona, hay otro altar dedicado al Santo, y en él una escultura del mismo de tamaño natural.

Otro tiene dedicado en la Iglesia de la Victoria; es el frontero del lado de la Epístola; escultura también de tamaño natural. En el sitio que este altar ocupa dicen las Historias haber estado la habitación del joven Antón, donde la Aparición tuvo lugar.

En la Iglesia de la Concepción, que fué de Mercenarios descalzos, en la primera capilla entrando á la derecha, hay un grupo de escultura, tamaño poco menos que el natural, representando la referida Aparición.

No citamos las estatuitas y pequeños cuadros existentes en las diversas y numerosas Iglesias de esta Ciudad.

En la escalera principal de las casas Consistoriales de ésta, hay un gran cuadro de colosal tamaño, pintura en lienzo, representando al Santo Apóstol, obra moderna (todas las pinturas y esculturas citadas son antiguas) de la pintora ecijana Srta. Dolores Hernández Moyano.

Abundan en las casas particulares unas láminas ó estampas que en 1778 delineó en Madrid Manuel de la Cruz y esculpió Juan de la Cruz, según en las mismas se hace constar, las que representan la Aparición del Santo. El joven Antón en la cama y el Santo Apóstol en rompimiento de gloria en el acto de cogerle la mano para añudarle los dedos, é indicándole una cruz, sobre la cual está el escudo de la Orden de Santo Domingo. Esta lámina es copia del alto relieve que existe en la Iglesia de Santa Bárbara, de que hemos hecho mención, y el que debió servir también de diseño para el altar de la Aparición existente en Santa Cruz. La lámina tiene este letrero: El glorioso Apostol San Pablo Patrono de Ezija.=Avierto d devoción de un rendido devoto suyo de dicha Ciudad.

A la entrada de la Ciudad, por la carretera de Madrid, y pasado el puente, existe un monumento de piedra, formado por bonita base, esbelta y elevada columna, y sobre ella la estatua del Santo Patrono de tamaño colosal.

Cuando niños, veíamos á la salida de la Ciudad y comienzo del camino que conduce á la Ermita del Humilladero y que conducía entonces á la Iglesia y Monasterio del Valle, todavía en pie, dos postes de ladrillo ó piedra y sobre cada uno de ellos un nicho, con la imagen de nuestra Patrona la Virgen del Valle el uno; el otro con la de Señor San Pablo.

Estos postes y las imágenes de los Santos Patronos desaparecieron hace muchos años; como habrán desaparecido muchos vestigios de la devoción á nuestro Santo Patrono, con tantos Conventos é Iglesias como las impías revoluciones fiera ó mansamente han destruido en nuestra religiosísima Ciudad; con tantos retablos é imágenes de Santos como existían en sus calles y plazas y en los caseríos de su dilatado término rural y ya no existen.

¡Pobre Ecija! Menguó en su fe que la hizo tan gloriosa y grande; menguó en su devoción al Santo Patrono, que tanto la enalteció, tanto la protegió y aun tanto la protege. Menguó en su fe… ¡Y qué menguada se encuentra en todo! ¡Pobre Ecija!

¡Es esta aquella Ciudad gloriosa entre las más gloriosas de la Andalucía y aun de España! . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
¡Glorioso San Pablo Apóstol, ruega por Ecija, ruega por nosotros.

<<<<>>>>