PASEO POR LA ÉCIJA ROMANA IMPERIAL.
Por D. José Noguera Ternero. Revista Feria de Écija 1969.

Puente Romano EcijaTe invito amigo lector, a dar un paseo por nuestra Écija, en los años del imperio.

Iniciamos el recorrido en el Puente sobre el Genil (1), y observamos un maremagnun de piedras que son preparadas por diestros canteros, hasta conseguir de ellas los magníficos sillares de arenisca que habrán de dar forma a los pilares de sus arcadas.

Por la margen izquierda del río seguimos hacia arriba y a pocos pasos podemos contemplar, como los esquifes descargan en un pequeño muelle (2), la sal de nuestro termino, que de éste punto se distribuye a toda la comarca.

Abandonamos el muelle por el tejar de Arebilla (3), y vemos en perfecta alineación, magnificas ánforas de barro, tégulas e hidrias, y en las piscinas los alfareros se afanan en preparar el barro, con pies y manos, para una nueva hornada.

Foto antigua Iglesia de San Gil EcijaNada mas abandonar la alfarería, se levanta majestuoso ante nosotros, el palacio romano del Altozano (4), y por la puerta del Agua (5) vemos penetrar en el una centuria a caballo, que dan custodia a las monedas que servirán para pagar las soldadas a los legionarios que tienen establecido su campamento en la ciudad.

De aquí, nos dirigimos a la parte sur (6) siempre sobre un magnifico pavimento de piedras javalunas (7) y al comedio del camino, nos sale al encuentro nuestro amigo Lucio, quien amablemente nos invita a visitar su casa (8) y ver las reformas que realiza para lo cual ha traído de Roma expresamente a especialistas en mosaicos, para pavimentar el triclinio (9), en emulación del que posee Marco, cerca del palacio romano y cuyo motivo es el toro farnesio.

Llegamos a la puerta del sur, donde se celebra el mercado. Allí se encuentran los más variados productos, no sólo de la Bética sino del Imperio.
El circo (10) no está distante, y por ser día de pruebas, nos acercamos a él y vemos a los gladiadores y atletas, adiestrándose en la arena. Y en los fosos a las fieras que últimamente han venido de África.

Volvemos al centro de la ciudad, no sin antes visitar la necrópolis (11), la magnificas esculturas y lapidas perteneciente a los enterramientos de ricos patricios.

De regreso, ya en la plaza (12), nos acercamos a los baños, para un descanso, y a la salida nos encaminamos hacia el Templo al Sol (13), para dar gracias al Dios y rogarle siga enviando sus rayos bienhechores sobre Astigi.

CITAS:
(1) Puente sobre el río Genil. (2) Restos de obras en Miragenil. (3) Fábrica del Sr. Martín Caro. (4) Actual “Picadero”. (5) Bajada de la calle Alcázar. (6) Puerta de Osuna. (7) Acerado de lozas de piedra que actualmente poseen muchas calles de Écija. (8) Donde se encuentra el Cinema San Juan. (9) Mosaico existente en el Museo Provincial “El Triunfo de Baco”. (10) Actual Plaza de Toros. (11) Explanada de San Gregorio. (12) Iglesia de Santa María. (13) Iglesia de Santa Bárbara.