PERSONAJES ECIJANO – JOSE TRIGUERO LAGUNA “TRIGUITO”
REVISTA FERIA DE ECIJA – 2015
Autor: Maoldi

Personaje Ecijano "triguito"Al pasear por las calles y plazas de nuestra querida y milenaria ciudad de Écija, no sólo podemos ver el patrimonio con el que contamos gracias al legado de las distintas civilizaciones y culturas que en su día se asentaron en la vieja Astigi, sino que también se nos vienen a la mente infinidad de vivencias que hemos tenido en las diferentes etapas de nuestra existencia y nos transportamos en el tiempo.

En uno de esos paseos, al llegar a la plaza de Santa Cruz, se me vino a la memoria un personaje muy popular y que dejó huella entre los ecijanos que ya tenemos vivido mas de medio siglo y peinamos canas. Esa persona a la que me refiero no es otra que José Trigo Laguna ”Triguito”, el cual lo recordamos con cariño por sus peculiaridades e idiosincrasia.

Este hombre padecía de trastornos psíquicos o como se suele decir, estaba “loco” y además era tuerto. Vivía en la calle Trascampanario y todos los días aparecía por la calle José Canaleja arrastrando una silla de madera con asiento de enea, hasta que llegaba a su sitio de costumbre que era la Plaza de Nuestra Señora del Valle, delante de la Parroquia Mayor de Santa Cruz, donde permanecía toda la mañana sentado en su silla y saludando a todo el que por allí pasaba, además de tatarear alguna que otra canción de las que a él le gustaba, porque era muy aficionado a la música, como podemos ver en la imagen, donde se encuentra portando una bandurria que le dio José Carmona Campuzano “El Pio”.

“Triguito” siempre llevaba además de la silla un palo en la mano, así como un jarro de lata sujeto por una tomiza de esparto bien al cinturón, a la silla o incluso se lo colgaba del cuello. Solía vestir con una blusa de color gris con bolsillos de parches y pantalones con señera o de pana; una pelliza rodeada por un cinturón, la cual utilizaba incluso en verano y cubría su cabeza con una gorra de color gris oscuro.

Debido a su problema psíquico, había veces en las que intentaba dar un garrotazo con el palo a la gente que pasaba junto a él e incluso las insultaba, como a su familia, que la ponía como un guiñapo, pero en cambio, cuando él se encontraba mejor les preguntaba que si le hacia falta algo de ropa, zapatos o comida y de aquello que les pedían él le hacía un papel firmado en el que ponía por el artículo que valía y ellos lo entregaban en el comercio donde fueran a comprar, pues todo el mundo daba fiado a “Triguito”, porque era muy buen pagador.

Triguito y su familia de EcijaJosé Trigo, además del problema que sufría, era también una persona con mal genio, solitaria y muy desconfiada, no dejando entrar a nadie en su casa, ni siquiera a su propia familia y eso que, su hermana Rosario primero y luego su sobrina Josefa, iban todos los días a llevarle la comida, pero nunca las dejaba entrar, solo entreabría la puerta y cogía la comida sin más conversación.

“Triguito”, falleció el 13 de septiembre de 1981, a los 80 años, pues un día de los que su sobrina llegó a dejarle la comida y después de llamar a la puerta con insistencia, José no le abría, por lo que entró a la casa de una vecina y desde la azotea pudieron ver en el patio el cuerpo yacente de “Triguito”, teniendo que saltar de una casa a la otra para poder abrir la puerta y una vez allí dentro pudieron comprobar que la vivienda se encontraba como se suele decir “mangas por hombros” y con mucha suciedad, apareciendo entre otras cosas muchas monedas y quesos de gran calidad que él iba comprando y almacenando.

Ya para finalizar, decir que este personaje quedará por mucho tiempo en la memoria de los ecijanos, ya que gracias a él casi todo el mundo solemos utilizar la conocida frase de “estás más loco que Triguito”, cuando nos referimos a alguien que hace o dice cosas que no las consideramos normales.